R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

viernes, 15 de marzo de 2019

🐟 Viernes de Cuaresma: Rezo del Santo Vía Crucis y Abstinencia

Breve Via Crucis

Por la señal... Señor mío, Jesucristo..
 

+ Imprimatur, Eduardus Card. MacCabe, 1883

- Catholic Harbor of Faith and Morals

Traducidos por Angie W.

I. ESTACIÓN. 
 Jesús es sentenciado a muerte.

 

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.




Jesús mío, muchas veces he firmado tu sentencia de muerte por mis pecados; Sálvame con tu muerte de esa muerte eterna que merezco.
  V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.

II. ESTACIÓN. 
Jesús carga con la cruz



 
V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.


 
Jesús mío, que por tu propia voluntad tomaste la pesada cruz que te hice con mis pecados; Hazme saber el peso de ellos, y sentir pesar por ellos mientras vivo.
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.


III ESTACIÓN. 
Jesús cae por primera vez

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
 
Jesús mío, la pesada carga de mis pecados te ha hecho caer bajo la cruz. Jesús mío, los aborrezco, los detesto; Te ruego que los perdones; Ayudado por tu gracia, nunca los volveré a cometer.

 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.


IV. ESTACIÓN.  
Jesús encuentra a su afligida Madre.



 
V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

 
¡Jesús, el más sufriente! María, madre, la más dolorosa! Si en el pasado por el pecado te he causado dolor y tristeza, pero por gracia divina ya no será así, sino que te amaré fielmente hasta la muerte.
 
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.



V. ESTACIÓN. 
Simón el Cirineo le ayuda a llevar la cruz



 
V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
 
 
 
Mi Jesús, feliz fue el hombre Cirineo , que te ayudó a llevar la cruz. Feliz seré si yo también te ayudo a soportar la cruz, sufriendo con paciencia y con buena voluntad las cruces que me enviarás durante la vida. Jesús mío, dame la gracia para hacerlo.
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.



VI. ESTACIÓN.  
La Verónica limpia el rostro de Jesús.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
 
 
Jesús compasivo , que te dignaste a imprimir tu rostro sagrado sobre el lienzo  con el que Verónica te limpió el sudor de tu frente,  te ruego que imprimas profundamente en mi alma, el recuerdo duradero de tus dolores más amargos. 
 
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.



VII.  ESTACIÓN.  
Jesús cae por segunda vez


V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
 
 
Mi Jesús, muchas veces he pecado y por pecar con frecuencia te he hecho caer bajo la cruz. Ayúdame a usar medios de gracia tan eficaces, para que nunca vuelva a caer en el pecado.
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.



VIII. ESTACIÓN. 
Las mujeres de Jerusalén lloran por Jesús.



 
V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
Mi Jesús, que has consolado a las mujeres piadosas de Jerusalén, que lloraron por verte tan atormentado, consuela a mi alma con Tu misericordia, porque solo en Tu misericordia está mi única confianza. ¡Oh, que nunca pueda fallarte!
 
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.



IX. ESTACIÓN. 
Jesús cae por tercera vez

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
Jesús mío, por los amargos dolores que soportaste, cuando por tercera vez caíste bajo la pesada cruz, ¡oh! nunca, nunca me dejes caer, sino déjame morir antes de que vuelva a pecar mortalmente.

 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.



X. ESTACIÓN. 
Jesús es despojado de sus vestiduras.


V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
 
 
Mi Jesús, que fuiste despojado de tus ropas y empapado de hiel, despójame  del amor por las cosas terrenas, y hazme detestar a todos los sabores del mundo y del pecado.
 
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.



XI. ESTACIÓN. 
Jesús es clavado en la cruz.


 V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
 
 
Jesús mío, por esos dolores agonizantes que soportaste cuando los crueles clavos te atravesaron tus tiernas manos y los pies, y los clavaron en la cruz, hazme crucificar mi carne con el espíritu de la verdadera penitencia cristiana.
 
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.


 XII. ESTACIÓN. 
Jesús muere en la cruz.


 V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

Jesús mío, tres horas agonizaste  en la cruz, y luego moriste por mí; déjame morir antes de que vuelva a pecar, y si vivo, que viva para amarte y servirte fielmente.
 

 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.



XIII. ESTACIÓN. 
El cuerpo de Jesús es bajado de la cruz.


V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
 
 
María, madre dolorosísima, la espada de la aflicción  atravesó tu alma cuando viste a tu amado Hijo Jesús yaciendo sin vida en tu seno; Pide para mí un odio por el pecado, que fue la causa de su muerte, y te hizo sufrir mucho; y luego obtén para mí la gracia de vivir una verdadera vida cristiana, y salvar mi alma.
 
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.



 XIV. ESTACIÓN. 
El cuerpo de Jesús es colocado en el sepulcro



 
V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
  R. Porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.
 
 
 
Jesús mío, contigo en la tumba, yo deseo que pueda permanecer como si estuviera muerto (para las cosas del mundo); y si vivo, deseo vivir solo para ti, para que algún día pueda ir contigo a probar la dicha del cielo, el fruto de tu pasión y muerte dolorosísima. Amén.
 
 
 V. Padre nuestro,  Avemaría y Gloria Patri
  R. Ten piedad de nosotros, Señor.
  V. Ten piedad de nosotros.


LET US PRAY.
O GOD, who by the precious blood of Thy only begotten Son didst sanctify the standard of the cross, grant, we beseech Thee, that those whose joy is in the same holy cross, may rejoice also everywhere in Thy protection: through the same Christ our Lord.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Rezar 100 Avemarías en latín en la Fiesta de la Asunción por una necesidad urgente

  Según una tradición durante la fiesta de la asunción se rezan 100 Avemarías pidiéndole a la virgen que durante su fiesta nos conceda el fa...