R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

martes, 28 de febrero de 2023

Los obispos africanos marcan el comienzo de la Cuaresma con un llamado a luchar contra la propaganda LGBT y la homosexualidad

 'Algunas personas ahora no son conscientes del Evangelio. Es hora de que nos alejemos de nuestras malas acciones y volvamos al Señor.

Obispo Santus Wanok



(LifeSiteNews) — Los obispos y sacerdotes católicos de Uganda han instado a los fieles a utilizar la temporada de Cuaresma para arrepentirse de pecados graves como la homosexualidad y luchar contra la propagación de la propaganda pro-LGBT respaldada por Occidente.


Según el medio de noticias ugandés Daily Monitor, el clero de varias diócesis ha marcado el comienzo de la Cuaresma con llamados al arrepentimiento y al ayuno, especialmente dada la amenaza de la ideología LGBT y su corrupción en la sociedad.


El reverendo Sanctus Lino Wanok, obispo de la Diócesis de Lira, le dijo a su rebaño que no “atrajera a nadie al pecado de la homosexualidad, ya que no es humano; es la muerte, de la cual la humanidad debe arrepentirse.”


“Dios quiere la salvación para esa persona y esa persona puede salvarse si la liberamos de eso”, agregó.


El padre Agabito Arinaitwe, párroco de la parroquia católica Uganda Martyrs, lamentó el aumento de casos de hombres y mujeres que se identifican como LGBT y actúan como si la homosexualidad fuera un “derecho humano”.


“Algunas personas ahora no son conscientes del Evangelio. Es hora de que nos alejemos de nuestras malas acciones y volvamos al Señor”, dijo.


LifeSiteNews ha estado informando sobre los valientes católicos en África que se oponen a los intentos liderados por Occidente de normalizar la homosexualidad, el aborto y la anticoncepción entre su gente. El obispo Joseph Mwongela, de la diócesis de Kitui, Kenia, le dijo a LifeSiteNews que los fieles católicos deberían estar dispuestos a ser martirizados por las verdades fundamentales sobre la vida, el matrimonio y la familia.

Seguir Leyendo la Noticia en LifeSiteNews




Fidelidad a Prueba de Fuego. Santos Mártires de Uganda.

lunes, 27 de febrero de 2023

Bergoglio no solo tiene crisis de fe, sino que la niega y desafía la Ley Natural Divina

 

Precaución: El libro 'el Pastor' contiene las opiniones heréticas de Bergoglio con las que contradice el catolicismo y desafía la Ley Natural Divina.



Noticia de Gloria TV

Sin sorpresas: Francisco admite una “crisis de fe”

En El Pastor, segundo libro-entrevista publicado por Francesca Ambrogetti y Sergio Rubin, el papa Francisco vuelve a admitir que ha tenido [¿y tiene todavía?] crisis de fe.


Para él,⚠️ 💀 “una fe que no nos pone en crisis es una fe en crisis”. Más allá de este insensato juego de palabras, en el cristianismo la duda es pecado.

Con respecto a la homosexualidad, Francisco se entrega al victimismo y se lamenta de que hayan “sufrido” por ser “rechazados por la Iglesia”.




Precaución⚠️Opiniones heréticas de Bergoglio: 💀 “Quiero que sepan que no se trata del 'rechazo de la Iglesia', sino de 'personas de la Iglesia'”, (dijo desafiando la Ley natural Divina). Por el contrario, San Pablo dice en la Carta a los Romanos que la caída en la homosexualidad implica un rechazo de Dios.






Después, Francisco declara que nunca ha pertenecido al partido peronista en Argentina, ni siquiera como simpatizante [porque el peronismo apelaba a los sectores pobres de la sociedad].

Francisco afirma que su “intención” de visitar Argentina sigue ahí, mientras que todo el mundo sabe que nunca sucederá. “Es injusto decir que no quiero ir”, protesta. Pero si hubiera querido, habría ido hace mucho tiempo.

“Me siento joven”, dice refiriéndose a su edad: “no puedo decir cuántos años, pero me siento joven”.

Por último, Francisco admite que como Papa a veces hace “cosas novedosas”, calificándolas de “creativas”, mientras que simplemente siguen el libro de jugadas de los que están en el poder.

 Os lo he dicho ya, y os lo repito: Cualquiera que os anuncie un evangelio diferente del que habéis recibido, sea anatema. Gálatas 1:9 


viernes, 24 de febrero de 2023

Sacerdote: no le es lícito a Bergoglio suprimir la Misa Antigua

 

Sobre el último texto del Vaticano

Bergoglio solo puede engañar a los ingenuos y a los ignorantes. Yo fui ordenado antes de esa fecha, pero aunque esa norma tuviera algo que ver conmigo, nunca tendré en cuenta una ley que se opone a la ley perenne de la Iglesia, que ni Bergoglio ni nadie en la Iglesia o fuera de ella puede revocar.



Como recordó inequívocamente el Motu Proprio (de BXVI) Summorum Pontificum, no es la autoridad de un papa ni de un obispo la que hace lícito para siempre, e incluso conveniente, celebrar con el perenne Rito Apostólico, restaurado por San Pío V, sino que es de por sí lícito para todo sacerdote católico, para siempre, sin necesidad del permiso de nadie aquí en la tierra.


Así como no es porque un Papa, o un usurpador del trono papal, reconozca la Verdad, lo que la hace verdadera y eterna.


Y a todos los que se alegran de la imposición de la mentira y del fraude por medio de la violencia, les recuerdo que un día todos, y digo todos, compareceremos ante el trono de la Verdad, y la mentira arderá en el fuego junto con la violencia y con los que quieren imponerla. Y si no han aceptado la soberanía de la Verdad por amor aquí en la tierra, tendrán que sufrir el castigo eterno en el infierno.


Amén.


Francesco d'Erasmo, por voluntad de Dios y no de los hombres, sacerdote Eterno,


Tarquinia, 21 febbraio 2023


Traducido por religionlavozlibre. de StilumCuriae

sábado, 4 de febrero de 2023

Confabulado con Bergoglio el apóstata homosexualista McElroy desafía el sexto mandamiento de la Ley de Dios

 

@ProtecttheFaith

El viejo truco modernista de afirmar falsamente que la enseñanza perenne de la Iglesia es sólo reciente


El pecado mortal que más le gusta a McElroy -la sodomía- está condenado como abominable en la revelación divina


No es una construcción humana


El cardenal McElroy, recomendado a Bergoglio por el violador McCarrick afirma: 


"Surge de esta noción que nos llega del siglo XVI de que todos los pecados sexuales son mortales. Eso es lo que estoy desafiando... No creo que sea una buena parte de la tradición moral católica."


 America Magazine



A McElroy se le olvida que Cristo mismo elevó a pecado mortal las simples miradas a una mujer (u varón) con lujuria.




@ProtecttheFaith



Resultados de traducción

Resultado de traducción

McElroy quiere permitir el pecado que clama al cielo por venganza Su defensa de la sodomía fue la razón por la que Bergoglio lo nombró cardenal Es miembro de la Sodocracia que gobierna la Iglesia.

miércoles, 1 de febrero de 2023

San Ignacio de Antioquía juzga las herejías de Bergoglio

 



San Ignacio de Antioquía

Obispo, mártir, Padre Apostólico

San Ignacio de Antioquía juzga la herética Amoris Laetitia, advirtió que los que corrompen la familia irán al Infierno  al igual que todos los herejes que tuercen la Escritura junto con los cómplices  que los escuchan siguiendo sus heréticas enseñanzas:

 

“No erréis, hermanos míos: los perturbadores de las familias no heredarán el reino de Dios. Si, pues, aquellos que han obrado estas cosas según la carne, están muertos, ¿ cuánto más si alguno corrompe, con prava doctrina, la fe de Dios, por la que Jesucristo fue crucificado? Éste, por ser impuro irá al fuego inextinguible; de modo semejante, el que le presta oído”. (Carta a los efesios 16-17)


Matrimonio Sacramental
San Ignacio enseña sobre el matrimonio en la iglesia: "...los varones y las mujeres que deseen casarse, deben realizar su enlace conforme a las disposiciones del obispo..." (Filipenses 5,2).



 “No os dejéis engañar con doctrinas extrañas ni con esas viejas fábulas que ya no tienen utilidad”.

1 de Febrero  San Ignacio de Antioquía 

 


Año Litúrgico

La víspera del día en que va a terminar el tiempo de Navidad, nos propone la Iglesia uno de los más célebres mártires de Cristo. Ignacio Teóforo, Obispo de Antioquía. Según una antigua tradición, este anciano que con tanta generosidad confesó a Cristo delante de Trajano, era aquel niño que presentó Jesús un día a sus discípulos como el modelo de sencillez que nosotros debemos poseer si queremos entrar en el Reino de los cielos. En el día de hoy se nos presenta al lado de la cuna en que el mismo Dios nos da lecciones de humildad y sencillez.

En la corte del Emmanuel. Ignacio se apoya en Pedro, cuya Cátedra hemos celebrado, porque el Príncipe de los Apóstoles le estableció como segundo sucesor suyo en su primera Sede de Antioquía. De esta misión sacó Ignacio su fortaleza. Gracias a ella pudo resistir frente a un poderoso emperador, desafiar a las fieras del anfiteatro, y triunfar con el más glorioso martirio. Quiso también la divina Providencia que, para confirmar la dignidad intransferible de la Sede de Roma, viniese encadenado a ver a Pedro y terminase su vida en la santa ciudad, mezclando su sangre con la de los Apóstoles.

Habría faltado algo a Roma, si no hubiese heredado la gloria de Ignacio. El recuerdo del combate de este héroe, es el más augusto del Coliseo, bañado en la sangre de miles de mártires.

El distintivo de Ignacio es la fogosidad de su amor: sólo teme una cosa: que las súplicas de los romanos encadenen la ferocidad de los leones, y de este modo se vea frustrada su ansia de unirse a Cristo. Admiremos la fuerza sobrehumana que se revela en medio del mundo antiguo. Un amor de Dios tan ardiente, un tan fogoso deseo de verle, no pudieron nacer sino a raíz de los divinos sucesos que nos pusieron de manifiesto hasta qué exceso amó Dios al hombre. La gruta de Belén bastaría a explicarlo todo, aun cuando no hubiese sido ofrecido el Sacrificio sangriento del Calvario. Dios baja del cielo para el hombre; se hace niño, nace en un pesebre. Semejantes prodigios de amor habrían sido suficientes para salvar al mundo culpable; ¿cómo no iban a mover al corazón del hombre a inmolarse a su vez por su Dios? Y ¿qué es una vida humana sacrificada, aunque no se tratara más que de agradecer el amor de Jesús en su Nacimiento?

La Santa Iglesia nos pone en las Lecciones del Oficio de San Ignacio, el breve relato que San Jerónimo le dedica en su obra de Scriptoribus ecclesiastieis. El santo Doctor tuvo la feliz idea de insertar en él algunos trozos de la admirable carta del Mártir a los fieles de Roma. A no ser por su gran extensión la hubiéramos puesto completa; pero también nos sería violento mutilarla. Por lo demás, estas citas representan los más bellos trozos que contiene:

Ignacio, tercer sucesor del Apóstol San Pedro en la Sede de Antioquía, habiendo sido condenado a las fieras, bajo la persecución de Trajano, fué enviado a Roma, cargado de cadenas. Hizo el viaje por mar, desembarcando en Esmirra, donde era Obispo Policarpo, discípulo de San Juan. Escribió una carta a los Efesios, otra a los Magnesios, otra a los Trallianos, y otra a los Romanos. A la salida de esta ciudad escribió también a los fieles de Filadelfia y a los de Esmirna, y dirigió una carta privada a Policarpo, en la que le recomendaba la Iglesia de Antioquía. En esta carta es donde refiere un testimonio del Evangelio que yo traduje hace poco, sobre la persona de Jesucristo.

Pero, ya que hablamos de este gran hombre, justo es que transcribamos aquí algunas líneas de su Epístola a los Romanos: “Desde Siria hasta Roma, dice, vengo luchando contra las fieras por mar y tierra; día y noche estoy encadenado a diez leopardos, es decir, a los soldados que me custodian, cuya crueldad se aumenta con los beneficios que les hago. Su maldad me sirve de prueba, pero no por eso estoy justificado: ¡Quiera Dios que sea entregado a las fieras que me aguardan! Ojalá me hagan sufrir cuanto antes los suplicios y la muerte; ojalá les excite a devorarme, y a desgarrar mi cuerpo, no vaya a suceder conmigo lo que con otros muchos a quienes no osaron tocar siquiera. Si ellas no se atreven, yo las provocaré y las obligaré a que me devoren. Perdonadme, hijos míos, que yo sé lo que me conviene.


Ahora empiezo a ser Discípulo de Cristo, porque no deseo nada de lo visible con tal de ganar a Cristo. Vengan sobre mi el fuego, la cruz, las fieras, la tortura de mis huesos, la mutilación de mis miembros, el magullamiento de todo mi cuerpo, y todos los tormentos del infierno, con tal que pueda gozar de Jesucristo”. En su ansia de padecer, al ser expuesto a las fieras y oír los rugidos de los leones, dijo: “Trigo de Cristo soy, debo ser molido por los dientes de las fieras, para llegar a ser un pan verdaderamente limpio”. Padeció en el undécimo año de Trajano. Sus restos descansan en Antioquía, en el cementerio que está fuera de la puerta de Dafné.

¡Oh Pan puro y glorioso de Cristo, tu Maestro! por fin conseguiste lo que deseabas. Toda Roma, sentada en las gradas del soberbio anfiteatro, aplaudía el desgarre de tus miembros; mientras los dientes de los leones trituraban todos tus huesos, tu alma, dichosa de poder entregar a Cristo vida por vida, se lanzaba veloz hacia El. Tu suprema felicidad consistía en sufrir, porque sabías que el sufrimiento es una deuda contraída con el Crucificado; sólo deseabas llegar a su Reino después de haber experimentado en tu carne los tormentos de su Pasión. ¡Oh Mártir, ten piedad de nuestra flaqueza! Alcánzanos que seamos Heles a nuestro Salvador al menos, frente al demonio, a la carne y al mundo; que entreguemos a su amor nuestro corazón, sí es que no somos llamados a ofrecerle nuestro cuerpo en sacrificio. Elegido por el Salvador en tus primeros años para ser modelo de los cristianos por la inocencia de tu infancia, supiste conservar tan precioso candor bajo tus nevados cabellos; pídele a Cristo, Rey de los niños, que nos acompañe siempre esa sencillez, como fruto de los misterios que celebramos.

Como sucesor de Pedro en Antioquía, ruega también por las Iglesias de tu Patriarcado; devuélvelas a la fe verdadera y a la unidad católica. Ampara a la Iglesia Romana que regaste con tu sangre, y que se halla en posesión de tus reliquias. Vela por el mantenimiento de la disciplina y de la obediencia eclesiásticas de las que diste tan excelentes normas en tus Epístolas; consolida por el sentido del deber y de la caridad, los vínculos que deben unir a todos los grados de la jeraquía, para que la Iglesia de Dios aparezca bella en su unidad y terrible para los enemigos de Dios como un ejército en línea de batalla.

Los encubridores de Bergoglio se han unido pasiva o activamente a su rebelión contra la Ley de Dios que condena la sodomía y sus variadas perversiones

  Este video del periodista católico Arturo muestra un clip de un vídeo donde el activista homosexual Jorge Bergoglio coludido con la indust...