R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

jueves, 14 de mayo de 2020

Novena a Santa Rita por una causa imposible

Por la señal ✠ de la santa Cruz; de nuestros ✠ enemigos líbranos, Señor ✠ Dios nuestro.
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

1. Te honramos, oh Santa de Casia, por tu fidelidad a las promesas bautismales. Intercede por nosotros ante el Señor para que vivimos nuestra vocación de santidad con alegría y coherencia, venciendo el mal con el bien.

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

2. Te honramos, oh gloriosa Santa Rita, por tu testimonio de amor por la oración en todas los estados de la vida. Ayúdanos a permanecer unidos a Jesús porque sin Él no podemos hacer nada y solo invocando su nombre podemos ser salvos.

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

3. Te honramos, oh santa del perdón, por la fuerza y ​​el coraje que has demostrado en los momentos más trágicos de tu vida. Intercede por nosotros ante el Señor para que superemos todas las dudas y temores, creyendo en la victoria del amor incluso en las situaciones más difíciles.

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

4. Te honramos, oh Santa Rita, experta en la vida familiar, por el ejemplo de virtud que nos dejaste: como hija, como esposa y madre, como viuda y monja. Ayúdanos para que cada uno de nosotros valoricemos los dones recibidos de Dios, sembrando esperanza y paz a través del cumplimiento de los deberes diarios.

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

5. Te honramos, oh santa de la espina y la rosa, por tu humilde y verdadero amor por Jesús crucificado. Ayúdanos a arrepentirnos de nuestros pecados y a amarlo también a Él con hechos y en verdad.

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Letanía

El fruto del Espíritu es el amor.
Tú, Rita, lo has experimentado.

(todos) Consíguelo para nosotros.

El fruto del Espíritu es la paz.
Tú, Rita lo viviste.

(todos) Consíguelo para nosotros.

El fruto del Espíritu es la alegría.
Tú, Rita lo viviste.

(todos) Consíguelo para nosotros.

El fruto del Espíritu es la paciencia.
Tú, Rita lo viviste.

(todos) Consíguelo para nosotros.

El fruto del Espíritu es el perdón.
Tú, Rita lo viviste.

(todos) Consíguelo para nosotros.

El fruto del Espíritu es la pureza.
Tú, Rita lo viviste.

(todos) Consíguelo para nosotros.

El fruto del Espíritu es la fidelidad.
Tú, Rita lo viviste.

(todos) Consíguelo para nosotros.

El fruto del Espíritu es el autocontrol.
Tú, Rita lo viviste.

(todos) Consíguelo para nosotros.

El fruto del Espíritu es la esperanza.
Tú, Rita lo viviste.

(todos) Consíguelo para nosotros.


Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.
Amén.


ORACION FINAL

Señor Jesús, hoy, a través de las manos de Santa Rita, presentamos nuestras situaciones personales y nuestro inmenso deseo de bien para nuestras familias y nuestras comunidades.
Envíanos, oh Jesucristo, el Espíritu Santo, para que nuestras actitudes y palabras, como las de Santa Rita, estén inspiradas en tu Evangelio y guiadas por tu gracia.
Eres Dios y vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. amén

Por la intercesión de Santa Rita, bendícenos Dios todopoderoso, Padre e Hijo y Espíritu Santo. Amén.

ORACIÓN A SANTA RITA

Bajo el peso del dolor, querida Santa Rita, confío en que me escuches. Libra, por favor, mi pobre corazón de la angustia que lo oprime y devuelve la calma a mi espíritu, lleno de preocupaciones. Tu fuiste elegida por Dios para abogar por los casos más desesperados, suplica  para mí  la gracia que te pido ardientemente (pedir la Gracia que se desea)._____________
Si mis faltas son un obstáculo para el cumplimiento de mis deseos, obtén  de Dios la gracia del arrepentimiento y el perdón a través de una confesión sincera.
No me permitas derramar más lágrimas de amargura. Oh santa de la espina y la rosa, recompensa mi gran esperanza en ti, y en todas partes daré  a conocer tus grandes misericordias hacia las almas afligidas.
Oh esposa de Jesús Crucificado, ayúdame a vivir bien y morir bien. Amén.

Santa Rita de Casia, modelo de esposas, madres de familias y religiosas, recurro a tu intercesión en los momentos más difíciles de mi vida. Sabes con qué frecuencia la tristeza me oprime, porque no puedo encontrar la salida en tantas situaciones dolorosas.
Obtén para mí del Señor las gracias que necesito, y especialmente la serena confianza en Dios y la calma interior.
Déjame imitar tu dulce mansedumbre, tu fortaleza en las pruebas y tu heroica caridad. Permite que mis sufrimientos beneficien a todos mis seres queridos y que todos podamos ser salvos por toda la eternidad. Amén

Fuente: Monastero Santa Rita da Cascia — Italia


(Traducido por Angie / Blog Nazareus Rex)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Las opiniones heréticas de Bergoglio contradicen las enseñanzas del Padre Pío

  El Padre Pío hizo proselitismo para convertir al catolicismo  a varios masones, ateos, comunistas, protestantes y ortodoxos rusos. Mientra...