R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

jueves, 20 de diciembre de 2018

Santo Domingo de Silos se ocupó en rescatar a cristianos cautivos de los musulmanes mientras que Bergoglio y Parolin le dan la espalda a la católica Asia Bibi amenazada de muerte

SANTO DOMINGO DE SILOS.

 
 Abad 
Taumaturgo
Liberó  a los cristianos cautivos de los mahometanos.
 
Santo Domingo de Silos organizó ayudas para liberar a los cristianos prisioneros y esclavos de los musulmanes. Logró liberar a más de 300. Por eso lo representan acompañado de hombres con cadenas.


El que dicen de Silos,    «que salva la frontera» 
 

Señor Santo Domingo,      confesor acabado,

temido de los moros,      de cristianos amado

 
 
 
Franciscanos.org
Nació en el pueblo de Cañas (La Rioja, España) hacia el año 1000. En su juventud fue pastor y empezó a sentir gusto por la soledad y el silencio, llevando vida de ermitaño. Decidió abrazar la vida religiosa e ingresó en el monasterio de San Millán de la Cogolla. Sus cualidades y su observancia de la Regla hicieron que pronto lo nombraran prior del monasterio. Como tal tuvo un conflicto con el rey García III de Navarra a causa de las posesiones del monasterio y del pago de tributos. El rey lo desterró, y lo acogió en seguida Fernando I, rey de Castilla, quien le ofreció el monasterio de Silos (Burgos), entonces en decadencia material y espiritual. Elegido abad del mismo, restauró el edificio, restableció la disciplina monástica y la práctica de la alabanza continua a Dios. El monasterio se convirtió en uno de los más prósperos de España. También se ocupó en rescatar a cristianos cautivos de los musulmanes.
 
Leemos en otra biografía del Santo:
Habiendo decaído en lo espiritual y temporal el insigne monasterio de Silos; el rey no halló remedio más eficaz para reparar sus pérdidas, que confiarlo a santo Domingo nombrándole su abad. Durante veintitrés años lo gobernó con admirable ejemplo de vida, maravilloso celo y grande acrecentamiento de sus monjes en virtud y perfección. Resplandeció en muchas y grandes maravillas, que Dios obró por él, sanando a los ciegos, cojos, tullidos y otros enfermos de diversas enfermedades; pero en la que principalmente se señaló, fue en socorrer a los cristianos cautivos de los moros, que a la sazón eran muchos. Fue esto con tan grande extremo, que encomendándose a él (deshacen) sus mazmorras los cautivos, se hallaban a deshora en tierra de cristianos, y aun a las puertas de su monasterio, dejando allí por testimonio las cadenas y grillos de su cautiverio; y fueron tantos los despojos que los cautivos depositaron en el templo, que decían por refrán en Castilla: «No te bastarán los hierros de santo Domingo»: y no solamente en el templo de santo Domingo colgaban los cautivos sus cadenas, sino también en otros santuarios y oratorios de su advocación, como se veían siglos después en la iglesia de Jesús del Monte, junto a la villa de Loranca de Tajuña, que antes había sido ermita de santo Domingo.

Este santo obtuvo de Dios muchísimos milagros para quienes se encomendaban a sus oraciones. El biógrafo, que escribió su vida poco tiempo después de la muerte del santo, dice que no había enfermedad que las oraciones de este santo no lograra curar. Otro testigo de aquel tiempo afirma: "Nunca vi a un enfermo, ni a un sano, a quien no le alegrara él con su boca o con su mano". Llegó hasta a anunciar la fecha de su propia muerte. 
96 años después de su muerte, nuestro santo se apareció en sueños a la mamá de Santo Domingo de Guzmán para anunciarle que tendría un hijo que sería un gran apóstol. Por eso cuando el niño nació le pusieron el nombre de Domingo en honor del santo de Silos. Es por ello también que muchas mamás en España se encomiendan al santo Domingo de Silos para obtener que su hijo nazca bien y que sea una buena persona después.

Hasta la guerra civil de 1931, el abad de Silos solía llevar al palacio real el báculo de Santo Domingo cuando la reina iba a dar a luz, y lo dejaba junto al lecho de la soberana hasta después del parto.

 El Martirologio Romano se describe que 300 cristianos esclavizados por los moros consiguieron la libertad invocando a Santo Domingo.
 
 
 
Oración Oh Dios, que adornaste a tu Iglesia con los méritos de la preclara vida de santo Domingo de Silos, tu confesor, y la alegraste con los gloriosos milagros en la liberación de los cautivos; concede a tus siervos ser instruidos con sus ejemplos y, por su patrocinio, ser liberados de toda esclavitud de los vicios. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Santo Domingo de Silos te pedimos que intercedas por nuestra hermana Asia Bibi.
  

El apostata Bergoglio y Parolin le dan la espalda a nuestra hermana Católica perseguida por el Islam. ‘Es un problema interno de Pakistán’
Infovaticana

Ha sorprendido la frialdad de las declaraciones del secretario de Estado, Pietro Parolin, sobre el destino de la católica pakistaní Asia Bibi, condenada a muerte y liberada en apelación, y los nulos intentos del Vaticano por lograr su salida de un país en el que un enorme número de musulmanes clama por su muerte.

Bibi, de 56 años y madre de cinco hijos, era una jornalera agrícola, de los escasísimos no musulmanes de su aldea. En 2009, en medio de la faena, bebió en un envase del que habían bebido sus compañeros musulmanes, que al verlo se indignaron de que una miserable infiel hubiera osado beber de donde había bebido un musulmán, e ‘in situ’ le exigieron que apostatase inmediatamente del cristianismo y se convirtiese a la ‘religión de paz’.
Pero Bibi les respondió: “Creo en mi religión y en Jesucristo, que murió en la cruz por los pecados de la humanidad. ¿Qué hizo nunca vuestro Profeta Mahoma por salvar a la humanidad? ¿Y por qué habría de ser yo quien se convirtiera y no vosotros?”. Eso le valió la acusación de blasfemia y un juicio en el que fue condenada a morir en la horca, y solo la presión internacional logró que se le sometiese a un nuevo juicio que ha acabado absolviéndola. Pero no puede salir de un país en el que hordas innumerables exigen que pague con la vida su osadía.
Aquí queda al descubierto la hipocresía del heresiarca Bergoglio que condena la Pena de Muerte sin embargo no levanta la voz para condenar la persecución religiosa de una católica amenazada de muerte.


Afirmar que un apostata como Bergoglio pueda ser papa de la Iglesia católica es una blasfemia  cuando públicamente se sabe que  ha traicionado a nuestros hermanos cristianos que están siendo perseguidos por el Islam y a vendido al regimen comunista  nuestros hermanos católicos chinos.

Nuestro Señor  Jesucristo nos advirtió que surgirían falsos cristos que vendrían en su nombre para engañar, de ser posible, aun a los elegidos. Jesucristo prometió que por los frutos reconoceríamos a los verdaderos pastores de los impostores por eso ningún católico tiene excusa de ignorancia.  Definitivamente quien se obstina en afirmar que Bergoglio es papa de la Iglesia católica viendo todas las pruebas y las evidencias de sus herejías ha apostatado de la fe y se ha convertido en miembro de la anti iglesia que lidera el anti papa Bergoglio.

San Vicente Ferrer afirmó que rendirle culto papal a un falso papa es un pecado contra el Primer Mandamiento de la Ley de Dios, es pecado de idolatría pues es darle culto a un ídolo es un acto de apostasía reconocer al heresiarca Bergoglio como Papa.
Prestando obediencia a uno que no es papa y tributándole honores papales, se quebranta el primer precepto de la primera tabla, en el cual se ordena: No adores a dios extranjero, ni ídolo, ni estatua, ni semejanza alguna del cielo. ¿Qué otra cosa es el falso papa sino un dios extranjero en este mundo, un ídolo, una estatua, una imagen ficticia de Cristo? Es evidente, pues, que es muy peligroso para cualquier alma cristiana quebrantar, aunque sea por ignorancia, los dos preceptos divinos señalados. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Bendición de los Animales

  Bendito seas, Dios Todopoderoso, creador de todos los seres vivos. En el quinto y sexto días de la creación, Tú creaste peces en los mares...