R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

miércoles, 30 de enero de 2019

🚩Jornadas Aberrantes de la Juventud

Bergoglio apoyó la Blasfema parodia de la Anunciación en el estadio Rommel Fernández durante la JMJ Panamá 2019.
 Profecía de San Francisco de Asís: La santidad de vida se llevará a cabo en medio de burlas, proferidas incluso por aquellos que la profesarán hacia el exterior, pues en aquellos días Nuestro Señor Jesucristo no les enviará a éstos un verdadero Pastor, sino un destructor.”

La Parodia blasfema negó además el dogma de la inmaculada concepción.  Él tiene un plan, bendita tu serás. “Yo fui como tú”
Negó también el dogma de  la virginidad perpetua de la Santísima Virgen María .

Marie-Julie Jahenny: “Durante esas ceremonias infernales, todo será dirigido contra la fe y contra las regulaciones santas. Nada más vergonzoso que las composiciones que diseñarán para que sus seguidores las repitan.



“Si soportar las injurias que nos alcanzan personalmente (y respetar a las personas que las profieren) es un acto virtuoso, soportar las que atañen a Dios es el colmo de la impiedad” (Santo Tomás de Aquino)

 
 
Desde ahora podremos llamarlas así. Jornadas Aberrantes de la Juventud (JAJ).

Lo dije en el 2016, cuando se celebró en Cracovia la JMJ. Aquello era un horror y mis hijos no participaron de ese evento, pues a todas luces, para los observadores, no se podía atentar contra sus almas dejándolos ir a un evento que promovía cosas contrarias a la ley de Dios. Y por si acaso algunos hermanos mal informados no supieron nada del triste evento, ahora, con mayor descaro, la JMJ de Panamá ya ha sido el desmadre total y no podrán alegar que “no sabían nada”.

No tenía previsto escribir sobre ello. Me disgusta tanto el tema y es tanto el desgaste emocional que siento que ganas hay de tirar la toalla, al ver todo lo que se promueve desde Roma. De hecho llevo un tiempo que he decidido obviarlo y no ver noticias porque, literalmente, me enfermo. Pero lo de la JMJ de Panamá ha sido un pequeño paréntesis, sobretodo porque sé que hay gente que conozco que sigue pensando que “no pasa nada”, “que todo está bien” y que “somos unos exagerados”. Espero que les llegue el mensaje y adviertan de una vez la vergüenza y el circo que desde Roma se promueve y se aplaude. ¡Esto no es la Iglesia Católica! Sépanlo todos. Esto es una burla constante a los mandamientos de Dios y es un descarado atentado contra nuestros dogmas más preciosos, especialmente atacando la santidad de María.

Comparto el vídeo que atenta, una vez más,  contra la Santísima Virgen María, siendo una burla de principio a fin. ¡Ah! Y que nadie diga que Francisco no se ha enterado. Estaba presente y se reía feliz de ver ese esperpento de “Anunciación”.




Si han podido resistirlo hasta el final (cosa harto difícil si tienen un mínimo de estómago para  ver todo este bochornoso espectáculo), podrán apreciar los signos de aprobación de Francisco hacia el “portentoso elenco” y al “trabajadísimo y fiel guión de los hechos históricos” que con “tanto rigor” interpretó. ¡Que nadie alegue ignorancia de parte de Francisco! Esta vez, como tantas otras ya, esa excusa está de más, pues vean los signos de aprobación que les dedica con el dedo pulgar levantado. Y uno de los cantos me recuerda mucho a sus propias palabras: “María es como tú y como yo”, es decir, “No era santa, sino que se hizo santa”. ¿Recuerdan? Eso lo dijo estas pasadas Navidades Francisco al referirse a José y María. Y claro, la juventud lo ha captado y lo repite. ¡Bien, bien, Francisco! Tu mala siembra de cizaña está creciendo junto al trigo. No creo que tarde mucho el Señor en hacer una buena criba y queme todo lo que trata de ahogar la verdad. Y digo que no creo que tarde, porque lo que más duele a Cristo son las ofensas a su Santísima Madre. Y son ya tantas y tantas las veces que Bergoglio la ha menospreciado y la ha puesto a la altura de cualquier ser humano…

He visto solamente dos vídeos más de estos días. Uno era del padre Sam, preguntando a los peregrinos algunas de las cosas más básicas que se enseñan en el catecismo: los mandamientos, los pecados capitales, o las virtudes teologales. La verdad es que ver a muchachos de 18, 20, 22 años sin conocer nada de estas cosas, o viendo como se equivocan o dudan nos puede dar a entender el grado de ignorancia  en que navegan muchos de nuestros jóvenes católicos. No les culpo a ellos, por supuesto, sino a la pastoral que se da en los grupos católicos o en algunas parroquias y que es práticamente cero. ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Qué se enseña en las catequesis cuando se prepara a nuestros jóvenes para recibir los sacramentos de la Eucaristía, de la Confirmación o del Matrimonio?


Me ha parecido curioso observar que NADIE de los entrevistados haya nombrado ninguno de los pecados de la carne, y que, curiosamente, la Virgen dijo en Fátima que son los que más almas llevan al infierno. ¿Será que con las enseñanzas actuales vertidas desde Roma, parece haberse abolido cualquier pecado contra el 6º y el 9º mandamientos? Así pareciera a tenor de lo visto en el vídeo.


Comento con ustedes el último vídeo que me llenó de tristeza. No quiero compartirlo aquí, lo guardé prometiéndome no pasarlo por lo terrible que me parece y por ser abominable. Se han compartido muchas cosas en los Whatsapps y redes sociales, pero yo no me he atrevido a mostrarlo en mis grupos por lo aberrante del mismo. Pero lo comentaré aquí para que quede constancia de lo sucedido y sirva para que alguien pueda ver todo lo que está pasando. El vídeo en cuestión se titula “Sacerdote y peregrinos bailan con Sandra Sandoval en Chitré”. En el estrado una Sandra Sandoval “vestida” con un mono ajustadísimo que en varios momentos parece ser su propia piel, se contonea y baila “el baile de la coneja”. Empieza a llamar a diversos asistentes para que suban al escenario, todos bailando con mucha “alegría y desparpajo”. Lo peor acaece cuando la señora llama a un sacerdote presente en el espectáculo y le hace subir también. Cuando este llega, le abraza con descaro y provocativamente, sabiendo lo que eso supone. No tengo palabras.


 
 

Si he decidido hablar de todo esto es para que nadie pueda alegar que estas jornadas son católicas. ¡No lo son! Y haríamos muy mal mandando a nuestros hijos a eventos como este. ¿Confiarías a tus hijos a personas como estas? Lo peor de todo es el engaño en el que caen muchos padres, por sentirse tranquilos al mandarlos a participar en eventos relacionados con la Iglesia, pues creen que el mal está fuera de la misma. Pero no. Hay que despertar del letargo en que vivimos. El mal está dentro y es mucho más destructor, porque se viste de bien y en él quedan enganchados muchos, cual insectos atrapados en las plantas carnívoras que con atrayentes aromas guardan un secreto maquiavélico: la muerte. En este caso no hablamos de la muerte temporal, sino de la eterna.

Termino pidiendo a Dios que esta plaga que se cierne en la Iglesia sea exterminada con prontitud. Que el régimen de terror que se extiende en la Iglesia y que impide que los que tienen que hablar, hablen, concluya en breve. Que acaben las ofensas a Dios, a su Santa Madre, a los santos, a la Iglesia, a los fieles sencillos que no advierten tanto mal como sufrimos. Enfrentamos una batalla contra las fuerzas del mal como nunca antes se enfrentó. Preparemos nuestras corazas, preparemos nuestras vidas sin caer en el desaliento ni en la tristeza, pues esto se tiene que cumplir antes del Triunfo del Corazón Inmaculado de María. Permanezcamos unidos en la oración unos por los otros y llenémonos de esperanza  repitiendo aquella sentencia:

“Cuando estas cosas empiecen a suceder, erguíos y levantad la cabeza, porque se acerca vuestra redención”. (Marcos 13;29)

Montse Sanmartí

 






Reparemos estas blasfemias bergoglianas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Bergoglio pretende llevarnos a la herejía formal y al cisma

  Padre Kramer ¿Qué quieren decir Jorge Bergoglio y Mario Grech al afirmar que la Iglesia es "constitucionalmente sinodal"? Signif...