R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

sábado, 7 de marzo de 2020

Santo Tomás de Aquino condena el vicio de la homosexualidad

Santo Tomás de Aquino “Si todos los pecados de la carne son dignos de condena porque el hombre se deja dominar por lo que tiene de la naturaleza animal, mucho más merecedores de condena son los pecados contra la naturaleza por los cuales el hombre degrada su propia naturaleza animal….”
 

Triunfo de Santo Tomás de Aquino sobre los herejes



Santo Tomás de Aquino pisoteando las herejías
 



"Es, pues, evidente que el hereje que niega un solo artículo no tiene fe respecto a los demás, sino solamente opinión, que depende de su propia voluntad". (Santo Tomás de Aquino. Suma Teológica, II-II, q. 5, a. 3)


Santo Tomás de Aquino (1225-1274)
"Es absurdo que un hereje diga que cree en Jesucristo. Creer en una persona es dar nuestro pleno consentimiento a su palabra y a todo lo que enseña. La verdadera fe, por lo tanto, es la creencia absoluta en Jesucristo y en todo lo que Él enseñó. Por lo tanto, el que no se adhiere a todo lo que Jesucristo ha prescrito para nuestra salvación ya no tiene más de la Doctrina de Jesucristo sino de los paganos, judíos y musulmanes ".
"Una especie de incredulidad pertenece a quienes profesan la fe cristiana pero corrompen sus dogmas". (Summa Th., II-II P. 11. Art. 1)


Santo Tomás de Aquino comentando el credo en el artículo1 dice: "Asimismo, todos aquellos que obedecen a los reyes más que a Dios o en aquellas cosas que no deben obedecer, lo constituyen dioses suyos. Hechos 5, 29: "Se debe obedecer a Dios antes que a los hombres".

Que alguien desee desordenadamente algún bien temporal, procede de que se ama a sí mismo desordenadamente, puesto que amar a alguien es querer el bien para él (Santo Tomás, Suma Teológica, 1-2, q. 77, a. 5).

 
No debemos mostrarnos afables con quienes fácilmente pecan, tratando de agradarles, para no parecer que condescendemos con sus vicios y les damos cierto ánimo para caer en ellos (Santo Tomás, Suma Teológica, 22, q. 114, a. 1).

 
                                               

La adulación unas veces se opone a la caridad, y otras no. Se opone a la caridad de tres modos. Uno, por su mismo objeto, como alabar un pecado; esto contraría a la caridad con Dios, contra cuya justicia se profiere tal alabanza, y a la caridad para con el prójimo, a quien se alienta con su mala acción [...]. Otro modo, por razón de la intención, cuando con la adulación se pretende dañar corporal o espiritualmente [...]. El tercer modo es por la ocasión, como cuando la alabanza del adulador es ocasión de pecado para otro, aun prescindiendo de la intención del adulador (Santo Tomás, Suma Teológica, 22, q. 115, a. 2).

El corazón del hombre camina derecho cuando va de acuerdo con la voluntad divina. (Santo Tomás. Sobre el Padrenuestro, I.c., 142).  

 
Santo Tomás de Aquino ruega por nosotros
Oración para conservar  la castidad y la santa pureza de Stº Tomás de Aquino
“¡Oh mi buen Jesús!, bien sé que todo don perfecto, y más que cualquier otro el de la castidad, depende del poderosísimo influjo de tu providencia, y que sin ti el hombre no puede hacer nada. Te ruego, por eso, que defiendas con tu gracia la castidad y pureza de mi cuerpo y de mi alma. Y si hubiese de recibir cualquier impresión del sentido que pudiese manchar la castidad y pureza, Tú, que eres el supremo Señor de todas mis potencias, bórrala, para que pueda, con corazón inmaculado, avanzar en tu servicio, ofreciéndome casto, todos los días de mi vida, en el altar de tu divinidad.” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Vigilia de la Inmaculada Concepcion (7 de diciembre)

                                                            EJERCICIO PIADOSO A LA INMACULADA VIRGEN Oh Dios, que por la Inmaculada Virgen, ...