🖤 Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío ♰♰♰

jueves, 21 de septiembre de 2017

Bergoglio contradice nuevamente la Palabra de Dios.

 



Bergoglio exalta la condición de Pecado. Una de las características del hombre de pecado, el hijo de perdición, el hombre sin ley,  es que no llama a la conversión ni al arrepentimiento.
 
 
Esta vez Bergoglio en contradicción con la Palabra de Dios dijo: Y la puerta para encontrar a Jesús es reconocer cómo somos, la verdad. Pecadores. Y Él viene, y nos encontramos. ¡Es tan hermoso encontrar a Jesús!”.

 
 
 
El pecado separa  al hombres de Dios.




Bergoglio contradice la Palabra de Dios que nos enseña que el Pecado es enemigo de Dios,  que quien sigue pecando no ha conocido a Dios y es hijo del diablo. La segunda venida de Cristo ya no es con relación al pecado,  la Escritura nos dice claramente que  Cristo viene por su Iglesia fiel, por su esposa inmaculada pura y sin mancha. Quien se empecina en seguir pecando rechaza a Cristo como redentor y ya no hay sacrificio para sus pecados puesto que pisotea la Sangre de Cristo sino que le aguarda la condenación eterna. Quien se auto-reconoce pecador tiene afecto por su pecado y no pertenece al Pueblo Santo puesto que todo verdadero cristianos aborrece el pecado.

 Juan 3:3 Y Jesús respondió, y le dijo: "En verdad, en verdad te digo, que no puede ver el reino de Dios sino aquél que renaciere de nuevo".

I Juan, 3 -Todo el que ha nacido de Dios no comete pecado porque su germen permanece en él; y no puede pecar porque ha nacido de Dios.
Hebreos 10:26-27

Porque si voluntariamente pecamos después de haber recibido el pleno conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio por los pecados, sino la terrible espera del juicio y la furia del fuego pronto a devorar a los rebeldes.

Aquel que en su propia eternidad peca contra Dios, será castigado en la eternidad de Dios; y se dice que alguien peca en su eternidad, no sólo por la continuación del acto pecaminoso durante toda la vida del hombre, sino también porque, al proponerse el pecado como su propio bien, tiene la intención de pecar eternamente (SANTO TOMÁS, Suma Teológica, 1-2, q. 87, a. 2 ad l).


Cae en las tinieblas exteriores el que voluntariamente y por culpa suya cayó en las interiores; y contra su voluntad sufre allí las tinieblas del castigo, el que mantuvo aquí con gusto las tinieblas del placer (SAN GREGORIO MAGNO, Hom. 9 sobre los Evang.).
 
Padre Marcel Nault: “Solo pronunciar o leer una homilía en una iglesia no es predicar. La predicación debe buscar mover las voluntades; la predicación debe motivar a los hombres a cambiar sus vidas para salvar sus almas del Infierno.”
 
El punto de encuentro no es el pecado sino el arrepentimiento.  Jesús  nos llama a ser santos porque el hombre nuevo se debe revestir de la santidad por eso San Pablo habla en pasado cuando da la lista de los pecadores empedernidos  que no heredarán  el Reino de los Cielos. Puesto que quienes se siguen auto identificando como pecadores rechazan la redención de Jesucristo.


"9. ¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, 10. ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los ultrajadores, ni los rapaces heredarán el Reino de Dios. 11. Y tales fuisteis algunos de vosotros. Pero habéis sido lavados, habéis sido santificados, habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios." 1 Corintios 6

 Despojados del viejo hombre Revestidos del nuevo. El pueblo Santo de Dios, la Iglesia santa que es la novia pura y sin mancha que se prepara para las bodas del Cordero. Por eso la Escritura dice que la segunda venida de Jesucristo no es con relación al pecado sino que Cristo viene por su Iglesia fiel que ansiosamente lo espera. 



- y Dios igualmente aborrece al impío y su impiedad; ambos, obra y artífice, serán igualmente castigados. ( Sab. 14:9-10) .

 
 Tobías 12: 10
Los pecadores e inicuos son enemigos de su propia vida.


¿Qué otra cosa son los cuerpos de los malos sino sepulcros de difuntos, en donde se guarda, no la palabra de Dios, sino el alma muerta por el pecado? (Rábano Mauro , en Catena Aurea, vol. I, p. 509).

Igual que en el cuerpo de los justos habita Dios mismo, los cuerpos de los pecadores se llaman sepulcros de muertos; pues el alma está en el cuerpo del pecador y no puede creerse que viva, porque nada hace sobre el cuerpo que pueda llamarse vivo y espiritual (San Juan Crisóstomo, en Catena Aurea, volt III, p. 126).
 
Bergoglio ya había proferido la misma blasfemia herética cuando dijo que el punto de encuentro era el pecado.
 
 
 

 Colosenses 3:5-12, 2 Corintios 12:21, Romanos 6:13, Romanos 8:13


Efesios 5 -
 3 (Ustedes deben portarse como corresponde al pueblo santo)
5. Porque tened esto bien entendido, que ningún fornicador, o impúdico, o avariento, lo cual viene a ser una idolatría, será heredero del reino de Cristo y de Dios.
6. Nadie os engañe con palabras vanas; pues por tales cosas descargó la ira de Dios sobre los incrédulos.
7. No queráis por tanto tener parte con ellos.
8. Porque verdad es que en otro tiempo no erais sino tinieblas; mas ahora sois luz en el Señor. Y así proceded como hijos de la luz.

Hechos 3:19
Arrepentíos, pues, y convertíos, para que vuestros pecados sean borrados.

Teofilacto
Así como antes dijo a los infieles "moriréis en vuestros pecados", así ahora anuncia a los que perseveren en la fe, que se les perdonarán los pecados.  


Crisóstomo, ut sup
Pero como el Señor no se proponía inclinar a los judíos a la vanagloria con sus palabras, sino encaminarlos hacia la salvación, no quiso probarles que eran siervos de los hombres, sino del pecado, que es la esclavitud más difícil, de la cual sólo Dios puede librar. Por esto sigue: "Jesús les respondió: en verdad, en verdad os digo", etc.
 

San Gregorio, Moralium, 4, 42
Y aun aquél que se deja llevar por un mal deseo, somete al dominio de la iniquidad los cuellos libres de su alma. Pero sacudimos este dominio, cuando conseguimos librarnos de la maldad que nos dominaba, cuando resistimos con firmeza a una mala costumbre, cuando reparamos el pecado por medio de la penitencia, cuando lavamos las manchas de nuestras maldades con nuestras propias lágrimas.
Catecismo Mayor San Pío X
6º.- De los que están fuera de la Iglesia
225.
¿Quiénes son los que no pertenecen a la comunión de los Santos?
- No pertenecen a la comunión de los santos en la otra vida los condenados, y en ésta, los que están fuera de la verdadera Iglesia.
226.¿Quiénes están fuera de la verdadera Iglesia?
 - Está fuera de la verdadera Iglesia los infieles, los judíos, los herejes, los apóstatas, los cismáticos y los excomulgados.
 
San Agustín:

Tres son los elementos que completan un pecado: la sugestión, la delectación y el consentimiento. La sugestión nos viene de la memoria, o de los sentidos corporales cuando vemos, olmos, olemos, gustamos o tocamos algo. Si el gozar de ello nos deleita, debemos refrenar la delectación ilícita [...]. Mas, si hubiese consentimiento, habrá pecado pleno, conocido por Dios en nuestro corazón, aunque de hecho no se manifieste a los demás. ( Sobre el Sermón de la Montaña, 1).
San Agustín:
Por lo tanto, hermanos, no tengáis en poco esas faltas, a las que tal vez os habéis habituado ya. La costumbre llega a conseguir que no se aprecie la gravedad del pecado. Lo que se endurece pierde la sensibilidad. Lo que se halla en estado de putrefacción no duele, no porque esté sano, sino por muerto. Si al pincharnos en algún sitio nos duele, es que esa parte está sana u ofrece posibilidad de curación. Si no nos duele está ya muerta; hay que cortarla (Sermón 17).
 
San Agustín:
Si estamos atentos, comprenderemos que hay muertes más  temibles que la de Lázaro: todo hombre que peca, muere. Todo hombre teme la muerte corporal; pero hay pocos que teman la muerte del alma. Para evitar la inevitable muerte física, todos hacen grandes esfuerzos: es el verdadero sentido de sus empresas El hombre mortal se esfuerza por no morir, y el hombre destinado a vivir eternamente, ¿no se ha de esforzar en no pecar? ( Trat. Evang. S. Juan, 49).  


Un buen médico no se conforma con curar las manifestaciones externas de la enfermedad, sino que ataca las causas, para evitar recaídas. Cristo, de manera semejante, quiere que arranquemos las raíces de los pecados (Santo Tomas   Sobre los mandamientos, 1. c., p. 266).


El que no es mortificado en si, presto es tentado y vencido  de cosas bajas y viles (Imitación de Cristo, I, 6, 1).

 
Bergoglio también la semana pasada utilizó un lenguaje profano: "Evitad la tentación del masoquismo espiritual" 

 


 El error y las tinieblas son obras de los pecadores; los que en el mal se complacen, en el mal envejecen. Eclo 11, 6.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

📌Quedaron excomulgados automáticamente 8 millones de colombianos que apoyaron el comunismo

En un País que ha sido considerado de mayoría católica es preocupante que 8 millones de Colombianos quedaron excomulgados automáticamente ...