jueves, 30 de abril de 2015

Francisco promueve el culto al hombre.



“¡Cuánto quisiera que a la entrada de un pobre a la iglesia (los fieles) se arrodillaran en veneración!”, Clamó Francisco el 28 de Abril del 2015 en una videomensaje que envió a un grupo de indigentes que montaron una obra teatral patrocinados por la organización Caritas.
 
“¡Cuánto quisiera que las comunidades parroquiales en oración, a la entrada de un pobre a la Iglesia, se arrodillaran en veneración de la misma manera como cuando entra el Señor! ” Francisco.
 
Aquí   vemos que Bergoglio pide una veneración de "Latría" para los pobres que está  prohibida por la palabra de Dios y  él mismo aclara que pide la misma veneración de latría que le damos a  Dios.


 
Bergoglio promueve los ideales de la masonería que es quitar el culto debido a Dios para dárselo a los hombres.  *Este humanismo esta centrado en el hombre y no en Dios. La veneración a los pobres que Bergoglio propone que según él es para "tocar la carne de Cristo presente en los necesitados" es una violación del primer mandamiento.
¡Cuánto quisiera esto, que se tocara la carne de Cristo presente en los necesitados de esta ciudad!” Francisco.


Parodia de Francisco en África 2015. Un niño es llevado en andas para entregar el libro del evangelio.
 

Bergoglio promovió la misma herejía en Argentina  2005:
“Sólo ante Dios o un niño  debemos ponernos de rodillas” (Corrupción y pecado).

Bergoglio predica un falso evangelio;  el cuerpo místico de Cristo lo compone la Iglesia santa no ninguna clase social económica.
 
Colosenses 1, 24-28 Hermanos: Me alegro de sufrir por vosotros; así completo en mi carne los dolores de Cristo, sufriendo por su cuerpo que es la Iglesia, de la cual Dios me ha nombrado ministro, asignándome la tarea de anunciaros a vosotros su mensaje completo: el misterio que Dios ha tenido escondido desde siglos y generaciones y que ahora ha revelado a sus santos.

 

-El Cuerpo Místico de Cristo. La comunión de todos los santificados por la gracia de Jesucristo. Incluye a los fieles en la tierra (la Iglesia militante), los del purgatorio (la Iglesia purgante) y los santos en el cielo (la Iglesia triunfante).


Ni siquiera Pedro siendo pobre permitió que ningún ser humano se inclinaran ante él.  

Hechos 10:26

Mas Pedro lo levantó, diciendo: Ponte de pie; yo también soy hombre.

Isaías 42:8
Yo soy el Señor, ése es mi nombre,y no permitiré que den mi gloria a ningún otro ni que honren a los ídolos en vez de a mí.
En la practica podemos ver la falsedad de los liberales progresistas solo hay ver  cualquier cuidad de California y la cantidad de indigentes en las calles pidiendo sin recibir ayuda aquí  vemos la utopía de los gobiernos izquierdistas liberales que se escudan detrás de los pobres para sacar beneficios propios.  
 
El periodista italiano Alessandro Socci comentó  en su blog: “Honestamente, me gustaría que nos arrodillamos delante de Jesucristo, nuestro Salvador, sobre todo delante de Jesús Eucaristía ya que Francisco no se arrodilla durante la consagración como se supone que él  debe hacer, y tampoco se arrodilla para la adoración eucarística.


Los masones tienen una conjuración anticristiana. El humanismo masónico que es la nueva Babel que construye un  edificio en tres etapas hacia la rebelión contra Dios.

La Humanidad sin Dios, la Humanidad se hace Dios, la Humanidad en contra de Dios. Este es el edificio que la masonería quiere construir para reemplazar el orden divino, que es la Humanidad con Dios.”

 
 
Bergoglio es reconocido como miembro ilustre del Club Rotario de Argentina  ellos mismos publicaron en su Web que en el 2005 Bergoglio había ganado el reconocimiento “Laurel de Plata a la Personalidade del Año”.   Bergoglio es aclamado no solo por la masonería argentina sino también lo aclamó la masonería italiana.
Con la llegada de Bergoglio al Arzobispado el 28 de febrero de 1998 se abrió el dialogo en Argentina de los Jesuitas con la Masonería. En efecto, el 26 de agosto de ese año, con un destacado espacio, el diario La Nación publicaba una nota titulada “Un inusual encuentro de jesuitas y masones”, informando que el padre jesuita Jean-Ives Calvez hablaría ese mismo día en la sede de la Gran Logia de la Argentina, “al cabo de siglos de agudos enfrentamientos”.
El sacerdote jesuita Jean-Ives Calvez es recibido en la sede de la Masonería argentina.
 
En el 2007  El Gran Maestre de la Gran Logia de Argentina Sergio Héctor Nunes aseguró tener “una relación de coexistencia” con el Cardenal Bergoglio y afirmó  que comparten con Bergoglio su postura sobre la pobreza y las asimetrías sociales.

 

Los que pertenecen a la masonería están excomulgados.
Esta clase de humanismo ha sido condenado por la Iglesia católica . Veamos el fruto diabólico de este humanismo donde el centro es el hombre desplazando la reverencia que debemos a Dios en los Templos  . El mismo Bergoglio ha propuesto la profanación de las iglesias recomendandoa las madres que lacten  en lugares públicos incluyendo lugares sagrados. También  lanzaron una campaña mediática con un video donde una madre lactante estaba frente al santísimo  lactando a su hijo  para profanar la iglesia. Practica que algunos testigos afirman es común en varias iglesias de Argentina. Pero en realidad si tanto les preocupa la alimentación de los niños porque no crean cuartos especiales de lactancia en vez de promover la profanación de la Iglesia.
      
 
El 13 de enero del 2014 el noticiero (CNN) reportó -
En la  Capilla Sixtina,  Francisco les dijo a las madres que es aceptable amamantar a sus hijos en público, incluso en lugares sagrados como las iglesias. 
 



El mismo Francisco no se cansa de contar la misma historia: El otro día, en la audiencia del miércoles, atrás de una valla había una joven mamá con su niño de pocos meses. Cuando pasé, el niño lloraba mucho. La mamá lo acariciaba. Le dije: ‘Señora, creo que el pequeño tiene hambre’. Ella respondió: ‘Sí, ya es hora…’. Y le dije: "¡Pero dele de comer, por favor!’".

"Ella tenía pudor, no quería amamantarlo en público, mientras pasaba el Papa. Entonces quisiera decir lo mismo a la humanidad: ¡den de comer!

 

 Santiago 3:15 Esta sabiduría no es la que viene de lo alto, sino que es terrenal, natural, diabólica.
 
Romanos 1:25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.
 
Por eso vemos a Bergoglio rindiéndole culto a las criaturas  besándole y lavándole los pies a los sodomitas, musulmanes, las mujeres y los niños  profanando el Jueves Santo cambiándole el significado bíblico y litúrgico del Jueves Santo.
Francisco rindiéndole  homenaje a sacerdote promotor de la sodomía con el que  concelebró.

 
El hombre de la Nueva Era se "cristífica" a sí  mismo, no necesita de Cristo.
La tentación de la nueva era es la misma tentación del paraiso: "Seréis como dioses".
1 Juan 5:21 
Hijos, guardaos de los ídolos.

1 Corintios 10:14
Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.
 

 
 
 
 
El concepto de pobre de los teólogos de la liberación es un concepto herético tomado del marxismo. La Teología de la liberación es una suplantación y una re-interpretación cristiana.

En 1991 , el Jesuita Jon Sobrino define el pecado como estructura social injusta.
 
Entrevista al Dr. Gustavo Sánchez Rojas Profesor de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima:

—Gustavo Gutiérrez al definir la TLM, la presente como “la opción por los pobres”. ¿Acaso esta teología no pretendería responder también a una sana liberación de la situación de pobreza?

—Efectivamente él habla de la “opción por los pobres” y dice que la Teología de la Liberación surge como un modo concreto de solidarizarse con los oprimidos. Y así entendido seguramente no habría mayor problema. La “opción por los pobres” es un elemento que los Obispos de América Latina en Puebla han presentado como fundamental para la Iglesia de nuestro tiempo.

Pero la dificultad está en entender qué cosa significa "pobre" para la Teología de la Liberación, y en concreto para Gustavo Gutiérrez. Una revisión de sus principales libros, que son sin lugar a duda, "Teología de la liberación. Perspectivas", en su última edición del año 1988, y "La fuerza histórica de los pobres", muestra que para él "pobre" no es el humilde, el que confía en Dios, no es ni mucho menos el que nos presenta la Sagrada Escritura.

"Pobre" para él es el oprimido, el proletario, y cito textualmente "La fuerza histórica de los pobres" en la pág. 79, el proletario —dice— que es explotado y que lucha justamente por su liberación. Para él “pobre” es el miembro de una clase social que está enfrentada y en lucha contra otra clase social explotadora y opresora.

Entonces el problema no es la “opción por el pobre”, el problema es la concepción ideológica marxista que tiene él de "pobre". Esa es la dificultad...

—¿Alguno más?
En cuarto lugar, hay también todo un problema a la hora de entender qué cosa es la Eucaristía. Para ellos, la Eucaristía ya no es el sacramento que nos remite al sacrificio de Jesucristo en la cruz y su Resurrección, sino más bien un momento en que el pueblo oprimido toma conciencia de su opresión y de su lucha liberadora. La Eucaristía se convierte en un momento de concientización ideológica.

 
 
 
Jesús vino a redimirnos  a liberarnos del pecado.
Pero los Judas de hoy en día se comportan igual que Judas se disfrazan de ministros de Justicia.
 El catecismo de la Iglesia nos advierte que la impostura del anticristo ofrece falsas soluciones a cambio de la apostasía y se disfraza de una falsa redención de los pobres.
 
Catecismo 676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, "intrínsecamente perverso" (cf. Pío XI, carta enc. Divini Redemptoris, condenando "los errores presentados bajo un falso sentido místico" "de esta especie de falseada redención de los más humildes"; GS 20-21).

El 28 de Febrero del 2007 el Cardenal Biffi predicando sobre el anticristo citando la obra de Soloviev  explicó:

 «hay valores relativos, como la solidaridad, el amor por la paz y el respeto por la naturaleza. Si estos se convierten en absolutos, desarraigando o incluso oponiéndose al anuncio del hecho de la salvación, entonces estos valores se convierten en instigación a la idolatría y en obstáculos en el camino de la salvación».   «La advertencia profética de Vladimir S. Soloviev» sobre el anticristo.
Los sodomitas son idólatras.
Santo Tomás de Aquino comenta Romanos 1:

(Rm 6,23): El salario del pecado es la muerte. Todos sus dones serán quemados al fuego (Miq 1,7). Y es de notarse que muy razonablemente les asigna el Apóstol a los vicios contra natura, que son gravísimos entre los pecados carnales, la pena de la idolatría (...)

Catecismo de la Iglesia Católica 2113:
La idolatría no se refiere sólo a los cultos falsos del paganismo. Es una tentación constante de la fe. Consiste en divinizar lo que no es Dios. Hay idolatría desde el momento en que el hombre honra y reverencia a una criatura en lugar de Dios.




Eclesiástico 21:18
La sabiduría es para el necio como una casa en ruinas;
todo lo que sabe decir son palabras sin sentido.


 

Tito 1:11

A ésos hay que taparles la boca, ya que están arruinando familias enteras al enseñar lo que no se debe.


Los pobres solo le sirven de comodín a los Judas modernos pero ni los del Opus Dei ni los Legionarios ni mucho menos los Jesuitas han dejado a un lado las riquezas sino que siguen explotando a los ricos con sus falsas enseñanzas como decía el pedófilo Macial "No hay mejor negocio que los pobres."
El Marxismo es considerado como el Dragón Rojo del Apocalipsis. El Dragón Rojo es la Bestia herida que vuelve a vivir.

El arzobispo Fulton Sheen , quien dijo que el pecador impenitente se vuelve a la "justicia social" para aliviar su conciencia.

Dijo el Arzobispo Fulton Sheen que Satanás buscaba convertir a Cristo en un reformador social y rechaza a Cristo como un Redentor.
 Arzobispo Fulton J. Sheen, Vida de Cristo, Ed. Herder, Barcelona 1996, p .63-64
“La primera tentación de nuestro Señor fue la de convertirse en una especie de reformador social y dar pan a las multitudes del desierto que no pudieran encontrar en él más que piedras. La visión del mejoramiento social sin una regeneración espiritual ha constituido una tentación a la que han sucumbido por completo muchos hombres importantes de la historia”.

“El maligno espíritu le estaba diciendo: “¡Empieza con la primacía de lo económico! ¡Olvida todo lo referente al pecado!” Todavía sigue diciendo lo mismo con diferentes palabras…”

“Nuestro Señor no estaba negando que los hombres deban ser alimentados, o que deba predicarse la justicia social, sino que aseguraba que estas cosas no son lo primero de todo. En realidad, estaba diciendo a Satán: “Me estas tentando para que establezca una religión que suprima las necesidades; tú quieres que yo sea un panadero en vez de un salvador; un reformador social en vez de un redentor. Me estás tentando para que me aleje de mi cruz, sugiriéndome que yo sea un caudillo barato del pueblo, llenando sus vientres en vez de llenar sus almas. Quisieras que yo comenzara con la seguridad en vez de terminar con ella; quisieras que yo trajera la abundancia externa en vez de la santidad interior”.

“¡Yo sé que es el hambre humana! Yo mismo he pasado cuarenta días sin comer nada. Pero rehúso convertirme en un mero reformador social que se limita a abastecer el vientre. No puedes decir que me desentienda de la justicia social, porque en este momento estoy sintiendo el hambre del mundo”.

“¡Apártate, Satán! Yo no soy como un obrero social que nunca ha sentido hambre él mismo, sino uno que dice: “¡Yo rechazo cualquier plan que prometa hacer más ricos a los hombres sin hacerlos más santos!” ¡Recuérdalo! Yo, que digo: “¡No sólo de pan!”, ¡no he probado el pan desde hace cuarenta días!”.
 


2 Corintios 11:3
Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestras mentes sean (corrompidas) desviadas de la sencillez y pureza de la devoción a Cristo.

1 Timoteo 4:1
Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.

miércoles, 29 de abril de 2015

Francisco honra a dos activistas proaborto de la ONU.




 
Francisco se inclina ante el proabortista Ban Ki Moon Secretario General de las Naciones Unidas.
El Vaticano albergó  dos lideres pro-aborto y activistas del control de la población en la conferencia sobre el “cambio climático.”

Dos fotos mas para actualizar la noticia:

24 May 2015


2 Juan 1:10-11 Si alguno va a visitarlos a ustedes y no lleva esta enseñanza, no lo reciban en casa ni lo saluden;  porque quien lo salude se hará cómplice de sus malas acciones.

 
Ban Ki Moon, y el profesor Jeffrey Sachs son activistas defensores del aborto que operan en los más altos niveles de las Naciones Unidas.

 
 
 
Bergoglio ama el mundo y el mundo lo idolatra a  él, por eso se rebela abiertamente contra la ley de Dios y desobedece las palabras del Santo Evangelio.

 
1 Juan 2:15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

 
 
Esto es lo mismo que han venido haciendo las universidades manejadas por los Jesuitas progresistas.
 
 
A Francisco no solo el concepto de secta se le diluido sino además el concepto de herejía, por eso es infiel a la doctrina católica ; es un traidor y sus acciones contradicen el Santo Evangelio de Jesucristo.
«Entonces, ve, la palabra “sectas” se va como diluyendo. Me detuve mucho en esto por justicia, para no hacer una injusticia. Hermanos evangélicos que trabajan bien.» En la entrevista de Francisco a la periodista y escritora mexicana Valentina Alazraki
Señala el documento de la conferencia de Obispos de los Estados Unidos Católicos en la vida política:
◾La comunidad católica y las instituciones católicas no deben honrar a aquellos que toman acciones que desafían nuestros principios morales básicos. No debería dárseles premios, honores o plataforma alguna que pudiese sugerir un apoyo a sus acciones.
 
Bergoglio desde el comienzo inyectó  su veneno diciendo que los católicos no debíamos obsesionarnos en temas como el aborto y los anticonceptivos.
No olvidemos que el 5 de diciembre del 2013 Francisco alabó  al fallecido pro-abortista, comunista y asesino, progay  y a favor del control de la Población Nelson Mándela.
 
Vemos que Bergoglio no sirve a Jesucristo sino a los demonios. No solo con sus comentarios maliciosos en contra de las familias católicas numerosas recomendando la paternidad responsable como un método de anticoncepción.
Jesucristo nos advirtió que por los frutos los conoceremos.

Aquí  vemos a Bergoglio bromeando con Ignazio Marino alcalde de Roma progay y acérrimo pro-aborcionista.
 

 
 
 
En la carta abierta a Francisco de la ex directora de Catholic.net Lucrecia Rego de Planas describe perfectamente la táctica modernista de Francisco

“ Pero… al parecer, le gusta caerle bien a todos y estar bien con todos, así que puede un día decir un discurso en la TV en contra del aborto y, al día siguiente, en la misma TV, aparecer bendiciendo a las feministas pro-aborto en la Plaza de Mayo; puede decir un discurso maravilloso contra los masones y, unas horas después, estar cenando y brindando con ellos en el Club de Rotarios.”

                               Judío anti-católico  Abraham Skorka Honrado en la  UCA 2012
 
 
No es de extrañar ya Bergoglio en Argentina honraba a los enemigos de la Iglesia católica pro-aborto pro- 'matrimonio' homosexual en la misma universidad 'católica' liberal que manejaba a su antojo donde se desempeñaba como Gran Canciller de la UCA (Pontificia Universidad "Católica" Argentina Santa María de los Buenos Aires).


En el 2005, el arzobispo Jorge Bergoglio permitió dos de las subversivas proabortistas llamadas madres de la plaza de mayo ser enterradas en los terrenos de la iglesia católica de Santa Cruz. Las Madres de Plaza de Mayo en Argentina; en el 2014 escribieron un libro para promover el aborto y el libro también promueven la homosexualidad. Las mismas a las que Bergoglio les ha dado la bienvenida en el vaticano.





La agenda liberal de Bergoglio como vemos no está al servicio a Dios sino todo lo contrario  se rebela contra El  y se le opone.

Bergoglio es un hereje , apostata y sobre el pesa la excomunión  porque además  dio  su nombre a la masonería de Argentina Bergoglio es miembro honorario del Club de Rotarios.
Los ideales a los que sirve Bergoglio son los de la masonería que dicen que: El hombre debe servir al hombre, por el bien del hombre.



Por eso es que Bergoglio ha elegido como cardenales y obispos a apostatas pro-abortistas y pro-gay y vemos que estos herejes ahora le dan la comunión a los políticos pro-abortos y promotores de la homosexualidad. Practica común que se ha vuelto común entre los jesuitas liberales.
 
 

 
 

Fidelidad a Cristo Rey.




Que podemos hacer mientras vemos que los apostatas se han apoderado de los Templos hagamos de nuestros hogares verdaderas Iglesias domesticas vivamos en santidad para que la Santísima Trinidad haga morada en Nosotros.  


 
 
 
Profecías de Ana Catalina Emmerich:
«Vi en el futuro la religión caída muy bajo y conservándose únicamente en algunos lugares, en algunos hogares y en algunas familias que Dios ha protegido también de los desastres de la guerra» (AA.III.557)
 
 
Ella  anuncia  la anarquía de la Iglesia. Anarquía significa sin soberano , sin dirigente, sin gobierno, en este caso acefalía del gobierno de la Iglesia.
 
No hay más que una Iglesia, la Iglesia católica romana. Y cuando no quedare sobre la tierra más que un católico, este constituiría la Iglesia una, universal, es decir católica, la Iglesia de Jesucristo, contra la cual las puertas del infierno no prevalecerán.


La mística Emmerich describe el orgullo en el que caen los sacerdotes que se separan de la verdadera Iglesia que se rebelan contra el magisterio de la Iglesia despreciando  incluso las enseñanzas  de los santos doctores de la Iglesia. Y dice que ellos se sitúan por encima de todo poder y rechazan las buenas obras mientras pretenden que ellos poseen  la perfección.



Yo los veo siempre alejarse cada vez más de la Iglesia, y veo un mal porvenir para ellos. (AA.I.536)

¡JESÚS! ¡JESÚS! ¡JESÚS!

¡Cristo para nosotros! ¡Cristo en nosotros!(AA.I.536)

Ellos habían rechazado todo juicio de la autoridad legítima de la Iglesia, que únicamente ella ha recibido su poder de Dios, que únicamente ella tiene misión para poder decidir sobre la verdad o falsedad de estos tipos de manifestaciones interiores; ellos se habían puesto por encima de las reglas de la fe y de los mandamientos divinos y habían por ello quitado toda barrera que hubiera podido preservar a estos infortunados de este mal cuya influencia desastrosa hacían crecer como una simiente de maldición por todo lugar por donde pasaban. (AA.I.537)

Estos «iluminados», los veo siempre en una cierta relación con la venida del Anticristo, ya que ellos también, por sus manejos, cooperan en el cumplimiento del misterio de iniquidad. (AA.I.536)

Jorge Mario Bergoglio no tienen ningún tipo de autoridad espiritual sobre ningún católico. Como podemos verificar en las profecías de Ana Catalina  Emmerich:
Vi a continuación que cuando ellos introducían el obispo de la manera que se habían propuesto, él era intruso, introducido contra la voluntad del Papa y que no poseía legítimamente la autoridad espiritual. (AA.III.128)
Un hereje no es Papa ni tampoco es legítimo un ‘Papa’ que se pone en duda.
Wernz-Vidal – Derecho Canónico de 1943
“A través de herejía notoria y   abiertamente difundida, el Romano Pontífice, en caso de caer en herejía, por ese mismo hecho (ipso facto) se considera privado de la potestad de jurisdicción, incluso antes de cualquier sentencia declaratoria por la Iglesia … Un Papa que cae en la herejía pública dejaría ipso facto de ser miembro de la Iglesia; por lo tanto, él también dejaría de ser cabeza de la Iglesia .”Y además : “Un Papa dudoso no es papa .”

 Nuestra Señora del Buen Suceso también anunció la falta de un papa reinante durante estos tiempos:
 
“El clero secular dejará mucho que desear porque los sacerdotes se habrán descuidados en sus deberes sagrados. Al carecer de la brújula divina, van a desviarse del camino trazado por Dios para el ministerio sacerdotal, y se apegarán a los placeres y las riquezas, que ellos indebidamente se esforzaran por alcanzar. 
La Iglesia sufrirá durante esta noche oscura! Al carecer de un Pastor y un Padre  para guiarlos ... muchos sacerdotes perderán su espíritu, poniendo sus almas en gran peligro. Las pobres almas sacerdotales que quedarán para defender la Iglesia sufriría mucho.”
 
Jesús nos prometió que no nos desampararía y que vendría a hacer morada en nosotros si cumplimos sus mandamientos.
 
 
¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me manifestaré a él. Juan 14:21

 


 
 ¡Amemos al Sagrado Corazón!
¿Y cómo se le ama? se le ama guardando su ley, procurando seguir sus inspiraciones, buscándole amigos que le quieran, ganándole almas que un día sean con El dichosas, evitándole injurias y menosprecios, desagraviandole por ellos. Si así nos amamos los seres humanos cuanta mas fidelidad y honor le debemos a Jesús que es Dios.
 
 
 
 
Acto de consagración y desagravio al Sagrado Corazón de Jesús
¡Oh Corazón de Jesús! Yo quiero consagrarme a ti con todo el fervor de mi espíritu. Sobre el ara del altar en que te inmolas por mi amor, deposito todo mi ser; mi cuerpo que respetaré como templo en que tú habitas; mi alma que cultivaré como jardín en que te recreas; mis sentidos, que guardaré como puertas de tentación; mis potencias, que abriré a las inspiraciones de tu gracia; mis pensamientos, que apartaré de las ilusiones del mundo; mis deseos, que pondré en la felicidad del Paraíso; mis virtudes que florecerán a la sombra de tu protección; mis pasiones, que se someterán al freno de tus mandamientos; y hasta mis pecados, que detestaré mientras haya odio en mi pecho, y que lloraré sin cesar mientras haya lágrimas en mis ojos. Mi corazón quiere desde hoy ser para siempre todo tuyo, así como tú, ¡oh Corazón divino! has querido ser siempre todo mío. Tuyo todo, tuyo siempre; no más culpas, no más tibieza. Yo te serviré por los que te ofenden; pensaré en ti por los que te olvidan; te amaré por los que te odian; y rogaré y gemiré, y me sacrificaré por los que te blasfeman sin conocerte. Tú, que penetras los corazones, y sabes la sinceridad de mi deseo, comunícame aquella gracia que hace al débil omnipotente, dame el triunfo del valor en las batallas de la tierra, y cíñeme la oliva de la paz en las mansiones de la gloria.
Amén.







 
 
Acto de Consagración de la Familia al Sagrado Corazón


Señor Jesús,/ dígnate visitar este hogar/ en compañía de Tu Santísima Madre,/ y derrama sobre sus habitantes/ las gracias que Tu has prometido/ a las familias especialmente consagradas/ a Tu Divino Corazón. Fuiste Tu solo,/ Oh Salvador del mundo,/ quien al revelarlas Tu mismo/ a Santa Margarita María/ pediste por designio misericordiosísimo,/ el homenaje solemne de amor universal/a Tu Divino Corazón,/ que tanto ha amado a los hombres/ y que tan poco ha recibido en pago.
Esta familia busca prontamente/ contestar a Tu llamado,/ y, en reparación por la indiferencia/ y la apostasía/ de tantas almas,/ viene, Oh Divino Corazón,/ a proclamarte como su Soberano amoroso/ y a consagrarse a Ti, sin querer conseguir una recompensa, las alegrías, labores, y dolores,/ presentes y futuros de este hogar,/ que de ahora en adelante no pertenecen a nadie más que a Ti.
Por eso, bendice a quienes están aquí presentes. Bendice a quienes, por la voluntad del Altísimo,/ dejaron este mundo. Bendice también a aquellos que están ausentes, ¡Oh Jesús! En nombre de la Virgen María,/ Te suplicamos,/ Oh Corazón de Amor, pon esta casa en el reino de la caridad. Derrama sobre ella Tu espíritu de fe,/ de santidad,/ y de pureza. Se Tu el único Maestro de estas almas:/ aléjalas de la mundanalidad y líbralas de las vanidades. Abre para ellas, Señor,/ la adorable herida de Tu misericordioso Corazón;/ y como un Arca de Salvación, ¡guárdala dentro,/ para que sea Tuya en la Vida Eterna!
More entre nosotros el Corazón Triunfante de Jesús,/ ¡por siempre amado, bendito y glorificado! Amen.



 
 
Acto de desagravio al Sagrado Corazón de Jesús
Divino Salvador Jesús, dígnate mirar con ojos de misericordia a tus hijos, los socios de los Sagrados Corazones, que unidos por un mismo pensamiento de fe, esperanza y amor, vienen a deplorar ante tu sacratísimo Corazón sus infidelidades y las de sus hermanos culpables. Ojalá podamos con nuestras solemnes y unánimes promesas, conmover a ese Divino Corazón y obtener de El misericordia para nosotros, para el mundo infeliz y criminal, y para todos aquellos que no tienen la dicha de conocerte y amarte.
Sí, de hoy en adelante lo prometemos todos:
Por el olvido e ingratitud del hombre, Te consolaremos, Señor.
Por tu desamparo en el sagrado Tabernáculo,
Por los crímenes de los pecadores,
Por el odio de los impíos,
Por las blasfemias que se vomitan contra Ti,
Por las injurias hechas a tu divinidad,
Por las inmodestias e irreverencias cometidas en tu adorable presencia,
Por las traiciones de que eres víctima adorable,
Por la frialdad de la mayor parte de tus hijos,
Por el desprecio que se hace de tus amorosos convites,
Por la infidelidad de los que se dicen tus amigos,
Por el abuso de tus gracias,
Por nuestras propias infidelidades,
Por la incomprensible dureza de nuestros corazones,
Por nuestra tardanza en amarte,
Por nuestra tibieza en tu santo servicio,
Por la amarga tristeza que te causa la perdición de las almas,
Por tus largas esperas a la puerta de nuestros corazones,
Por los amargos desprecios con que eres insultado,
Por tus quejas de amor,
Por tus lágrimas de amor,
Por tu cautiverio de amor,
Por tu martirio de amor,


ORACIÓN
Oh Jesús, divino Salvador mío, de cuyo Corazón se ha desprendido esta dolorosa queja: ¡Busqué quien me consolara y no lo hallé! dignate aceptar el modesto tributo de nuestros consuelos, y asístenos tan eficazmente con el auxilio de tu divina gracia, que, huyendo cada vez más en lo venidero de todo lo que pudiera desagradarte, nos mostremos en toda circunstancia, tiempo y lugar, tus hijos más fieles y obsecuentes. Te lo pedimos por Ti mismo, que, siendo Dios, vives, reinas por los siglos de los siglos. Amén.






 
 
 
 

martes, 28 de abril de 2015

CUM EX APOSTOLATUS OFFICIO

El Papa Pablo IV  para evitar la abominación de la desolación decretó a  perpetuidad que los que se desvían de la fe pierden toda elevación sin excluir ni siquiera  si el que se desvía fue nombrado papa  por la mayoría de los obispos su elección queda nula y está excomulgados ipso facto y nos advierte que los fieles no debemos obedecer a ninguno de los desviados de la fe sino evitarlos. 

Es muy peligroso para el alma cristiana
 adherirse como a Papa al que no lo es; el
 falso papa es como "un dios extranjero en
 este mundo, un ídolo, una estatua, una
 imagen ficticia de Cristo
(San Vicente Ferrer)
 
 
 El error de un maestro es una tentación para los fieles; tentación tanto mayor cuanto mas docto es el que yerra. (San Vicente de Lerins , Conmonitorio, 17).


 Los lideres y gobernantes toman parte encabezando la apostasía.
Ni el pueblo de Israel, ni los sacerdotes, ni los levitas se han apartado de las gentes del lugar, sino que han imitado en sus abominaciones... Han mezclado así al pueblo santo con las gentes del lugar, siendo sus jefes y responsables los primeros en ser infieles. (Esdras 9:1-2)

CUM EX APOSTOLATUS OFFICIO
 
PABLO IV 

Bula Acerca del peligro de autoridades heréticas
 
Del 15 de febrero de 1559
 
EXORDIO
El Papa tiene el deber de impedir el magisterio del error.
Dado que por nuestro oficio apostólico, divinamente confiado a Nos aunque sin mérito alguno de nuestra parte, Nos compete un cuidado sin  límite del rebaño del Señor; y que por consecuencia, a manera del Pastor que vela, en beneficio de la fiel custodia de su grey y de su saludable conducción, estamos obligados a una asidua vigilancia y a procurar con particular atención que sean excluidos del rebaño de Cristo  aquellos que en estos tiempos, ya sea por el predominio de sus pecados o por confiar con excesiva licencia en su propia capacidad, se levantan contra la disciplina de la verdadera Fe de un modo realmente perverso, y trastornan con recursos malévolos y totalmente inadecuados la inteligencia de las Sagradas Escrituras, con el propósito de escindir la unidad de la Iglesia Católica y la túnica inconsútil del Señor, y para que no prosigan con la enseñanza del error, los que desprecian ser discípulos de la Verdad.
 
1. Más alto está el desviado de la Fe. más grave es el peligro.
Considerando la gravedad particular de esta situación y sus peligros al punto que el mismo Romano Pontífice, que como Vicario de Dios y de Nuestro Señor tiene la plena potestad en la tierra, y a todos juzga y no puede ser juzgado por nadie, si fuese encontrado desviado de la Fe, podría ser acusado. y dado que donde surge un peligro mayor, allí más decidida debe ser la providencia para impedir que falsos profetas y otros personajes que detentan jurisdicciones seculares no tiendan lamentables lazos a las almas simples y arrastren consigo hasta la perdición innumerables pueblos confiados a su cuidado y a su gobierno  en las cosas espirituales o en las temporales; y para que no acontezca algún día  que veamos en el Lugar Santo la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel; con la ayuda de Dios para Nuestro empeño pastoral, no sea que parezcamos perros mudos, ni mercenarios, o dañados los malos vinicultores, anhelamos capturar las zorras que tientan desolar la Viña del Señor y rechazar los lobos lejos del rebaño.
 
2. Confirmación de toda providencia anterior contra todos los desviados.
Después de madura deliberación con los Cardenales de la Santa Iglesia Romana, hermanos nuestros, con el consejo y el unánime asentimiento de todos ellos, con Nuestra Autoridad Apostólica, aprobamos y renovamos todas y cada una de las sentencias, censuras y castigos de excomunión, suspensión, interdicción y privación, u otras, de cualquier modo adoptadas y promulgadas contra los herejes y cismáticos, por los Pontífices Romanos, nuestros Predecesores, o en nombre de ellos, incluso las disposiciones informales, o de los Sacros Concilios admitidos por la Iglesia, o decretos y estatutos de los Santos Padres, o Cánones Sagrados, o por Constituciones y Resoluciones Apostólicas. Y queremos y decretamos que dichas sentencias, censuras y castigos, sean observadas perpetuamente y sean restituidas a su prístina vigencia si estuvieran en desuso, y deben permanecer con todo su vigor. Y queremos y decretamos que todos aquellos que hasta ahora hubiesen sido encontrados, o hubiesen confesado, o fuesen convictos de haberse desviado de la Fe Católica, o de haber incurrido en alguna herejía o cisma, o de haberlos suscitado o cometido; o bien los que en el futuro se apartaran de la Fe (lo que Dios se digne impedir según su clemencia y su bondad para con todos), o incurrieran  en herejía, o cisma, o los suscitaren o cometieran; o bien los que hubieren de ser sorprendidos de haber caído, incurrido, suscitado o cometido, o lo confiesen, o lo admitan, de cualquier grado, condición y preminencia, incluso Obispos, Arzobispos, Patriarcas, Primados, o de cualquier otra dignidad eclesiástica superior; o bien Cardenales, o Legados perpetuos o temporales de la Sede Apostólica, con cualquier destino; o los que sobresalgan por cualquier autoridad o dignidad temporal, de conde, barón, marqués, duque, rey, emperador, en fin queremos y decretamos que cualquiera de ellos incurra en las antedichas sentencias, censuras y castigos.
 
3. Privación ipso facto de todo oficio eclesiástico por herejía o cisma.
Considerando que los que no se abstienen de obrar mal por amor de la virtud deben ser reprimidos por temor de los castigos, y que Obispos, Arzobispos, Patriarcas, Primados, o de cualquier otra dignidad eclesiástica superior; o bien Cardenales, Legados, condes, barónes, marqueses, duques, reyes, emperadores, que deben enseñar a los demás y servirles de buen ejemplo, a fin de que perseveren en la Fe Católica, con su prevaricación pecan más gravemente que los otros, pues que no sólo se pierden ellos, sino que también arrastran consigo hasta la perdición los pueblos que les fueran confiados; por la misma deliberación y asentimiento de los Cardenales, con esta Nuestra Constitución, válida a perpetuidad, contra tan gran crimen -que no puede haber otro mayor ni más pernicioso en la Iglesia de Dios- en la plenitud de Nuestra Potestad Apostólica, sancionamos, establecemos, decretamos y definimos, que por las sentencias, censuras y castigos mencionados (que permanecen en su vigor y eficacia y que producen su efecto), todos y cada uno  de los Obispos, Arzobispos, Patriarcas, Primados, o de cualquier otra dignidad eclesiástica superior; o bien Cardenales, Legados, condes, barones, marqueses, duques, reyes, emperadores, que hasta ahora  (tal como  se aclara precedentemente) hubiesen sido sorprendidos, o hubiesen confesado, o fuesen convictos de haberse desviado (de la Fe católica), o de haber caído en herejía, o de haber incurrido en cisma, o de haberlos suscitado o cometido; o también los que en el futuro se apartaran de la Fe católica, o cayeran en herejía, o incurrieran en cisma, o los provocaren, o los cometieren, o los que hubiesen de ser sorprendidos o confesaran o admitieren haberse desviado de la Fe Católica, o haber caído en herejía, o haber incurrido en cisma, o haberlos provocado o cometido, dado que en esto resultan mucho más culpables que los demás, fuera de las sentencias, censuras y castigos, enumerados, (que permanecen en su vigor y eficacia y que producen sus efectos), todos y cada uno de los Obispos, Arzobispos, Patriarcas, Primados, o de cualquier otra dignidad eclesiástica superior; o bien Cardenales, Legados, condes, barones, marqueses, duques, reyes, emperadores, quedarán privados también por esa misma causa, sin necesidad de ninguna instrucción de derecho o de hecho, de sus jerarquías, y de sus iglesias catedrales, incluso metropolitanas, patriarcales y primadas; del título de Cardenal, y de la dignidad de cualquier clase de Legación, y además de toda voz activa y pasiva, de toda autoridad, de los monasterios, beneficios y funciones eclesiásticas, con cualquier Orden que fuere, que hayan obtenido por cualquier concesión y dispensación Apostólica, ya sea como titulares, o como encargados o administradores, y en las cuales, sea directamente o de alguna otra manera hubieran tenido algún derecho, o las hubieren adquirido de cualquier otro modo; quedarán así mismo privados de cualquier beneficio, renta o producido, reservados o asignados a ellos. Y del mismo modo serán privados completamente, y en cada caso, de sus condados, baronías, marquesado, ducado, reino e imperio, y en forma perpetua, y de modo absoluto. Y por otro lado siendo del todo contrarios e incapacitados para tales funciones, serán tenidos además como relapsos y exonerados en todo y para todo, incluso si antes hubiesen abjurado públicamente en juicio tales herejías. Y no podrán ser restituidos, repuestos, reintegrados o rehabilitados, en ningún momento, a la prístina dignidad que tuvieron, a sus Iglesias Catedrales, metropolitanas, patriarcales, primadas; al cardenalato, o a cualquier otra dignidad, mayor o menor, o a su voz activa o pasiva, a su autoridad, monasterio, beneficio, o condado, baronía, marquesado, ducado, reino o imperio, antes bien habrán de quedar al arbitrio de aquella potestad que tenga la debida intención de castigarlos, a menos que teniendo en cuenta en ellos aquellos signos de verdadero arrepentimiento y aquellos frutos de una congruente penitencia, por benignidad de la misma Sede Apostólica o por clemencia hubieren de ser relegados en algún monasterio, o en algún otro lugar dotado de un carácter disciplinario para hacer allí perpetua penitencia con el pan del dolor y el agua de la compunción. Y así serán tenidos por todos, de cualquier dignidad, grado, orden, o condición que sea, e incluso, arzobispo, patriarca, primado, cardenal, o de cualquier autoridad temporal, conde, barón, marqués, duque, rey o emperador, o de cualquier otra jerarquía, y así serán tratados y estimados, y además evitados como relapsos y exonerados, de tal modo que habrán de estar excluidos de todo consuelo humanitario.
 
4. Pronta solución de las vacancias de los oficios eclesiásticos.
Quienes pretenden tener un derecho de patronazgo, o de nombrar personas idóneas para las Sedes Eclesiásticas vacantes por estas cesantías, a fin de que tales cargos, después de haber sido librados de la servidumbre de los heréticos, no estén expuestos a los inconvenientes de una larga vacancia mas sean otorgados a personas capaces de dirigir los pueblos por las vías de la justicia, están obligados a presentar al Romano Pontífice los nombres de tales personas idóneas, dentro del tiempo fijado por derecho, de otra manera, transcurrido el tiempo previsto, la disponibilidad de tales Sedes retorna al Pontífice Romano.
 
5. Excomunión ipso facto para los que favorezcan a herejes o cismáticos.
Incurren en excomunión ipso facto todos los que conscientemente osen acoger, defender o favorecer a los desviados o les den crédito, o divulguen sus doctrinas; sean considerados infames, y no sean admitidos a funciones públicas o privadas, ni en los Consejos o Sínodos, ni en los Concilios Generales o Provinciales, ni en el Cónclave de Cardenales, o en cualquiera reunión de fieles o en cualquier otra elección. Serán también intestables y no podrán participar de ninguna sucesión hereditaria, y nadie estará además obligado a responderles acerca de ningún asunto. Si tuviese alguno la condición de juez, sus sentencias carecerán de toda validez, y no se podrá someter a ninguna otra causa a su audiencia; o si fuera abogado, su patrocinio será tenido por nulo, y si fuese escribano sus papeles carecerán por completo de eficacia y vigor. Además los clérigos  serán privados también por la misma razón, de todas y cada una de sus iglesias, incluso catedrales, metropolitanas, patriarcales y primadas; de sus dignidades, monasterios, beneficios y oficios eclesiásticos incluso como ya se dijo, cualquiera sea el grado y el modo de su obtención. Tanto Clérigos como laicos, incluso los que obtuvieren normalmente y que estuvieren investidos de las dignidades mencionadas, serán privados sin más trámite de sus reinos, ducados, dominios, feudos y de todos los bienes temporales que poseyeran, Sus reinos, ducados, dominios, feudos y bienes serán propiedad pública, y como bienes públicos habrán de producir un efecto de derecho, en propiedad de aquellos que los ocupen por primera vez, siempre que estos estuvieren bajo nuestra obediencia, O de nuestros sucesores los Romanos Pontífices, elegidos canónicamente), en la sinceridad de la Fe y en unión con la Santa Iglesia Romana.
 
6. Nulidad de todas las promociones o  elevaciones de desviados en la Fe.
Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; y de ningún modo puede considerarse  que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, y no será posible considerar que se ha otorgado o se otorga alguna facultad de administrar en las cosas temporales o espirituales a los que son promovidos, en tales circustancias, a la dignidad de obispo, arzobispo, patriarca o primado, o a los que han asumido la función de Cardenales, o de Pontífice Romano, sino que por el contrario todos y cada uno de los pronunciamientos, hechos, actos y resoluciones y sus consecuentes efectos carecen de fuerza, y no otorgan ninguna validez, y ningún derecho a nadie. 
 
7. Los fieles no deben obedecer sino evitar a los desviados en la Fe.
Y en consecuencia, los que así hubiesen sido promovidos y hubiesen asumido sus funciones, por esa misma razón y sin necesidad de hacer ninguna declaración ulterior, están privados de toda dignidad, lugar, honor, título, autoridad, función y poder; y séales lícito en consecuencia a todas y cada una de las personas subordinadas a los así promovidos y asumidos, si no se hubiesen apartado antes de la Fe, ni hubiesen sido heréticos, ni hubiesen incurrido en cisma, o lo hubiesen suscitado o cometido, tanto a los clérigos seculares y regulare, lo mismo que a los laicos; y a los Cardenales, incluso a los que hubiesen participado en la elección de ese Pontífice Romano, que con anterioridad se apartó de la Fe, y era o herético o cismático, o que hubieren consentido con él otros pormenores y le hubiesen prestado obediencia, y se hubiesen arrodillado ante él; a los jefes, prefectos, capitanes, oficiales, incluso de nuestra materna Urbe y de todo el Estado Pontificio; asimismo a los que por acatamiento o juramento, o caución se hubiesen obligado y comprometido con los que en esas condiciones fueron promovidos o asumieron sus funciones, (séales lícito) sustraerse en cualquier momento e impunemente a la obediencia y devoción de quienes fueron así promovidos o entraron en funciones, y evitarlos como si fuesen hechiceros, paganos, publicanos o heresiarcas, lo que no obsta que estas mismas personas hayan de prestar sin embargo estricta fidelidad y obediencia a los futuros obispos, arzobispos, patriarcas, primados, cardenales o al Romano Pontífice, canónicamente electo. Y además para mayor confusión de esos mismos así promovidos y asumidos, si pretendieren prolongar su gobierno y administración, contra los mismos así promovidos y asumidos (séales lícito) requerir el auxilio del brazo secular, y no por eso los que se sustraen de ese modo a la fidelidad y obediencia para con los promovidos y titulares, ya dichos, estarán sometidos al rigor de algún castigo o censura, como sí lo exigen por el contrario los que cortan la túnica del Señor.
 
8. Validez de los documentos antiguos y derogación sólo de los contrarios.
No tienen ningún efecto para estas disposiciones las Constituciones y Ordenanzas Apostólicas, así como los privilegios y letras apostólicas, dirigidas a obispos, arzobispos, patriarcas, primados y cardenales, ni cualquier otra resolución, de cualquier tenor y forma, y con cualquier cláusula, ni los decretos, también los de motu propio y de ciencia cierta del Romano Pontífice, o concedidos en razón de la plenitud de la potestad apostólica, o promulgados en consistorios, o de cualquier otra manera; ni tampoco los aprobados en reiteradas ocasiones, o renovados e incluidos en un cuerpo de derecho, o como capítulos de cónclave, o confirmados por juramento, o por confirmación apostólica, o por cualquier otro modo de confirmación, incluso los jurados por Nosotros mismos. Considerando pues esas resoluciones de modo expreso y teniéndolas como insertadas, palabra por palabra, incluso aquellas que hubieran de perdurar por otras disposiciones, y en fin todas la demás que se opongan, por esta vez y de un modo absolutamente especial, derogamos expresamente sus cláusulas dispositivas.
 
9. Decreto de publicación solemne
A fin de que lleguen noticias ciertas de las presentes letras a quienes interesa, queremos que ellas, o una copia (refrendada por un notario público, con el sello de alguna persona dotada de dignidad eclesiástica) sean publicadas y fijadas en la Basílica del Prícipe de los Apóstoles, y en las puertas de la Cancillería apostólica, y en el extremo de la Plaza de Flora por alguno de nuestros oficiales; y que es suficiente la orden de fijar en esos sitios la copia mencionada, y que dicha fijación o publicación, o la orden de exhibir la copia antedicha, debe ser tenida con carácter de solemne y legítima, y que no se requiere ni se debe esperar otra publicación.
 
10. Ilicitud de las acciones contrarias y sanción divina.
Por lo tanto, a hombre alguno sea lícito infringir esta página de Nuestra Aprobación, Innovación, Sanción, Estatuto, Derogación, Voluntades, Decretos, o por temeraria osadía, contradecirlos. Pero si alguien pretendiese intentarlo, sepa que habrá de incurrir en la indignación de Dios Omnipotente y en la de sus santos Apóstoles Pedro y Pablo.
 
Dado en Roma, junto a San Pedro, en el año de la Encarnación del señor 1559, XVº anterior a las calendas de Marzo, año 4º de nuestro Pontificado el 15 de febrero de 1559. Pablo IV.