Por sus llagas hemos sido sanados ♰♰♰

jueves, 30 de noviembre de 2017

Bergoglio nombró obispo al homosexualista Jorge Ignacio García Cuerva

Bergoglio nombró obispo a un Cura Villero que apoya las adopciones gay y cometió sacrilegio contra el Bautismo y le dio la comunión sacrílega a una pareja de sodomitas.

 

Este es uno de esos casos al que se refería el herético Leonardo Boff  cuando dijo que Bergoglio apoyó  las adopciones gay en Argentina: “El Papa Francisco es más liberal de lo que se piensa” “Bergoglio aprobó que una pareja gay adoptara un niño
El padre Jorge Ignacio García Cuerva fue nombrado obispo auxiliar de Lomas de Zamora y su curriculum puede consultarse en AICA. http://www.aica.org/31245-dos-nuevos-obispos-auxiliares-buenos-aires-lomas-de-zamora.html
Pero los amigos de “Sagrada Tradición” informan algo más:
“Faltó resaltar en el extenso Currículum del P. Jorge Ignacio García Cuerva, muy bien atornillado a la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y al Consejo Episcopal Latinoamericana (CELAM), que bautizó a los “hijos” de un famoso transgénero que se hace llamar Florencia Trinidad (1976-), desviada estrella de la televisión argentina en varias series de Telefe – Canal 11, de Buenos Aires.
Su nombre es Roberto Carlos Trinidad, nacido en Resistencia, Provincia de Chaco. Roberto comenzó la transición de hombre a “mujer” a los 17 años, primero como “Karen” y luego, por sugerencia de su novio, como “Florencia”. Desde entonces, él se hizo la cirugía de cambio de sexo.
En 2010 fue reconocido legalmente como una “mujer”, y cambió su nombre legal a “Florencia De La V”, el primero en hacerlo en Argentina. Se casó con un dentista, su pareja desde 1998. En 2011, un año después, “Florencia” y su marido hicieron en un instituto de California los procedimientos para la compra de un ovulo y rentar un vientre materno, y nacieron Paul Alexander e Isabella.
En el día que Paul Alexander e Isabella cumplieron un año de edad, los gemelos fueron “bautizados” en el barrio de Retiro, en la Basílica del Santísimo Sacramento. Esta es una de las Basílicas preferidas en Buenos Aires, Argentina.
Otras iglesias locales se negaron a la petición del bautismo porque la “actriz” Florencia Trinidad no fue bautizado como mujer, sino como hombre cuando se llamaba Roberto Carlos Trinidad. Contrataron entonces al Padre Jorge García Cuerva, quien era párroco de Santa Clara de Asís, Iglesia en El Talar, Tigre, amigo del entonces Cardenal Bergoglio y de Mons. Vicente Oscar Ojea, quien fue elegido Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina hace poco más de 10 días.
Se concluyó el acuerdo con el Padre Jorge durante la estancia de “Flor” en Miami y no puso ningún impedimento para bautizar a los niños. Asimismo, durante la ceremonia algunos afirman que el sacerdote dio a la pareja gay la Santa Comunión.
El Padre Jorge Ignacio García Cuerva es ahora nombrado Obispo de la Iglesia Católica… ¡Aunque usted no lo crea!”
travesti argentino cura villero apostata
Comentario del Artillero: con Bergoglio al mando de la Iglesia, hay que creer que todo lo increíble puede pasar.
Y no queda más remedio que rezar fuerte para que Dios termine con este dañino personaje.

 
 
Nota catapúltica
El nuevo auxiliar de Buenos Aires es Gustavo Oscar Carrara. Ya recibirá lo suyo, faltaría más.
Carrara será auxiliar del sucesor de Bergoglio en Buenos Aires, el cardenal Mario Aurelio Poli


El sodomita travesti Roberto Trinidad públicamente afirmó que impondrá a los niños la ideología de género en contra de la doctrina moral de la Iglesia católica además de que los “padrinos” del sacrílego también son sodomitas.
Roberto Trinidad: “Día a día me ocupo en formarlos como personas pensantes y desprejuiciadas.”
Posición de la Iglesia católica:
El Derecho Canónico 868 § 1 Para un bebé para ser bautizado legalmente se requiere:
1 ° que los padres, o al menos uno de ellos, o la persona que legalmente toma su lugar , de su consentimiento
que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza, debe diferirse el bautismo, según las disposiciones del derecho particular, haciendo saber la razón a sus padres.




El cura apostata Jorge Ignacio es parte de los llamadas "curas villeros" que trabajan en barrios pobres de Argentina, en las periferias de Bergoglio, que están a favor del pseudo-matrimonio gay, las adopciones homosexuales, el cambio de sexo, la compra-venta  de óvulos para que los sodomitas fabriquen niños, los  vientres de alquiler,  el sincretismo con cultos paganos y dan la comunión sacrílega a los adúlteros  divorciados que se han vuelto a casar.  




Noticia relacionada:

El Pasado herético de Bergoglio es el presente de Francisco
Bergoglio confirmó en el vicio de la sodomía a un alumno y amigo suyo
Apostasía: Bergoglio le pide oración a un homosexual públicamente reconocido.
Bergoglio confirmó a lesbiana disfrazada de hombre en su pecado y a cometer sacrilegio.
Centro Arrupe de Jesuitas, pervierten a los jóvenes promoviendo la homosexualidad.
Bergoglio se rebela contra el Evangelio y contra la doctrina moral para apoyar la seudo- identidad gay y transexual.

Novena de San Andrés

 
☆ミFᴇʟíᴢ ғɪᴇsᴛᴀ ᴅᴇ Sᴀɴ Aɴᴅʀés ☆ミ

La Novena de San Andrés Conocida como la Novena de Navidad para obtener favores (a la que se le atribuyen muchos milagros):
Alabada y bendita sea la hora y el momento en que el Hijo de Dios nació de la purísima Virgen María, a medianoche, en Belén, en penetrante frío. En esa hora, te suplico ¡oh Dios mío! escuchar mi oración y conceder mis deseos (mencionar intención), por los méritos de nuestro Salvador Jesucristo y su Santísima Madre. Amén.

Rezar con fervor esta oración quince veces cada día desde la fiesta de San Andrés (30 de noviembre) hasta Navidad (25 de diciembre).

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Novena de la Inmaculada Concepción

“El atajo para llegar a Dios es la Virgen.” Padre Pío
 
 
La Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María:
 1-Nos llama a la purificación. Ser puros para que Jesús habite en nosotros.
 2-Nos llama a la consagración al Corazón Inmaculado de María, lugar seguro para alcanzar conocimiento perfecto de Cristo y camino seguro para ser llenos del Espíritu Santo .
 

 

Comienza el 29 Nov para terminar un día antes de la fiesta o el 30 de Noviembre para terminar el mismo día de  la fiesta de la Inmaculada Concepción 8 de Diciembre.
Oraciones para todos los días de la novena:
 
Puestos de rodillas
se hace la Señal de la cruz
Canto
Acto de contrición
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Ante vuestra divina presencia reconozco que he pecado muchas veces y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de haberos ofendido. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo no volver a caer más, confesarme y cumplir la penitencia que el confesor me imponga. Amén.
 
Oración preparatoria
Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres, Virgen singular, Virgen soberana y perfecta, elegida para Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde el primer instante de tu Concepción; así como por Eva nos vino la muerte, así nos viene la vida por ti, que, por la gracia de Dios, has sido elegida para ser madre del nuevo pueblo que Jesucristo ha formado con su sangre.
A ti, purísima Madre, restauradora del caído linaje de Adán y Eva, venimos confiados y suplicantes en esta Novena, para rogarte nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado. Acordaos, Virgen Santísima, que habéis sido hecha Madre de Dios, no sólo para vuestra dignidad y gloria, sino también para salvación nuestra y provecho de todo el género humano. Acordaos que jamás se ha oído decir que uno solo de cuantos han acudido a vuestra protección e implorado vuestro socorro haya sido desamparado.
No me dejéis pues a mí tampoco, porque si no, me perderé; que yo tampoco quiero dejaros a Vos, antes bien cada día quiero crecer más en vuestra verdadera devoción. Y alcanzadme principalmente estas tres gracias: la primera, no cometer jamás pecado mortal; la segunda, un gran aprecio de la virtud, y la tercera, una buena muerte. Además dadme la gracia particular que os pido en esta Novena, si es para mayor gloria de Dios, vuestra y bien de mi alma.
 
Oración particular del cada día (abajo)
 
Oración final
Rezar tres Padrenuestros, Avemarías y Gloria Patris a la Santísima Trinidad, y luego pide lo que por intercesión de la Inmaculada Concepción deseas conseguir de la Novena.
 
Bendita sea tu pureza
Y eternamente lo sea,
Pues todo un Dios se recrea
En tan graciosa belleza.
A ti, celestial Princesa,
Virgen sagrada María,
Te ofrezco en este día
Alma, vida y corazón.
¡Mírame con compasión!
¡No me dejes, madre mía!
Cantos

DÍA PRIMERO
De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días.
Oración particular
¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como preservaste a María del pecado original en su Inmaculada Concepción y a nosotros nos hiciste el gran beneficio de libramos de él por medio de tu santo bautismo, así Te rogamos humildemente nos concedas la gracia de portarnos siempre como buenos cristianos, regenerados en Ti, Padrenuestro Santísimo.
A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen (que se encuentra al final de la pagina).

DÍA SEGUNDO
De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días.
Oración particular
¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como preservaste a María de todo pecado mortal en toda su vida y a nosotros nos das gracia para evitarlo y el sacramento de la confesión para remediarlo, así Te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de no cometer nunca pecado mortal, y si incurrimos en tan terrible desgracia, la de salir de él cuanto antes, por medio de una buena confesión.
A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen (que se encuentra al final de la pagina).

DÍA TERCERO
De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días.
Oración particular
¡Oh santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como preservaste a María de todo pecado venial en toda su vida, y a nosotros nos pides que purifiquemos más y más nuestras almas, para ser dignos de Ti, así Te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de evitar los pecados veniales y de procurar y obtener cada día más pureza y delicadez de conciencia.
A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen (que se encuentra al final de la pagina).


DÍA CUARTO
De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días.
Oración particular
¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como libraste a María del pecado y le diste dominio perfecto sobre todas sus pasiones, así Te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de ir domando nuestras pasiones y destruyendo nuestras malas inclinaciones, para que Te podamos servir con verdadera libertad de espíritu y sin imperfección ninguna.
A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen (que se encuentra al final de la pagina).

DÍA QUINTO
De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días.
Oración particular
¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como desde el primer instante de su Concepción diste a María mas gracia que a todos los Santos y Angeles del cielo, así Te rogamos humildemente por intercesión de tu Madre Inmaculada nos inspires un aprecio singular de la divina gracia que Tú nos adquiriste con tu sangre y nos concedas el aumentarla más y más con nuestras buenas obras y con la recepción de tus santos sacramentos, especialmente el de la comunión.
A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen (que se encuentra al final de la pagina).

DÍA SEXTO
De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días.
Oración particular
¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como desde el primer instante infundiste en María, con toda plenitud, las virtudes sobrenaturales y los dones del Espíritu Santo, así Te suplicamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas a nosotros la abundancia de estos mismos dones y virtudes, para que podamos vencer todas las tentaciones y hagamos muchos actos de virtud dignos de nuestra profesión de cristianos.
A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen (que se encuentra al final de la pagina).

DÍA SEPTIMO
De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días.
Oración particular
¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como diste a María, entre las demás virtudes, una pureza y castidad eximia, por la cual es llamada Virgen de las Vírgenes, así Te suplicamos, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la dificilísima virtud de la castidad, que no se puede conservar sin tu gracia, pero que tantos han conservado mediante la devoción de la Virgen y tu protección.
A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen (que se encuentra al final de la pagina).

DÍA OCTAVO
De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días.
Oración particular
¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como diste a María la gracia de una ardentísima caridad y amor de Dios sobre todas las cosas, así Te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas un amor sincero a Ti, oh Dios y Señor nuestro, nuestro verdadero bien, nuestro bienhechor, nuestro Padre, y que antes queramos perder todas las cosas que ofenderte con un solo pecado.
A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen(que se encuentra al final de la pagina).

DÍA NOVENO
De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días

Oración particular
¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como has concedido a María la gracia de ir al cielo y de ser en él colocada en el primer lugar después de Ti, así Te suplicamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas una buena muerte, que recibamos bien los últimos sacramentos, que expiremos sin mancha ninguna de pecado en la conciencia y vayamos al cielo para siempre gozar en tu compañía y la de nuestra Madre, con todos los que se han salvado por ella.
A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen.

LETANÍA A LA VIRGEN
Señor, tened piedad de nosotros.
Cristo, tened piedad de nosotros.
Señor, tened piedad de nosotros.
Cristo, óyenos. Cristo, óyenos.
Cristo, escuchadnos, Cristo, escuchadnos,
Dios, Padre celestial. Tened piedad de nosotros.
Dios, Hijo, Redentor del mundo. Tened piedad de nosotros.
Dios, Espíritu Santo. Tened piedad de nosotros.
Trinidad Santa, un solo Dios. Tened piedad de nosotros.

A las siguientes contestamos: “Ora pro nobis” o “Ruega por nosotros”
Santa María,
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las vírgenes,
Madre de Cristo,
Madre de la Divina Gracia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre inviolada,
Madre y virgen,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de exaltación,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de la sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso digno de honor,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la alianza,
Puerta del Cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consoladora de los afligidos,
Auxilio de los Cristianos,
Reina de los Ángeles,
Reina de los Patriarcas,
Reina de los Profetas,
Reina de los Apóstoles,
Reina de los Mártires,
Reina de los Confesores,
Reina de las Vírgenes,
Reina de todos los Santos,
Reina, concebida sin pecado original,
Reina, asunta a los Cielos,
Reina del santísimo Rosario,
Reina de la Paz,
Cordero de Dios, que quitáis los pecados del mundo. Perdonadnos, Señor.
Cordero de Dios, que quitáis los pecados del mundo. Escuchadnos, Señor.
Cordero de Dios, que quitáis los pecados del mundo. Tened piedad de nosotros.
V. Rogad por nosotros, Santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de las promesas de Jesucristo.
ORACIÓN
Os rogamos, Señor Dios, que nos concedáis a vuestros siervos gozar de continua salud de alma y cuerpo; y que por la intercesión de la siempre Virgen Santa María, seamos libres de las tristezas de esta vida y gocemos de las eternas alegrías del cielo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

martes, 28 de noviembre de 2017

Bergoglio contradice a Jesucristo: “alguien podría pensar que este Papa es un hereje”

es.news Al referirse a una columna en la basílica Santa María Magdalena en Vézelay (Francia), el papa Francisco insinuó que Judas podría haber sido salvado. Al hablar en la católica TV2000 agregó después: “quizás alguien podría pensar ‘este Papa es un hereje’”.

En esta columna Judas está colgando en un lado, mientras que en el otro “el Buen Pastor” lo lleva mostrando una sonrisa que, según Francisco, parece “un poco cómplice”.

Según la página web de la abadía de Vézelay, el Buen Pastor de Francisco es en realidad un hombre que no se identifica con Cristo y que se lleva el cadáver de Judas. Las palabras de Francisco ahora han sido publicadas como un libro.
 
 
 
 "Alguien podría pensar: 'Este Papa es un Hereje' ..." ...¡por decir que Judas Iscariote podría estar salvado!
Bergoglio reveló que tiene una fotografía de ese capitel  en dos partes detrás de su escritorio, "porque lo ayuda a meditar", tal vez medita  en su propia traición a Cristo o como seguir traicionado a Cristo haciendo que otros se condenen  mientras los engaña para que además pequen de presunción?

Bergoglio niega el dogma del Infierno:
Dogma de Fe: Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal van al infierno.


Santa Hildegarda de Bingen : Por tanto, también se perderá el que adore los escritos de este hombre perdido, tributándole culto.


Palabra de Dios:  Guardé a los que me diste, y no pereció ninguno de ellos, sino el hijo de perdición para que se cumpliese la Escritura. Juan 17:12
 
Catena Aurea - San Agustín :
"Guardé a los que me diste, y ninguno de ellos pereció, más que el hijo de perdición (esto es, el traidor a Cristo, predestinado a la perdición), para que se cumpliera la Escritura", que había profetizado de él ( Sal 108).

Mateo 26.24-25: El Hijo del hombre se va, como está escrito de él, pero ¡ay de aquel por quien el Hijo del hombre es entregado! ¡Más le habría valido a ese hombre no haber nacido!» Entonces preguntó Judas, el que iba a entregarle: «¿Soy yo acaso, Rabbí?» Le respondió: «Tú lo has dicho.»

Juan 6:70-71: Jesús les respondió: «Fijaos, yo os he elegido a vosotros, los Doce. Y, sin embargo, uno de vosotros es un diablo.» Hablaba de Judas, hijo de Simón Iscariote, porque éste le iba a entregar, aunque era uno de los Doce.


Hechos 1: 24

para ocupar en el ministerio del apostolado el puesto del que Judas desertó para irse adonde le correspondía.»


Judas, un apóstol de Cristo, "uno de los doce", como tristemente observan los evangelistas, fue llevado al abismo de la iniquidad precisamente por el espíritu de codicia de las cosas terrenales. (Papa Pius XI, Encíclica Ad Catholici Sacredotii, n. 49)


Algunos se sienten atraídos por el sacerdocio por la ambición y el amor a los honores; mientras que hay otros que desean ser ordenados simplemente para que puedan abundar en riquezas, como lo prueba el hecho de que a menos que se les haya conferido algún beneficio (de riquezas), no soñarían con recibir las Ordenes Sagradas. Es como estos que nuestro Salvador describe como mercenarios, quienes, en palabras de Ezequiel, se alimentan a sí mismos y no a las ovejas, y cuya bajeza y deshonestidad no sólo han traído gran deshonra al estado eclesiástico, tanto es así que casi nada es ahora más vil y despreciable a los ojos de los fieles, pero también terminan en esto, que no obtienen ningún otro fruto de su sacerdocio que el derivado de Judas del Apostolado, que sólo le trajo la destrucción eterna. (Catecismo del Concilio de Trento, "Los Sacramentos: Ordenes Sagradas")
 

Santa Hildegarda: el desgraciado Hijo de la Perdición engañará a los hombres, enseñándoles a vivir según el gusto ardiente de la carne y a consentir en todo deseo carnal.
 
 

domingo, 26 de noviembre de 2017

Oración de Consagración a la Milagrosa




Postrado ante vuestro acatamiento, ¡Oh Virgen de la Medalla Milagrosa!, y después de saludaros en el augusto misterio de vuestra concepción sin mancha, os elijo, desde ahora para siempre, por mi Madre, Abogada, Reina y Señora de todas mis acciones y Protectora ante la majestad de Dios. Yo os prometo, virgen purísima, no olvidaros jamás, ni vuestro culto ni los intereses de vuestra gloria, a la vez que os prometo también promover en los que me rodean vuestro amor. Recibidme, Madre tierna, desde este momento y sed para mí el refugio en esta vida y el sostén a la hora de la muerte. Amén.


Súplica de la Medalla Milagrosa
Se reza a las 5 de la tarde del 27 de noviembre, Fiesta de la Medalla Milagrosa, y en las necesidades urgentes, cualquier día, a esa hora.

Oh Virgen Inmaculada, sabemos que siempre y en todas partes estás dispuesta a escuchar las oraciones de tus hijos desterrados en este valle de lágrimas, pero sabemos también, que tienes días y horas en los que te complaces en esparcir más abundantemente los tesoros de tus gracias. Y bien, oh María, henos aquí postrados delante de Ti, justamente en este día y hora bendita, por Ti elegida para la manifestación de tu Medalla.
Venimos a Ti, llenos de inmensa gratitud y de ilimitada confianza en esta hora por Ti tan querida, para agradecerte el gran don que nos has hecho dándonos tu imagen, a fin que sea para nosotros testimonio de afecto y prenda de protección. Te prometemos, que según tu deseo, la santa Medalla será el signo de tu presencia junto a nosotros, será nuestro libro en el cual aprenderemos a conocer, según tu consejo, cuánto nos has amado, y lo que debemos hacer para que no sean inútiles tantos sacrificios tuyos y de Tu Divino Hijo. Sí, Tu Corazón traspasado, representado en la Medalla, se apoyará siempre sobre el nuestro y lo hará palpitar al unísono con el tuyo. Lo encenderá de amor a Jesús y lo fortificará para llevar cada día la cruz detrás de Él.
Ésta es tu hora, oh María, la hora de tu bondad inagotable, de tu misericordia triunfante, la hora en la cual hiciste brotar, por medio de tu Medalla, aquel torrente de gracias y de prodigios que inundó la tierra. Haz, oh Madre, que esta hora que te recuerda la dulce conmoción de Tu Corazón, que te movió a venirnos a visitar y a traernos el remedio de tantos males, haz que esta hora sea también nuestra hora, la hora de nuestra sincera conversión, y la hora en que sean escuchados plenamente nuestros votos.
Tú, que has prometido justamente en esta hora afortunada, que grandes serían las gracias para quienes las pidiesen con confianza: vuelve benigna tu mirada a nuestras súplicas. Nosotros te confesamos no merecer tus gracias, pero, a quién recurriremos oh María, sino a Ti, que eres nuestra Madre, en cuyas manos Dios ha puesto todas sus gracias? Ten entonces piedad de nosotros. Te lo pedimos por tu Inmaculada Concepción, y por el amor que te movió a darnos tu preciosa Medalla. Oh Consoladora de los afligidos, que ya te enterneciste por nuestras miserias, mira los males que nos oprimen.
Haz que tu Medalla derrame sobre nosotros y sobre todos nuestros seres queridos tus benéficos rayos: cure a nuestros enfermos, dé la paz a nuestras familias, nos libre de todo peligro. Lleve tu Medalla alivio al que sufre, consuelo al que llora, luz y fuerza a todos. Especialmente te pedimos por la conversión de los pecadores, particularmente de aquéllos que nos son más queridos. Recuerda que por ellos has sufrido, has rogado y has llorado. Sálvanos, oh Refugio de los pecadores, a fin de que después de haberte todos amado, invocado y servido en la tierra, podamos ir a agradecerte y alabarte eternamente en el Cielo. Amén.
 
 

sábado, 25 de noviembre de 2017

♛A Jesucristo Rey del Universo sea el honor, la gloria y el poder por siempe Amen


 
 
Papa León XIII: “Si Cristo reinara entre nosotros, curaría tantas heridas, todo derecho recobraría su valor antiguo, volverían los bienes de la paz caerían de las manos las espadas y las armas, cuando todos proclamen que el Señor es nuestro Rey…”

Este domingo, 26 de noviembre, celebramos la solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo. Fue el Papa Pío XI durante el Año Santo de 1925 que emitió una encíclica llamada, Quas Primas, para establecer este Día de la Fiesta del Rey de Nuestro Señor Jesucristo. El documento papal es breve y vale la pena leerlo como una forma de glorificar y alabar a Dios en este especial de hoy y de todos los días. La celebración marca el final del calendario litúrgico y comienza la temporada de Adviento, para prepararse para celebrar el nacimiento de Cristo. El Papa Pío les recordó a los creyentes y a todas las naciones que el culto y el discipulado de Cristo no es solo un asunto privado:
 

Las naciones recordarán por la celebración anual de esta fiesta que no solo los individuos sino también los gobernantes y príncipes están obligados a dar honor y obediencia pública a Cristo.

Llamará a sus mentes el pensamiento del último juicio, en el que Cristo, que ha sido expulsado de la vida pública, despreciado, descuidado e ignorado, vengará estos insultos de la forma más severa;

porque su dignidad real exige que el Estado tenga en cuenta los mandamientos de Dios y de los principios cristianos, tanto al hacer leyes como al administrar justicia, y también al proporcionar a los jóvenes una educación moral sólida. (32)

 

Además, el Papa Pío insta a los fieles a poner a Cristo en el corazón y el alma de sus vidas. El escribe:

Los fieles, además, al meditar en estas verdades, obtendrán mucha fuerza y ​​valor, lo que les permitirá formar sus vidas según el verdadero ideal cristiano. Si a Cristo nuestro Señor se le da todo el poder en el cielo y en la tierra; si todos los hombres, comprados por su preciosa sangre, son por un nuevo derecho sujeto a su dominio; si este poder abarca a todos los hombres, debe quedar claro que ninguna de nuestras facultades está exenta de su imperio. Él debe reinar en nuestras mentes, lo cual debe aceptar con sumisión perfecta y firme creencia a las verdades reveladas y a las doctrinas de Cristo. Él debe reinar en nuestras voluntades, que deben obedecer las leyes y los preceptos de Dios. Él debe reinar en nuestros corazones, lo que debe rechazar los deseos naturales y amar a Dios sobre todas las cosas, y unirse a él solo. Él debe reinar en nuestros cuerpos y en nuestros miembros, que deberían servir como instrumentos para la santificación interior de nuestras almas, o para usar las palabras del apóstol Pablo, como instrumentos de justicia para Dios. (33)
 
Everyday For Life Canada




ORACIÓN DE RECONOCIMIENTO DE LA REALEZA SOCIAL DE CRISTO DIOS

¡Oh Cristo Jesús, yo os reconozco por Rey universal! Todo cuanto ha sido hecho, ha sido creado para Vos. Ejerced sobre mí todos vuestros derechos.
 Os renuevo mis promesas del bautismo, renunciando a Satanás, a sus pompas y a sus obras, y os prometo vivir como buen cristiano. Y principalmente me comprometo a hacer triunfar según mis medios, los derechos de Dios y de vuestra Iglesia.
 Corazón divino de Jesús: yo os ofrezco mis pobres acciones, para obtener, que todos los corazones reconozcan vuestra realeza sagrada, y así el reino de vuestra paz se establezca por todo el universo.
 Así sea.


Himno del Breviario Romano
para la Fiesta de Cristo Rey


Oh Príncipe absoluto de los siglos,
oh Jesucristo, Rey de las naciones:
te confesamos árbitro supremo
de las mentes y de los corazones.

La turbamulta impía vocifera:
"no queremos que reine Jesucristo";
pero en cambio nosotros te aclamamos,
y Rey del universo te decimos.

Oh Jesucristo, Príncipe pacífico:
somete a los espíritus rebeldes,
y haz que encuentren el rumbo los perdidos,
y que en un solo aprisco se congreguen.

Para eso pendes de una cruz sangrienta,
y abres en ella tus divinos brazos;
para eso muestras en tu pecho herido
tu ardiente corazón atravesado.

Para eso estás oculto en los altares
tras las imágenes del pan y el vino;
para eso viertes de tu pecho abierto
sangre de salvación para tus hijos.

Que con honores públicos te ensalcen
los que tienen poder sobre la tierra;
que el maestro y el juez te rindan culto,
y que el arte y la ley no te desmientan.

Que las insignias de los reyes todos
te sean para siempre dedicadas,
y que estén sometidos a tu cetro
los ciudadanos todos de la patria.

Glorificado seas, Jesucristo,
que repartes los cetros de la tierra;
y que contigo y con tu eterno Padre
Glorificado el Paráclito sea.

Amén.



SOLEMNIDAD DE CRISTO REY DEL UNIVERSO

1ªLct.:Daniel 7,13-14:Su poder es eterno, no cesará
Salmo 92,1ab.1c-2.5.:El Señor reina vestido de majestad
2ªLct.:Ap.1,5-8:A Jesucristo, a El la gloria y el poder por los siglos

viernes, 24 de noviembre de 2017

Teólogo anglicano advierte: Este Papa no es católico

THE REMNANT

Ahora lo advierte un teólogo anglicano: Este Papa no es católico

A esta altura de la Debacle Bergogliana, el reconocimiento de que Francisco es una amenaza para la integridad de la fe quedó tan establecido entre los principales comentaristas, que hasta un teólogo anglicano, escribiendo para First Things, ha dado una señal de alarma.
“¿El Papa es católico? Durante al menos un siglo, esta era la manera en que los anglicanos bromeábamos cuando algo era demasiado obvio como para decirlo,” escribe Gerald McDermott, profesor de teología en la escuela Beeson Divinity School. “Pero,” prosigue: “hoy debemos preguntarnos seriamente si el Papa no es un protestante liberal.”
 
 
McDermott cita numerosos ejemplos de la catarata interminable de heterodoxia oral y escrita generada por Francisco en los últimos cuatro años y medio. Los lectores de The Remnant los conocen bien y no hay necesidad de recordarlos aquí. Al igual que los católicos preocupados, McDermott se centra en el insulto que corona este destructivo pontificado: Amoris Laetitia y su increíble intento de introducir la ética casuística en la teología moral católica.
McDermott observa que John Finnis, renombrado filósofo del derecho, católico, y el igualmente renombrado teólogo de la moral, Germain Grisez—ambos figuras de la corriente católica “conservadora” que difícilmente podrían considerarse “tradicionalistas radicales”—sostienen que “según la lógica de Amoris Laetitia, algunos fieles son demasiado débiles como para cumplir los mandamientos de Dios, y pueden vivir en estado de gracia a pesar de que continúan cometiendo pecados habituales ‘de materia grave.’”  A lo que McDermott agrega: “Como (el Episcopal) Joseph Fletcher, quien enseñó Ética Casuística en la década de 1960, la exhortación sugiere que hay excepciones a cada norma moral y que no existe algo como un acto intrínsecamente malo.”
“Durante décadas,” continúa McDermott, “los anglicanos ortodoxos y otros protestantes que buscaban resistir las apostasías del cristianismo liberal, miraban a Roma en busca de apoyo moral y teológico. La mayoría de nosotros reconocía que en verdad se luchaba contra la revolución sexual, que había infiltrado y corrompido la Iglesia Episcopal y su progenitor del otro lado del charco. Primero fue la santidad de vida y la eutanasia. Luego, la práctica homosexual. Ahora se trata del matrimonio homosexual y la ideología transgénero. Durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, nosotros, los no católicos que debatíamos la teología moral, podíamos apuntar a los argumentos instruidos y convincentes que salían de Roma y decir, en efecto, que ‘La parte más antigua y más grande del Cuerpo de Cristo concuerda con nosotros y lo hace con una sofisticación extraordinaria.’”
“Pero ya no”, sostiene McDermott: “Los que continuamos luchando por la ortodoxia, tanto en teología dogmática como moral, extrañamos esos días en los que había un faro claro brillando del otro lado del Tíber. Porque hoy pareciera que la misma Roma ha sido infiltrada por la revolución sexual. El centro no se sostiene.”
Estas observaciones son históricas por su importancia, así como también lo es la carta abierta a Francisco del P. Thomas Weinandy, uno de los teólogos católicos más prominentes de la corriente principal del Novus Ordo. McDermott encuentra esperanza en “la postura valiente y recta” que Weinandy tomó contra un Papa que se ha descarriado como ningún otro antes de él. “Expresando los mismos sentimientos que yo”, concluye McDermott: “Tom Weinandy nos recuerda que Dios levanta luces proféticas cuando a su Iglesia llegan días oscuros.”
Cuando hasta un teólogo anglicano se muestra horrorizado públicamente por el protestantismo liberal de un Romano Pontífice, ningún católico de bien puede continuar negando lo obvio. ¿Pero dónde están los comentaristas neo-católicos en medio de este gran despertar? Comprometidos como siempre con la defensa programática de lo indefendible, no sea que alguien sospeche que estos tradicionalistas radicales tenían razón sobre la dirección en la que se dirige la Iglesia desde el Desastre Vaticano Segundo, y que la narrativa neo-católica “normalista” era tremendamente errada, por no decir completamente deshonesta, desde el principio.
 
 
 
En cuanto a los obispos y cardenales que saben que el Papa es una amenaza para la Iglesia, ellos continúan achicándose entre exequias o, en el mejor de los casos, protestando una y otra vez que Francisco debe “clarificar” lo que ya ha quedado más que claro. O, como el obispo Barron—elevado al episcopado por Francis—quejándose de que la crisis precipitada por Francisco con Amoris Laetitia es culpa de los blogueros católicos, y que los obispos debieran “tomar el control del proceso,” porque estos malvados blogueros “están forzando a las personas a leer este documento de una manera determinada.” Jamás deberá mencionarse que el mismo Francisco lee su propio documento en esa manera determinada, y que aplaude la desastrosa implementación de la misma. Antes bien, la verdad debe esconderse “tomando el control” de la narrativa, reemplazando las afirmaciones sobre la innegable verdad con un elogio florido de lo que Barron considera “un documento extraordinariamente rico”.
Ojalá los líderes de la Iglesia se ahorraran estos “documentos ricos” y nos dieran la fe de nuestros padres. Pero no podemos contar con ellos ahora. En este momento, son los laicos y su sensus fidelium  los principales bastiones de la fe, asistidos por la gracia de los sacramentos y los buenos sacerdotes, como el padre Weinandy, quienes permanecen fieles a lo que Dios reveló a través de Su Iglesia, a pesar de las consecuencias que tendrán que soportar bajo un pontificado que representa una dictadura del relativismo teológico, sostenido solo por la fuerza bruta y el miedo a las represalias, que el dictador se atreve a llamar “El Espíritu”.
Christopher A. Ferrara
(Traducido por Marilina Manteiga. Artículo original)
 

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Gracias Señor por todas las bendiciones recibidas

 


dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18


Y habiendo tomado el pan dio gracias. Y nos dio ejemplo para que diésemos gracias por todo beneficio, tanto al principio como al fin, porque siempre se deben dar gracias a Dios (San Beda)
 

 
“El cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos nos hablan de la bondad y omnipotencia del que los ha creado, y la admirable belleza de los elementos puestos a nuestro servicio exige de la creatura racional el justo tributo de la acción de gracias”. (San León Magno)

Y todo lo que hacéis, de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de El a Dios el Padre. Col 3:15-17


 
 

martes, 21 de noviembre de 2017

Monseñor Schneider: “el papa Francisco no está confirmando la verdad”

es.newsHay una “nueva situación en la Iglesia” desde el momento en que en algunos países los adúlteros son admitidos a la Comunión, dijo el obispo Athanasius Schneider al hablar en The Remnant el 20 de noviembre. Señala que esto no se ha visto “en 2.000 años de vida de la Iglesia” y es “un ataque general a la Santa Eucaristía”.

Schneider agrega que los que expresan preocupación sobre la confusión en la Iglesia son los verdaderos amigos de Francisco, no los que lo adulan. Pedir claridad a Francisco lo llama un “acto de caridad”: “tenemos que tener la posibilidad de pronunciar palabras claras sin tener miedo de ser castigados o aislados”.

“La fe no es propiedad privada del Papa”, sino que pertenece a toda la Iglesia, señala Schneider. Un Papa es “solamente un administrador”. En consecuencia, un Papa no puede imponer una doctrina errónea: “tenemos que creer esto, aun cuando temporariamente estamos viviendo en la oscuridad y cuando temporariamente el Papa no está confirmándonos en la verdad constante e inmodificable de la Iglesia”.



viernes, 17 de noviembre de 2017

Impostura bergogliana: autonomía Sí, pero de dirección obligatoria

por Cesare Baronio
(traducción del original por F.I. 
Fuente aquí)
 



Todas las utopías anticristianas, sean las religiosas que las políticas, se presentaron bajo la apariencia de un movimiento popular desde abajo, mientras que en realidad se inpusieron con los métodos de la tiranía: fueron una tiranía la Pseudoreforma luterana, el cisma anglicano, la Revolución francesa, el Risorgimento, el comunismo, el nazifascismo, el Concilio Vaticano II. Lo son hoy las democracias en las cuales se impone a las masas la teoría gender, el matrimonio homosexual y la invasión islámica. No constituye una excepción la neo-iglesia, cuyo princeps demuestra en los hechos un autoritarismo y una arrogancia en el ejercicio del poder del todo opuestas a los pretextos de democratización y colegialidad que nos llegan desde la curtis.

Heredero y servil ejecutor del Vaticano II -diga lo que diga Socci-, Bergoglio está hoy llevando a cumplimiento lo contenido in nuce en aquella infausta junta, que impuso  a la Iglesia las decisiones de conventículos de expertos progresistas con la complicidad y la connivencia de sus Papas. Puesto que aquello que las bellas almas del Concilio llaman excesos no son otra cosa sino la coherente aplicación de la voluntad partisana y facciosa de una élite.

El grotesco documento Amor laetitiae demuestra que la pretendida autonomía del Episcopado y de las Conferencias Episcopales en clave colegialista y parlamentarista, lejos de tomarse a pecho la salvación eterna de concubinarios y adúlteros, debe leerse ad mentem Bergollei, es decir, con la decidida intención de admitir a los sacramentos a quienes resulten indignos de ellos. Y si por un lado hay algunas Conferencias Episcopales que confirmaron la disciplina tradicional, por el otro la praxis asumida es que los divorciados pueden comulgar en el Sagrado Banquete y participar de la vida sacramental de la Iglesia. Lo prueba la entusiástica acogida de Amor laetitiae de parte de la Conferencia Episcopal alemana y de la maltesa, la censura de no pocos obispos para con los clérigos refractarios a la novedad y las expulsiones de docentes críticos con aquel documento en ateneos nominalmente católicos. Es inútil decir que dentro de las Murallas Leoninas la simple sospecha que un oficiad de Congregación pueda no estar alineado alcanza para decidir su despido. En las barbas mismas de la parrhesia. De poco valen los Dubia y las correcciones filiales, las peticiones y las recolecciones de firmas, ignorados con tiránico desprecio por Bergoglio.

El motu proprio Magnum principium no es la excepción. Otra vez más, con el pretexto de una mayor democratización y de una más difundida participación del episcopado en el gobierno de la Iglesia, es evidente que la libertad y la autonomía concedidas a las Conferencias episcopales y a los obispos pueden ejercitarse sólo y exclusivamente si están en línea con la voluntad del Príncipe. 

Y he aquí la prueba.

Imaginemos por un absurdo que sea posible delegar a las Conferencias episcopales nacionales la disciplina litúrgica, y que la Santa Sede quisiera realmente que toda traducción de los textos litúrgicos sea congruente con la sana doctrina, aunque más no sea en la diversidad de las lenguas vernáculas.

Imaginemos que una Conferencia episcopal o un Ordinario, a instancias del motu propio de altisonante incipit Magnum principium, legisle en sentido tradicional, estableciendo, por ejemplo, que las palabras de la consagración pro multis sean fielmente traducidas, aplicando aquello que había mandado -sin ser escuchado- Benedicto XVI en la Carta al presidente de la Conferencia episcopal alemana del 14 de abril de 2012.

Imaginemos que los obispos de un hipotético Estado, acaso apelando a la Sacrosanctum concilium, decidan que de ahora en más será obligatorio celebrar la Misa en lengua latina -usus linguae latinae in ritibus latinis servetur-, limitando el uso del vernáculo a casos específicos y esporádicos.

Imaginemos que éstos, aplicando el motu proprio Summorum Pontificum y sus normas anejas emanadas por la Santa Sede, impongan al clero nacional el saber celebrar en la así llamada «forma extraordinaria». Imaginemos que dicha Conferencia episcopal establezca que en cada parroquia por lo menos una Misa dominical se celebre en rito antiguo.

¿Creéis que Bergoglio -según sus palabras, tan respetuoso de la descentralización y de la autonomía de las Conferencias episcopales- aceptaría que en esa nación el motu proprio Magnum principium se entienda en sentido tradicional? ¿Creéis realmente que no intervendría? ¿Creéis que dejaría impunes a los obispos de aquella nación? ¿O no usaría más bien el propio poder y la propia autoridad directa, inmediata y absoluta, para restablecer la Babel litúrgica y doctrinal, desautorizando la decisión de los obispos?

Por otra parte, si no tuvo escrúpulos en corregir públicamente al Prefecto de la Congregación para el culto divino, cardenal Sarah, con mayor razón no tendría problemas en hacerlo con el obispo de una diócesis o de una Conferencia episcopal, cosa por lo demás ya verificada anteriormente en otros clamorosos casos, empezando por el indecoroso escándalo de la Orden de Malta o, más recientemente, con las subterráneas interferencias en la  discrepancia planteada por la Conferencia episcopal polaca a propósito de Amor laetitiae.

He aquí entonces demostrada la facciosidad del documento papal. El cual usa como pretexto la autonomía de las iglesias nacionales con el único objetivo de delegar en éstas -como ocurre ahora con Amor laetitiae- la introducción de normas laxistas y permisivas, la aprobación de praxis cada vez más progresistas y ecuménicas, con la certeza de que en los lugares de poder hay personas que secundan la voluntad del soberano absoluto.

Y justamente como con Amor laetitiae hay muchas Conferencias episcopales que admiten a los concubinarios a los sacramentos y sólo algunas que confirman la praxis católica tradicional, así en el ámbito litúrgico tendrá que haber Conferencias episcopales que supriman el aspecto sacrificial de la Misa para introducir la intercomunión con los protestantes, mientras sólo algunas -mal toleradas, y apenas de momento- siguen no autorizándola, siquiera oficialmente. Y ciertamente sin tener ninguna posibilidad de obligar a los propios clérigos a obedecer, desde el mismo momento en que a éstos les bastaría posar sus piececitos en el refectorio de Santa Marta para verse reintegrados en las propias funciones.

¿Otro ejemplo? Tomemos a los cismáticos de Oriente: los únicos puntos en común sobre los cuales versa el diálogo ecuménico son aquellos que debilitan el primado petrino, mientras que en lo tocante a la sacralidad de los ritos se calla obstinadamente, en vista de que no avanzan en la dirección querida por Bergoglio y amenazan con dar crédito a aquellos que piden una liturgia más decorosa. Y viceversa, con los heréticos protestantes se dialoga de intercomunión -por ahora sólo en ciertos casos, pero ya sabemos cómo terminan estas cosas-, al paso que ésta es impracticable y conduciría a la distorsión del edificio doctrinal católico en su totalidad.

Lo mismo vale para el jus soli. Si gracias al mismo se concediera la ciudadanía italiana a inmigrantes católicos como los filipinos, nuestra Italia no tendría que temer una pacífica convivencia con estos nuevos ciudadanos que, por su parte, harían un precioso aporte a la defensa de la común tradición cristiana y de los comunes valores morales y espirituales.

Pero éste no es el objetivo por el que Avvenire y los políticos promueven el jus soli: ellos quieren que vengan a Italia mahometanos e idólatras y paganos y ateos, de modo de borrar los últimos restos de catolicidad de nuestro país. Y si ocurriera de veras que un contingente de filipinos tuviese que desplazarse hacia Italia, se les exigiría de inmediato el juramento de fidelidad a la laicidad del Estado y se condicionaría la concesión de la ciudadanía a las aceptación del aborto, la eutanasia, las parejas gay, etc.

Verba volant -las palabras llegan a todas partes- y scripta manent -las cosas escritas quedan en el papel. Que lo tengan en cuenta quienes creen poder obtener ope legis aquello que en los discursos de ocasión y en las intemperantes telefoneadas de Santa Marta se pone diariamente en tela de juicio.

Mes de junio dedicado al Sagrado Corazón de Jesús- Día Segundo

Dispuesto por el Padre Félix Sardá y Salvany en 1877, con aprobación eclesiástica.     MES DE JUNIO DEDICADO AL SAGRADO CORAZÓN DE J...