jueves, 19 de marzo de 2015

ჱܓOración a San José, protector de los hogares ჱܓჱܓ

 
“Con el nombre de Padre, Dios honró a José sobre todos los patriarcas, profetas, apóstoles y pontífices: éstos llevan el nombre de siervos; José obtiene el de Padre.”
San Alfonso María de Ligorio



Glorioso San José, protector, modelo y guía
de las familias cristianas: Te ruego protejas
a la mía.
Haz reinar en ella el espíritu de fe y de
religión, la fidelidad a los mandamientos de
Dios y de la Iglesia, la paz y la unión de los
hijos, el desprendimiento de los bienes
temporales y el amor a los asuntos del cielo.
Dígnate velar sobre todos nuestros intereses.
Ruega al Señor que bendiga nuestra casa.
Otorga la paz a la familia, acierto a los hijos
en la elección de estado.
Concede a todos los miembros de nuestra
familia y de todas las familias de la tierra, la
gracia de vivir y morir en el amor de Jesús y
de María. Amén.

San José, a proteger nuestro hogar. Derrama bendiciones del cielo sobre nuestra familia. Permanecer en medio de nosotros. Ayúdanos a vivir en santidad; en amor y la armonía, en paz y alegría. Que el santo temor de Dios nos fortalezca en la virtud de la puereza y pueda adornar en santidad y el gozo del Señor lo que hacemos y nuestro camino puede llevarnos al cielo.
En el día de hoy te doy la llave de mi morada terrena. Aparta todas las cosas que busca hacernos daño. Guarda mi casa y mis seres queridos y a mi en los corazones de Jesús y María. Te suplico que nuestros días sean como tus días en el hogar sagrado de Nazaret. Amén.



 
Tu eris super domum meam...
Génesis 41:40

ORACIÓN A SAN JOSÉ:

¡Oh San José, custodio y padre de vírgenes, a cuya guarda fue encomendada la misma inocencia Cristo Jesús y María, Virgen de las Vírgenes: os suplico y ruego, por estas dos riquísimas prendas Jesús y María, que, preservándome de toda inmundicia, hagáis que siempre sirva a Jesús y María con puro corazón, con cuerpo casto y con el alma libre de toda mancha de pecado. Amén.


 

 ORACIÓN PARA PEDIR LA VIRTUD DE LA SANTA PUREZA
(rezada por Santa Teresita del Niño Jesús)

Oh custodio y padre de vírgenes san José, a cuya fiel custodia fueron encomendadas
la misma inocencia, Cristo Jesús, y la Virgen de las vírgenes María, por estas dos queridísimas prendas, Jesús y María, te ruego y suplico me alcances que,
preservado de toda impureza, sirva siempre castamente
con alma limpia y corazón puro y cuerpo casto a Jesús y a María.



 
 
SUPLICAS A SAN JOSÉ, CUSTODIO DE LA FAMILIA DE NAZARET:

De los ataques de Satanás, libra nuestras familias.
De los males que nos amenazan, libra nuestras familias.
De las discordias y roces, libra nuestras familias.
De las enfermedades y aflicciones, libra nuestras familias.
De la tristeza y la desesperanza, libra nuestras familias.
Del espíritu mundano, libra nuestras familias.
De los peligros de los falsos valores de la sociedad de hoy, libra nuestras familias.
De la ausencia y el abandono de los padres, libra nuestras familias.
De la inmoralidad matrimonial, libra nuestras familias.
De la moda , costumbres escandalosos y de todos los vicios libra nuestras familias.
De la indiferencia y rebeldía religiosa, libra nuestras familias.
De liviandad y del deshonor, libra nuestras familias.
De las amistades malas y peligrosas, libra nuestras familias.
De la falta de amor, libra nuestras familias.
De las incomprensiones y falta de diálogo, libra nuestras familias.
De la desunión y separaciones, libra nuestras familias.
De los abortos y descuidos de la vida, libra nuestras familias.
De la falta de fe, libra nuestras familias.
De las dificultades financieras, libra nuestras familias.
De la falta de pan y de casa, libra nuestras familias.
De las enfermedades y desgracias, libra nuestras familias.
Del Suicidio, libra nuestras familias.
De la muerte eterna, libra nuestras familias.
- Ruega por nosotros, oh san José.
- Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oremos:
Dios de bondad y misericordia,
por intercesión de san José, salva nuestras familias,
haz que vivan unidas y firmes en el amor y en la verdad que es Cristo.
Así como las uniste en vida por la sangre,
tu bondad las reúna por la caridad en el reino eterno.
Amén.



 
SAN JOSÉ, PROTECTOR DE LA IGLESIA



Bendito José, casto esposo de la Virgen María,
permanece con nosotros en este día.
Tú que protegiste a la Virgen;
y amaste al Niño Jesús como a tu propio Hijo,
le rescataste del peligro de muerte.
Defiende la Iglesia, la casa de Dios,
comprada por la sangre de Cristo.



Guardián de la Familia Santa,
permanece con nosotros en nuestras pruebas.
Que tus oraciones nos obtengan
la fuerza para huir del error
y luchar contra los poderes de la corrupción
de manera que en esta vida crezcamos en santidad
y después de la muerte nos regocijemos con la corona de victoria.
Amén.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario