馃枻 Sagrado Coraz贸n de Jes煤s en Vos conf铆o ♰♰♰

martes, 13 de noviembre de 2018

Bergoglio perseguir铆a hoy a Santa Francisca Xavier Cabrini , patrona de los Emigrantes




Patrona de los Emigrantes
y
Fundadora de las Misioneras
del Sagrado Coraz贸n

Fiesta:  13 de noviembre 


La Madre Cabrini ser铆a  hoy expulsada y amenazada por la secta Bergogliana por profesar fielmente la fe cat贸lica.

La Madre Cabrini luch贸 contra el concubinato por lo tanto  ser铆a ferozmente perseguida por la secta ap贸stata bergogliana.
 
Y hasta lleg贸 a prohibir que en sus colegios recibieran a las hijas de los que p煤blicamente viv铆an dando esc谩ndalo por su concubinato o su uni贸n libre... No aceptaba el vivir sirviendo al mismo tiempo a Dios y al diablo. (Ewtn)

 
Fund贸 la comunidad de las Hermanas Misioneras del Sagrado Coraz贸n, bajo la inspiraci贸n del gran misionero jesuita  San Francisco Javier.  Cuando Francisca hizo los votos religiosos tom贸 el nombre del santo. 
 
La Madre Cabrini fund贸 67 instituciones a lo largo de su vida, incluidos hospitales, orfanatos y escuelas para familias inmigrantes y muchos otros.
 
 
Bergoglio tambi茅n la acusar铆a de hacer proselitismo por evangelizar al obedecer el Mandato de Jesucristo. 
 

domingo, 11 de noviembre de 2018

#Niuno$m谩s




The Wanderer

Hemos conocido hoy esta noticia:
El Equipo de Prensa y Comunicaci贸n de la CEA precis贸 en un comunicado que los obispos “han confirmado aceptar el reemplazo gradual de los aportes del Estado (asignaciones a los obispados, becas para los seminaristas y parroquias de frontera), por alternativas basadas en la solidaridad de las comunidades y de los fieles, asumiendo el esp铆ritu de las primeras comunidades cristianas, que pon铆an lo suyo en com煤n”. (AICA)
Me permito hacer una advertencia a los se帽ores obispos: las primeras comunidades cristianas pon铆an los suyo en com煤n porque ten铆an obispos que daban su palabra y su sangre para defender la fe; porque sus “seminaristas” -que no eran tales-, eran varones a quienes esas mismas comunidades eleg铆an por sus virtudes, y porque los “sacerdotes de frontera” estaban en peligro constante de que los b谩rbaros les cortaran la cabeza. 
No nos pidan entonces, excelencias reverend铆simas, que nosotros nos comportemos con la generosidad con que lo hac铆an los primeros cristianos si ustedes primero no se comportan con la virtud con que lo hac铆an los primeros obispos y sacerdotes.
 
 
 
 
 
No tendr谩n un solo peso de nuestra parte si siguen celebrando misas para la c煤pula de la corrupci贸n argentina, haciendo pol铆tica barata y agradeciendo sumisamente al "obispo de Roma" (el mismo Bergoglio al que ustedes odiaban mientras era arzobispo de Buenos Aires y que ahora hip贸critamente le lamen los zapatos negros) por la beatificaci贸n de un prelado marxista; si siguen callando cobardemente y defendiendo con timidez nuestra fe cuando se ve atacada por el mundo; si siguen ordenando y encubriendo a sacerdotes sacr铆legos que se revuelcan entre ellos y corrompen a ni帽os y j贸venes; si siguen, en resumen, haciendo lo que vienen haciendo desde hace d茅cadas. 
Propongo, por tanto, iniciar la campa帽a


#Niuno$m谩s

San Mart铆n de Tours juzga las herej铆as de Bergoglio

Obispo de Tours, Francia, 316-397
 
 
 
Bergoglio se opone a todos los santos de la Iglesia cat贸lica porque la raz贸n de ser de todos los santos es trabajar al servicio de Dios velando por la santificaci贸n de las almas. Bergoglio en cambio trabaja buscando la perdici贸n de las almas.
 



 
San Mart铆n de Tours (San Mart铆n de Loba, San Mart铆n Caballero, Sanctus Martinus Turonensis) 
Mart铆n significa: "el batallador". (De Mart = batalla).

C茅lebre santo del siglo IV, cuyo culto se extendi贸 extraordinariamente por toda Europa.

 
 
 
Muere en Candes el 8 de noviembre de 397. Mart铆n conoci贸 con mucha antelaci贸n la fecha de su muerte.
Fue uno de los primeros santos no m谩rtires que fue venerado como santo por la poblaci贸n.
Fiesta : 11 de Noviembre



Bergoglio defiende el paganismo y se opone al proselitismo cat贸lico  en cambio San Mart铆n  Cabello convirti贸 a su madre del paganismo.
 
Frente a los restos del paganismo, todav铆a vivientes, Mart铆n adopt贸 una actitud extraordinariamente din谩mica y combativa. Llegaba al pueblo, rodeado de sus disc铆pulos, convocaba a la multitud y, uniendo a la persuasi贸n la autoridad, consegu铆a la demolici贸n del templo pagano y el derribo de los 谩rboles sagrados.

San Mart铆n destruy贸 muchos templos, 谩rboles sagrados y otros objetos venerados por los paganos. En cierta ocasi贸n, despu茅s de demoler un templo, mand贸 derribar tambi茅n un pino que se ergu铆a junto a 茅l. El sumo sacerdote y otros paganos aceptaron derribarlo por s铆 mismos, con la condici贸n de que el santo, que tanta confianza ten铆a en el Dios que predicaba, aceptase colocarse junto al 谩rbol en el sitio que ellos determinasen. Mart铆n accedi贸 y los paganos le ataron al tronco. Cuando estaba a punto de caer sobre 茅l, el santo hizo la se帽al de la cruz y el tronco se desvi贸. En otra ocasi贸n, cuando demol铆a un templo en Antun, un hombre le atac贸, espada en mano. El santo le present贸 el pecho, pero el hombre perdi贸 el equilibrio, cay贸 de espaldas y qued贸 tan aterrorizado, que pidi贸 perd贸n al obispo. Sulpicio Severo narra 茅stos y otros hechos milagrosos, algunos de los cuales son tan extraordinarios, que el propio Sulpicio Severo dice que, ya en su 茅poca, no faltaban "hombres malvados, degenerados y perversos" que se negaban a creerlos. El mismo autor refiere algunas de las revelaciones, visiones y profec铆as con que Dios favoreci贸 a San Mart铆n.
 
 
 San Mart铆n de Tours es llamado "el ap贸stol de las Galias" nadie hizo tanto como 茅l por Francia cat贸lica y San Gregorio de Tours le invoca como "Patr贸n especial del mundo entero". Mart铆n fue un asceta, un ap贸stol, un hombre de oraci贸n, muy influyente en toda la espiritualidad medieval.

San Mart铆n  de Tours reprimi贸 a los herejes, Bergoglio en cambio alienta a los herejes y a los que han muerto excomulgados como Lutero  los exalta contradiciendo el Concilio dogm谩tico de Trento.

San Mart铆n  de Tours celoso defensor de la ortodoxia sufri贸 la persecuci贸n de los arrianos, Bergoglio en cambio es felicitado por herejes, masones y enemigos de Cristo.
 
El Santo obispo vivi贸 una vida de oraci贸n, de pobreza y penitencia y realiz贸 a la vez una labor apost贸lica para evangelizar extensas regiones rurales que todav铆a eran paganas


San Mart铆n de Tours es el Santo Patrono de la ciudad de Buenos Aires, capital de Argentina.
 
 Seg煤n la tradici贸n, se cuenta que el 20 de octubre de 1580, cuando los ediles espa帽oles deb铆an elegir qu茅 santo ser铆a el patrono de Buenos Aires, pusieron en un sombrero papelitos con los nombres de varios santos. El primero que sali贸 fue San Mart铆n de Tours y se decidi贸 realizar de nuevo el sorteo porque ese santo era franc茅s y prefer铆an que el patrono fuese un santo espa帽ol. No se sabe por qu茅, el papelito volvi贸 al sombrero. Al realizarse de nuevo el sorteo,  San Mart铆n de Tours volvi贸 a salir dos veces consecutivas m谩s, por lo que decidieron nombrarle como Patrono.

Bergoglio en cambio fue nombrado como las siete plagas para la iglesia de Argentina.    
 

http://sagradatradicion.blogspot.com/2010/09/bergoglio-una-plaga-de-egipto-para-la.html
 
 
 Papa Le贸n XIII: "Por otra parte, es muy frecuente que estos grandes predicadores de la tolerancia sean, en la pr谩ctica, estrechos e intolerantes cuando se trata del catolicismo. Los que son pr贸digos en repartir a todos libertades sin cuento, niegan continuamente a la Iglesia su libertad".
 
 
 
 
 Oraci贸n para seguir luchando por la causa de Dios

Traducci贸n portal Nazareusrex


 
            

Se帽or, si tu pueblo todav铆a tiene necesidad de mis servicios, no reh煤so el trabajo. H谩gase tu voluntad. Ya he peleado la buena batalla lo suficiente. Sin embargo, si tu me ofreces continuar en la l铆nea batalla en defensa de tu ejercito, nunca voy a pedir ser excusado por falta de fuerzas. Voy a hacer el trabajo que tu me encomiendas a m铆. Mientras tu me lo ordenes , voy a luchar bajo tu bandera. Am茅n  -St Martin of Tours



 
 
Oraci贸n
O bendito San Mart铆n de Caballero, que en piedad y amor abrigaste a un pobre mendigo que se congelaba, dividiendo tu proprio manto en dos, mira hacia m铆, tan pobre y tan s贸lo, con los ojos de tu piedad e intercede por m铆 ante el trono de Cristo para que yo pueda encontrar ayuda por todas mis necesidades, ambas espirituales y materiales (presente tus peticiones). Am茅n.

s谩bado, 10 de noviembre de 2018

San Le贸n Magno juzga las herej铆as de Bergoglio

                                         Papa, Doctor de la Iglesia

Tuvo que luchar fuertemente contra dos clases de enemigos: los externos que quer铆an invadir y destruir a Roma, y los internos que trataban de enga帽ar a los cat贸licos con errores y herej铆as.
 
INICIO DEL PONTIFICADO 29.IX.440 – FIN DEL PONTIFICADO 10.XI.461
Escribi贸 contra las herej铆as del Nestorianismo, el Monofisismo, el Manique铆smo y el Pelagianismo, hizo lo posible por evitar o mitigar las incursiones de los b谩rbaros,
obras que le valieron con toda justicia el apelativo de Magno. Muri贸 el a帽o 461.


Predicaba al pueblo en todas las fiestas y de 茅l se conservan 96 sermones, que son verdaderas joyas de doctrina. A los que estaban lejos los instru铆a por medio de cartas. Se conservan 144 cartas escritas por San Le贸n Magno.
Su fama de sabio era tan grande que cuando en el Concilio de Calcedonia los enviados del Papa leyeron la carta que enviaba San Le贸n Magno, los 600 obispos se pusieron de pie y exclamaron: "San Pedro ha hablado por boca de Le贸n".

 

Denzingerbergoglio

 San Le贸n Magno juzga la idea de Judas que tiene Francisco

  • El p茅rfido Judas lleg贸 hasta la horca, Pedro a l谩grimas purificadoras

El p茅rfido Judas, embriagado con ese veneno [la avaricia], en su sed de ganancia lleg贸 hasta la horca. Y fue tan insensatamente imp铆o, que lleg贸 a vender por treinta monedas a su Se帽or y a su Maestro. Pero mientras el Hijo de Dios se ofrec铆a para sufrir un juicio inicuo, el bienaventurado ap贸stol Pedro, cuya fe ard铆a con tal devoci贸n que estaba dispuesto a sufrir y a morir con su Se帽or, se deja atemorizar por la calumnia de una sirvienta del sumo sacerdote, y por debilidad cay贸 en el peligro de renegar. Hesitaci贸n permitida, parece, para que en el jefe de la Iglesia fuese fundado el remedio de la penitencia y para que ninguno se atreviese a fiarse de su virtud, cuando el mismo San Pedro no hab铆a podido escapar del peligro de la inconstancia. Mas el Se帽or, cuyo solo cuerpo estaba en medio de la congregaci贸n de los pont铆fices, vio fuera con su mirada divina la turbaci贸n de su disc铆pulo. Despu茅s que le mir贸, se levant贸 el coraz贸n del que temblaba y lo incit贸 a las l谩grimas del arrepentimiento. ¡Felices l谩grimas las tuyas, santo ap贸stol, que para limpiar la culpa de tu negaci贸n tuvieron la virtud del santo bautismo! (Le贸n I Magno. Homil铆a IX, 4)
  • Judas se cerr贸 a todas las manifestaciones de misericordia, y se volvi贸 contra s铆 mismo

Judas, el traidor, no alcanz贸 aquella gracia, ya que este hijo de la perdici贸n (Jn 17, 12), a cuya diestra se puso el demonio (Ps 108, 6), muri贸 a manos de su desesperaci贸n; a煤n mientras Cristo consumaba el misterio de la redenci贸n universal. Hasta 茅l, quiz谩, hubiera obtenido el perd贸n de no haberse precipitado a llegar al palo de la horca, porque el Se帽or muri贸 por todos los malhechores. Mas, ninguna exhortaci贸n a la misericordia del Salvador encontr贸 cabida en este malvado coraz贸n, en un tiempo entregado a peque帽as mezquindades y m谩s tarde dedicado a traficar en este pavoroso parricidio. Este traidor imp铆o, cerrando su mente a todas las manifestaciones de misericordia de Nuestro Se帽or, se volvi贸 contra s铆 mismo, mas no con el arrepentimiento como prop贸sito, si no en la locura de su propia ruina: es as铆 que este hombre que hab铆a vendido al Autor de la vida a los ejecutores de su muerte, en el mismo acto de morir pec贸 para mayor incremento de su eterna pena. (Le贸n I Magno. Serm贸n 62, De passione Domini, XI)
  • Judas persiste en la perfidia y no reconoce a Jes煤s como Hijo de Dios

Diciendo, sin embargo: “He pecado, entregando sangre inocente”, persiste en la perfidia de su impiedad no reconociendo a Jes煤s como Hijo de Dios, sino tan s贸lo como hombre de nuestra condici贸n puesto en peligro de muerte, cuya misericordia hubiese inclinado a su favor, si no hubiera negado su omnipotencia. (Le贸n I Magno. Serm贸n LII, 5)

… juzga la idea de Francisco de no ser necesario decir los pecados en la confesi贸n

  • Acusarse en las confesiones provoca la enemistad del autor del pecado

Acus谩ndonos nosotros mismos en nuestras confesiones y rehusando nuestro consentimiento a las concupiscencias de la carne, provocaremos contra nosotros, es cierto, la enemistad del autor del pecado, pero reafirmaremos en nosotros una paz inexpugnable con Dios secundando su gracia. (San Le贸n I Magno. Homil铆a XXVI sobre la Natividad del Se帽or, n. VI, 4)

… juzga la idea de que Cristo se manch贸 por el pecado, que tiene Francisco

  • Jes煤s no se manch贸 por el pecado, sino que elev贸 las realidades humanas

“El Verbo se hizo carne y habit贸 entre nosotros” (Jn 1, 14), es decir, en aquella carne que tom贸 del hombre y que el esp铆ritu de la vida racional anim贸. Quedando, pues, a salvo la propiedad de una y otra naturaleza y uni茅ndose ambas en una sola persona, […] la naturaleza inviolable se uni贸 a la naturaleza pasible. […] En naturaleza, pues, 铆ntegra y perfecta de verdadero hombre, naci贸 Dios verdadero, entero en lo suyo, entero en lo nuestro […]. Asumi贸 la forma de siervo sin la mancha del pecado, elevando las realidades humanas, no disminuyendo las divinas, ya que aquel despojamiento, por el cual el invisible se ofreci贸 a s铆 mismo visible…, fue un inclinarse de la misericordia, no una falta de poder. Entra, pues, en estas flaquezas del mundo el Hijo de Dios, bajando de su trono celeste, pero no alej谩ndose de la gloria del Padre. (Le贸n I Magno. Denzinger-H眉nermann 292-294, Carta Lectis dilectionis tuae, al obispo Flaviano de Constantinopla, 13 de junio de 449)

… juzga la idea de “conversi贸n del papado” que tiene Francisco

  • Cristo quiere que la firmeza de la Iglesia resida en Pedro

T煤 eres Pedro, esto es: “Yo soy la piedra inquebrantable, yo soy la piedra angular que hago de los dos pueblos una sola cosa, yo soy el fundamento fuera del cual nadie puede edificar; pero tambi茅n t煤 eres piedra, porque por mi virtud has adquirido tal firmeza, que tendr谩s juntamente conmigo, por participaci贸n, los poderes que yo tengo en propiedad”. Y sobre esta piedra edificar茅 mi Iglesia, y los poderes del Infierno no la derrotar谩n. “Sobre esta piedra firme —quiere decir— edificar茅 un templo eterno, y la alta mole de mi Iglesia, llamada a penetrar en el cielo, se apoyar谩 en la firmeza de esta fe”. Los poderes del infierno no podr谩n impedir esta profesi贸n de fe, los v铆nculos de la muerte no la sujetar谩n, porque estas palabras son palabras de vida. Ellas introducen en el cielo a los que las aceptan, hunden en el infierno a los que las niegan. (Le贸n I Magno. Serm贸n 4, 2-3)
  • A todos fue com煤n la elecci贸n, pero a uno la preeminencia

Entre los Ap贸stoles hubo igualdad de honor, pero diferencia de poder, en cuanto que a todos fue com煤n la gracia de la elecci贸n, pero a uno s贸lo le fue concedido el derecho de preeminencia sobre los dem谩s. (Le贸n I Magno. Carta 14, c. 11: PL 54, 676)

… juzga la idea de di谩logo ecum茅nico que tiene Francisco

  • Huid de los que no quisieren corregirse, evitad conversar con ellos

Por lo tanto, queridos, de aquellos [herejes de] que estamos hablando huid como de veneno mortal, execradlos, desviaos de ellos y si, advertidos por vosotros, no quisieren corregirse, evitad conversar con ellos porque como est谩 escrito, “la palabra de ellos es como la gangrena, que corroe” (2 Tm 2, 17). (Le贸n I Magno. Homil铆a 96 contra la herej铆a de Eutiques, 3)

… juzga la idea de la p茅rdida del Ni帽o Dios en el Templo que tiene Francisco

  • Jes煤s, Dios y hombre, asumi贸 la forma de siervo sin la mancha del pecado

“El Verbo se hizo carne y habit贸 entre nosotros” (Jn 1, 14), es decir, en aquella carne que tom贸 del hombre y que el esp铆ritu de la vida racional anim贸. Quedando, pues, a salvo la propiedad de una y otra naturaleza y uni茅ndose ambas en una sola persona, […] la naturaleza inviolable se uni贸 a la naturaleza pasible. […] En naturaleza, pues, 铆ntegra y perfecta de verdadero hombre, naci贸 Dios verdadero, entero en lo suyo, entero en lo nuestro […]. Asumi贸 la forma de siervo sin la mancha del pecado, elevando las realidades humanas, no disminuyendo las divinas, ya que aquel despojamiento, por el cual el invisible se ofreci贸 a s铆 mismo visible…, fue un inclinarse de la misericordia, no una falta de poder. Entra, pues, en estas flaquezas del mundo el Hijo de Dios, bajando de su trono celeste, pero no alej谩ndose de la gloria del Padre. (Denzinger-H眉nermann 292-294. Le贸n I Magno, Carta Lectis dilectionis tuae al obispo Flaviano de Constantinopla, 13 de junio de 449)

… juzga la idea de “Pan de Vida” que tiene Francisco

  • Deb茅is participar en la santa mesa sin ninguna duda sobre la verdad del cuerpo y sangre de Cristo

La verdad de la encarnaci贸n tiene su prueba tanto en la fiesta eucar铆stica como en la instituci贸n divina de la limosna. Querid铆simos, confesad con todo vuestro coraz贸n y rechazad las mentiras de los herejes para que vuestro ayuno y limosna no sean ensuciados por cualquier contagio con el error: porque as铆 nuestra ofrenda es limpia y nuestras ofrendas de misericordia, santas, cuando aquellos que las practican comprenden lo que hacen. Porque cuando el Se帽or dice “En verdad, en verdad os digo: si no com茅is la carne del Hijo del hombre y no beb茅is su sangre, no ten茅is vida en vosotros” (Jn 6, 53), as铆 deb茅is participar en la santa mesa sin ninguna duda sobre la verdad del cuerpo y sangre de Cristo. (San Le贸n I Magno. Serm贸n XCI en la Fiesta del S茅ptimo Mes, VI, III)

… juzga la idea de Francisco de que cat贸licos y musulmanes comparten la misma fe

  • Nunca una vida manchada podr谩 contemplar a Dios

Con toda raz贸n se promete a los limpios de coraz贸n la bienaventuranza de la visi贸n divina. Nunca una vida manchada podr谩 contemplar el esplendor de la luz verdadera, pues aquello mismo que constituir谩 el gozo de las almas limpias ser谩 el castigo de las que est茅n manchadas. (San Le贸n Magno. Homil铆a 95, Sobre las bienaventuranzas)

… juzga la idea que tiene Francisco de que Jesucristo fing铆a sus enfados

  • Jes煤s, Dios y hombre, baj贸 del cielo sin apartarse de la gloria del Padre

“El Verbo se hizo carne y habito entre nosotros” (Jn 1, 14), es decir, en aquella carne que tom贸 del hombre y que el esp铆ritu de la vida racional anim贸.
Quedando, pues, a salvo la propiedad de una y otra naturaleza y uni茅ndose ambas en una sola persona, […] la naturaleza inviolable se uni贸 a la naturaleza pasible. […] En naturaleza, pues, 铆ntegra y perfecta de verdadero hombre, naci贸 Dios verdadero, entero en lo suyo, entero en lo nuestro […].
Asumi贸 la forma de siervo sin la mancha del pecado, elevando las realidades humanas, no disminuyendo las divinas, ya que
aquel despojamiento, por el cual el invisible se ofreci贸 a s铆 mismo visible…, fue un inclinarse de la misericordia, no una falta de poder.
Entra, pues, en estas flaquezas del mundo el Hijo de Dios, bajando de su trono celeste, pero no alej谩ndose de la gloria del Padre
. (
Denzinger-H眉nermann, 292-294. Le贸n Magno, Carta Lectis dilectionis tuae al obispo Flaviano de Constantinopla, 13 de junio de 449)

… juzga la idea de Francisco de que las sectas hacen parte de la Iglesia

  • Una sola Iglesia virgen, unida a un solo Esposo, Cristo

Tal es, en efecto, la Iglesia virgen, unida a un solo Esposo, Cristo, que no admite ning煤n error; por esto en todo el mundo nos gozamos de una sola casta e 铆ntegra uni贸n. (L茅on Magno. Ep铆stola 80, 1, ad Anatolium, episc. Constant., PL 54, 913)
  • El nacimiento de Cristo es tambi茅n el nacimiento de la Iglesia

Es, pues, la Natividad de Cristo la que determina el origen del pueblo cristiano, el nacimiento de la Cabeza es tambi茅n el nacimiento del Cuerpo. Adem谩s, aunque cada uno de los llamados [a la fe] viva en su 茅poca, aunque todos los hijos de la Iglesia est茅n distribuidos a lo largo de todos los tiempos; sin embargo, el conjunto de los fieles, nacidos en la fuente bautismal, de la misma manera que fueron crucificados con Cristo en su pasi贸n, resurgieron en su resurrecci贸n, est谩n colocados a la diestra del Padre desde su ascensi贸n, de esta misma manera fueron coengendrados en su nacimiento. En este misterioso nacimiento del cuerpo de la Iglesia.(Le贸n Magno. Sermo 26, 2. In Nativitate Domini. PL 54, 213)
  • Contra los errores priscilianistas

[La impiedad de los priscilianistas] se sumergi贸 en las tinieblas del paganismo, hasta colocar a trav茅s de las pr谩cticas sacr铆legas ocultas y las in煤tiles mentidas de los astr贸logos la fe religiosa y el comportamiento moral en el poder de los demonios y en el efecto de los astros. Si es licito creer y ensenar tales cosas, no se deber谩 ni premio a las virtudes ni pena a los delitos, y perder谩n obligatoriedad todas las disposiciones no solo de las leyes humanas, sino tambi茅n de las disposiciones divinas: ya que si una fatal necesidad induce el movimiento de la mente hacia una u otra de las posibilidades, y cualquier acci贸n humana no es de los hombres, sino de los astros, no podr谩 haber juicio alguno ni de las acciones buenas, ni de las malas. Con raz贸n nuestros padres instantemente actuaron para que fuera alejada de toda la Iglesia la imp铆a locura. (Denzinger-H眉nermann, 283. Le贸n Magno, Carta Quam laudabiliter al obispo Torribio de Astorga, 21 de julio de 447)

… juzga la idea que Francisco tiene sobre el sufrimiento humano

  • El Hijo de Dios se hizo hombre sin apartase de la gloria del Padre

Entra, pues, en estas flaquezas del mundo el Hijo de Dios, bajando de su trono celeste, pero no alej谩ndose de la gloria del Padre, engendrado por nuevo orden, por nuevo nacimiento. Por nuevo orden: porque invisible en lo suyo, se hizo visible en lo nuestro; incomprensible, quiso ser comprendido; permaneciendo antes del tiempo, comenz贸 a ser en el tiempo; Se帽or del universo, tomo forma de siervo […] Porque el que es verdadero Dios es tambi茅n verdadero hombre, y no hay en esta unidad mentira alguna. (Denzinger-H眉nermann 294. Le贸n Magno, Carta Lectis dilectionis tuae al obispo Flaviano de Constantinopla, 13 de junio de 449)

… juzga la oraci贸n hecha por Francisco en el encuentro ecum茅nico e interreligioso de Sarajevo

  • Lo que Dios ha prometido a Abraham se cumple en Cristo

La promesa fue dirigida a Abraham y su descendencia. 脡l no dice “a su descendencia” – como refiri茅ndose a la multiplicidad – sino a una sola, “y tu descendencia”, que es Cristo (Gal 3, 16). (Le贸n Magno. Carta a Flaviano sobre Eutyches, 451)

… juzga las palabras de Francisco en su primera aparici贸n p煤blica

  • S贸lo a Pedro fue concedida la preeminencia sobre los dem谩s ap贸stoles

La conexi贸n de todo el cuerpo es lo que da origen a su salud y a su belleza; y esta misma conexi贸n, si requiere la unanimidad, exige, sobre todo, la concordia de los sacerdotes. Estos tienen en com煤n la dignidad sacerdotal, pero no el mismo grado de poder; porque tambi茅n entre los Ap贸stoles hubo igualdad de honor, pero diferencia de poder, en cuanto que a todos fue com煤n la gracia de la elecci贸n, pero a uno s贸lo le fue concedido el derecho de preeminencia sobre los dem谩s. (Le贸n Magno. Ep铆stola XIV, c. 11: PL 54, 676)
  • Pedro rige los que son especialmente regidos por Cristo

Del seno del mundo entero, Pedro s贸lo ha sido elegido para ser puesto a la cabeza de todas las naciones llamadas, de todos los ap贸stoles, de todos los Padres de la Iglesia; de tal suerte que, aunque haya en el pueblo de Dios muchos sacerdotes y muchos pastores, Pedro, sin embargo, rige propiamente a todos los que son principalmente regidos por Cristo. (Le贸n Magno. Serm贸n IV, c. 2: PL 54, 149-150)

 … juzga la idea de una “Iglesia horizontal” que tiene Francisco

  • Una preeminencia en la elecci贸n com煤n

Entre los beat铆simos ap贸stoles en la conformidad del honor hubo una cierta diferencia de potestad; y si bien la elecci贸n fue com煤n a todos, solamente a uno fue concedido tener la preeminencia por encima de los dem谩s. (Denzinger-H眉nermann 282. Le贸n Magno, Carta Quanta fraternitati al obispo Anastasio de Tesalia, c. 11)

… juzga el hecho de pedir la bendici贸n a herejes y cism谩ticos

  • La fuerza del Esp铆ritu Santo s贸lo se recibe de ministros cat贸licos

En efecto, los que han recibido el bautismo de los herejes no habiendo sido anteriormente bautizados, deben ser confirmados con la sola invocaci贸n del Esp铆ritu Santo mediante la imposici贸n de las manos, ya que han recibido s贸lo la forma del bautismo sin la fuerza de la santificaci贸n. […]. Su abluci贸n no se debe profanar con ninguna repetici贸n, sino, como hemos dicho, se debe s贸lo invocar la santificaci贸n del Esp铆ritu Santo: a fin de que lo que nadie recibe de los herejes lo consiga de los sacerdotes cat贸licos. (Denzinger-H眉nermann 316. San Le贸n Magno, Carta Regressus ad nos al obispo Nicetas de Aquileya, c. 7, 21 de marzo de 458)

… juzga la idea de ascetismo, silencio y penitencia que tiene Francisco

  • La penitencia libera de la concupiscencia carnal y favorece la meditaci贸n

Porque, aunque sin el alma nada apetecer铆a el cuerpo, el cual recibe la sensibilidad de la misma que le comunica el movimiento, con todo, es propio del alma privar de algunas cosas a aquel que le est谩 sujeto y, obrando juiciosamente, apartarle de las cosas exteriores que le son nocivas, para que, libre habitualmente de las carnales concupiscencias, pueda dedicarse en su interior a la meditaci贸n de la divina sabidur铆a y, acallado el tumulto de los cuidados externos, gozarse en la contemplaci贸n de las cosas santas y en la posesi贸n de aquellos bienes que han de durar eternamente. (Le贸n Magno. Sermo XIX. De jejunio decimi mensis, c. 1) 

… juzga la idea de libertad religiosa que tiene Francisco

  • Huid de los que ense帽an los preceptos del error

Por lo tanto, queridos, de aquellos [herejes de] que estamos hablando huid como de veneno mortal, execradlos, desviaos de ellos y si, advertidos por vosotros, no quisieren corregirse, evitad conversar con ellos porque como est谩 escrito, “la palabra de ellos es como la gangrena, que corroe” (2 Tm 2, 17). (San Le贸n Magno. Sermones in praecipuis totius anni festivitatibus ad romanum plebem habiti. Pars 2: Sermo XCVI – Sive tractatus contra heresim Eutychis; habitus Romae in Basilica Sanctae Anastasiae, cap. 3)

… juzga la idea de inmortalidad del alma que tiene Francisco 

  • Importa ver para qui茅n se vive o se muere: para el diablo o para Dios

En todo hombre que se muda pasando de un estado a otro se puede mirar como fin el no ser lo que antes era, y como nacimiento el ser lo que antes no era. Pero importa mucho el ver para qui茅n se vive o se muere, porque hay una muerte que es principio de nueva vida, y otra que es principio de peor muerte: debemos, pues, morir, respecto al diablo, y vivir para s贸lo Dios. Hemos de morir en cuanto a la iniquidad y resucitar para la justicia. (San Le贸n Magno. Sentencias espirituales, n. 57. Serm. 69 sobre la resurrecci贸n: Tricalet, t. VIII, p. 396) 

mi茅rcoles, 7 de noviembre de 2018

Cdl. Burke: es "diab贸lico" que la Iglesia se adapte a la cultura de la muerte

 
 
ROMA, 6 de noviembre de 2018, (LifeSiteNews) - El cardenal Raymond Burke no escatim贸 palabras en un discurso reciente a j贸venes reunidos en Roma cuando describi贸 como "diab贸lica" la "situaci贸n" actual de la Iglesia que aparentemente intenta "acomodarse" a s铆 misma al mundo y su "cultura de la muerte". El mundo y la cultura est谩n en espiral de declive con los ataques a la vida, a la integridad de la familia y a la libertad de conciencia, por lo que necesita que la Iglesia diga la verdad "fuerte y claramente" como nunca antes, dijo. "Y, sin embargo, da la impresi贸n de que trata de acercarse a esta cultura, que es verdaderamente una cultura de la muerte, y de alguna manera se adapta a la cultura", continu贸. "En mi opini贸n, esto es realmente una situaci贸n diab贸lica", agreg贸.
 
Seguir Leyendo

domingo, 4 de noviembre de 2018

San Carlos Borromeo juzga las herej铆as de Bergoglio

Empecemos por decir que San Carlos Borromeo particip贸 en el Concilio  dogm谩tico de Trento  el cual Bergoglio abiertamente contradice.
Bergoglio niega a Trento al apoyar la doctrina her茅tica luterana de la justificaci贸n.
Bergoglio est谩 anatematizado por el Concilio dogm谩tico de Trento.



San Carlos Borromeo promovi贸 la Santidad y ense帽贸  el Catecismo de Trento. Fund贸 seminarios y se preocup贸 que los sacerdotes estuvieran bien preparados.Destituy贸 a algunos presb铆teros indignos y los reemplaz贸 por personas que restauraran la fe y las costumbres del pueblo.



Por el contrario Bergoglio elige apostatas, perversos herejes, promotores de la sodom铆a y del sacrilegio eucar铆stico, que se rebelan abiertamente contra las Leyes de Dios y rechazan la doctrina moral cat贸lica.

San Carlos Borromeo realiz贸 much铆simas Obras de Caridad pero la primera de ellas consist铆a en llevarles a Cristo a los Pobres velando por su salvaci贸n eterna antes que nada, porque como afirma la Escritura de nada le vale a un hombre ganar el mundo entero si pierde su alma.



  Fue amigo de San P铆o V, San Francisco de Borja, San Felipe Neri, San F茅lix de Cantalicio y San Andr茅s Avelino y de varios santos m谩s. Lleg贸 incluso a darle la primera comuni贸n al adolescente San Luis Gonzaga.

Bergoglio en cambio es enemigo de Cristo y de sus Santos.

Veamos por dos ejemplo de los amigos de San Carlos Borromeo

El Jesuita San Francisco de Borja vs el heresiarca Bergoglio

El Papa San P铆o V combati贸 el Islam, conden贸 formalmente el vicio de la sodom铆a de los cl茅rigos y confirm贸 que un hereje no puede ser papa. 


Cuando el santo se hallaba en el cumplimiento de su oficio como legado en Toscana, fue convocado a Roma para asistir a P铆o IV en su lecho de muerte, donde tambi茅n le asisti贸 San Felipe Neri.

Bergoglio en cambio en Argentina asisti贸 en su lecho de muerte al obispo apostata Jer贸nimo Podest谩  al que confirm贸 en su apostas铆a  junto con su concubina y les ayud贸 a que ambos combatieron contra el celibato sacerdotal; ambos murieron  fuera de la Iglesia cat贸lica sin arrepentirse y obstinados en su rebeli贸n ´acompa帽ados´ al Infierno por Bergoglio.

El Cuidado "Pastoral" de Francisco conducir las almas a la condenaci贸n eterna.


 San Carlos ten铆a el mayor respeto por la liturgia,  jam谩s dec铆a una oraci贸n ni administraba ning煤n sacramento apresuradamente.



En cambio Bergoglio desde Argentina persigui贸 la misa en Lat铆n y a los sacerdotes fieles tanto que le vali贸 el sobrenombre de ser las siete plagas de Egipto para la Iglesia de Argentina, sin contar todas las profanaciones nuevas y sacrilegios y actos de apostas铆a e irreverencias y blasfemias que ha cometido el heresiarca Jorge Mario Bergoglio.

https://spectator.org/francischurch-goes-from-scandal-to-scandal/

 

viernes, 2 de noviembre de 2018

Oraciones por las benditas almas del Purgatorio


2 Macabeos 12:43-45
43 Despu茅s recogi贸 unas dos mil monedas de plata y las envi贸 a Jerusal茅n, para que se ofreciera un sacrificio por el pecado. Hizo una acci贸n noble y justa, con miras a la resurrecci贸n. 44 Si 茅l no hubiera cre铆do en la resurrecci贸n de los soldados muertos, hubiera sido innecesario e in煤til orar por ellos. 45 Pero, como ten铆a en cuenta que a los que mor铆an piadosamente los aguardaba una gran recompensa, su intenci贸n era santa y piadosa. Por esto hizo ofrecer ese sacrificio por los muertos, para que Dios les perdonara su pecado.



Ofrecer el sacrificio por el descanso de los difuntos (...) es una costumbre observada en el mundo entero. Por eso creemos que se trata de una costumbre ense帽ada por los mismos Ap贸stoles. En efecto, la Iglesia cat贸lica la observa en todas partes; y si ella no creyera que se les perdonan los pecados a los fieles difuntos, no har铆a limosnas por sus almas, ni ofrecer铆a por ellas el sacrificio a Dios.
San Isidoro de Sevilla 
Sobre los oficios eclesi谩sticos, 1
Debemos ayudar a los que se hallan en el purgatorio. Demasiado insensible seria quien no auxiliara a un ser querido encarcelado en la tierra; mas insensible es el que no auxilia a un amigo que esta en el purgatorio, pues no hay comparaci贸n entre las penas de este mundo y las de all铆.
Santo Tom谩sSobre el Credo, 5, 1. c., p. 73

ORACI脫N A SAN NICOL脕S DE TOLENTINO

¡Oh glorioso Taumaturgo y Protector de las almas del purgatorio, San Nicol谩s de Tolentino! Con todo el afecto de mi alma te ruego que interpongas tu poderosa intercesi贸n en favor de esas almas benditas, consiguiendo de la divina clemencia la condonaci贸n de todos sus delitos y sus penas, para que saliendo de aquella tenebrosa c谩rcel de dolores, vayan a gozar en el cielo de la visi贸n beat铆fica de Dios. Y a mi, tu devoto siervo, alc谩nzame, ¡oh gran santo!, la m谩s viva compasi贸n y la m谩s ardiente caridad hacia aquellas almas queridas. Am茅n

__________

ORACI脫N DE SAN AGUST脥N
POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Dulc铆simo Jes煤s m铆o, que para redimir al mundo quisisteis nacer, ser circuncidado, desechado de los jud铆os, entregado con el beso de Judas, atado con cordeles, llevado al suplicio, como inocente cordero; presentado ante An谩s, Caif谩s, Pilato y Herodes; escupido y acusado con falsos testigos; abofeteado, cargado de oprobios, desgarrado con azotes, coronado de espinas, golpeado con la ca帽a, cubierto el rostro con una p煤rpura por burla; desnudado afrentosamente, clavado en la cruz y levantado en ella, puesto entre ladrones, como uno de ellos, d谩ndoos a beber hiel y vinagres y herido el costado con la lanza. Librad, Se帽or, por tantos y tan acerb铆simos dolores como hab茅is padecido por nosotros, a las almas del Purgatorio de las penas en que est谩n; llevadlas a descansar a vuestra sant铆sima Gloria, y salvadnos, por los m茅ritos de vuestra sagrada Pasi贸n y por vuestra muerte de cruz, de las penas del infierno para que seamos dignos de entrar en la posesi贸n de aquel Reino, adonde llevasteis al buen ladr贸n, que fue crucificado con Vos, que viv铆s y rein谩is con el Padre y el Esp铆ritu Santo por los siglos de los siglos. Am茅n.


 

Bergoglio perseguir铆a hoy a Santa Francisca Xavier Cabrini , patrona de los Emigrantes

Patrona de los Emigrantes y Fundadora de las Misioneras del Sa...