R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

miércoles, 8 de abril de 2020

Señor, danos sacerdotes santos



Hermanos nos ha tocado vivir tiempos difíciles. Tiempos en que hemos visto como los herejes impunemente profanaban la Santa Eucaristía liderados por el propio Bergoglio, tiempos en donde presenciamos a infieles y apostatas profanar el sacramento del sacerdocio, con los pecados mas indecibles y con ello profanar todos los sacramentos.
Y ahora una pandemia que ha sido utilizada por los enemigos de Cristo para suspender a nivel mundial la celebración pública de la Santa Misa.
Pero Dios ha permitido todo esto porque muchos católicos cómodamente veían como era violada la esposa de Cristo y se cruzaron de brazos mientras dejaban a los apostatas pisotear los derechos de Dios en su propia Casa. Para muchos se le hizo mas fácil aceptar por papa a un hereje  perverso que está al servicio del demonio que despertar del letargo en el que se encuentran.

 
Hemos visto como Bergoglio profanó el Jueves Santo lavándole maliciosamente los pies a un travesti al que le permitió la comunión sacrílega profanando con ello varios sacramentos a la vez junto con el ritual de purificación de los sacerdotes.
Hemos presenciado a Bergoglio utilizando los sacramentos como arma política izquierdista marxista contra la doctrina católica. Hemos visto a Bergoglio violando el Primer Mandamiento y postrándose ante dioses falsos.


Hemos visto a Bergoglio torciendo la Palabra de Dios y blasfemando para promover su agenda anticatólica.

Castigo divino: Lobos en lugar de Pastores


Y todavía muchos católicos siguen dormidos. Es tiempo de orar por la restauración del papado, por la restauración del sacerdocio, por la restauración de los sacramentos como medios de santificación.  
Es tiempo de doblar las rodillas para que con el fin del coronavirus chino también cese el virus del bergoglianismo ateo marxista que ha contagiado a muchos católicos con el virus mortal de la herejía  que los ha convertido en los enemigos de Cristo y de su verdadera Iglesia. Oremos por la conversión  de los herejes, por la conversión  de los Judíos, la conversión  de los musulmanes, la conversión de los paganos, la conversión de los homosexuales, la conversión de todos los que viven en pecado mortal.  


Celebremos el verdadero Valor de este Jueves Santo sin los tintes marxistas con los que Bergoglio ha querido empañar este día santo. Celebremos la Institución de la Santa Eucaristía pidamos por la restauración original de  la liturgia en las Iglesias donde no se celebra la Misa en Latín. Para que las mujeres vuelvan a ponerse el Velo como signo de sumisión a la voluntad de Dios. Para que las monjas y los sacerdotes respeten su vocación y vivan en castidad y santidad. Para que todos los fieles católicos seamos ejemplo de santidad. Pidamos por la restauración de nuestros hogares para que todos nuestros seres queridos vivan en santidad glorificando a Dios con sus vidas y viviendo fieles a los Mandamientos de la Ley de Dios. Para que los hijos pródigos vuelvan arrepentidos abandonando el pecado. Ten misericordia de nosotros Señor por la promesa que hiciste de acortar el tiempo de la prueba a causa de tu amor por los elegidos.
«Jesús, danos Sacerdotes según tu corazón»


Sacerdote: No quiero ser cómplice de Bergoglio

 

 

Preces para pedir sacerdotes santos


V. Para conseguir el perdón de los pecados,

R. Señor, danos sacerdotes santos.


V. Para que no nos falte la Sagrada Eucaristía,

R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que prediquen a Cristo, y a éste crucificado,
R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que den testimonio de la Verdad,
R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que los niños conserven la Gracia,
R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que la juventud conozca y siga a Cristo,
R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que los mayores conformen sus vidas según la Ley de Dios,
R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que tengamos hogares cristianos,
R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que en nuestros pueblos se viva la unión y la caridad cristiana,
R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que los enfermos reciban los auxilios espirituales,
R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros,
R. Señor, danos sacerdotes santos.
Santa María, Madre de la Iglesia, Reina de los Apóstoles, alcánzanos del Señor muchos y santos sacerdotes. Así sea.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Si ustedes no hablan, gritarán las piedras. Súplica filial a los cardenales, aliados de la Eucaristía y del Evangelio

  Me uno a la Suplica filial pero además aclaro que tampoco podemos ser los hijastros de un Concilio que contiene la herejía del ecumenismo ...