R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

viernes, 5 de abril de 2019

Prestarle obediencia al falso papa Bergoglio es un pecado de idolatría como lo explica San Vicente Ferrer


Nos explica San Vicente Ferrer que los que le rinden honores papales a un falso papa cometen el grave pecado de idolatría.




Los sodomitas en lugar de arrepentirse se empecinan en su rebelión contra Dios y proclaman a Bergoglio su dios.

1 Juan 4:5 Ellos son del mundo; por eso hablan de parte del mundo, y el mundo los oye.
La masonería promueve el culto al hombre quitándole la adoración que debemos exclusivamente a Dios.
El apostata Bergoglio se inclina para besarle las manos al cura apostata Michele de Paolis  promotor de la sodomía.


 


El Mason J.M. Jourdan en su libro de 1908, el ecumenismo,  indica: "El objetivo ya no es la destrucción de la Iglesia, sino más bien hacer uso de ella por medio de la infiltración ."


El Padre Roca (1830-1893)
Un  sacerdote apóstata excomulgado y ex-abogado canónico después de ser excomulgado, afirmó:

"... el papado caerá, morirá por el quirófano sagrado que los padres del último concilio forjarán."
Roca también dijo: "Ustedes debe tener un nuevo dogma, una nueva religión, una nuevo ministerio, y los nuevos rituales que se asemejarán muy de cerca a los de la Iglesia. el culto divino dirigido por la liturgia, ceremonial, ritual y la regulaciones normativa de la Iglesia Católica Romana en breve sufrirán una transformación a un concilio ecuménico ".
 






 
Tratado del cisma moderno de la Iglesia, compilado por fray Vicente Ferrer, de la Orden de Predicadores
 

Sexta. Es verdad de fe que el papa tiene potestad plena sobre todos; por lo cual dijo Cristo a Pedro: Cuanto atares en la tierra será atado en los cielos, u cuanto desatares en la tierra será desatado en los cielos (Mt. XVI, 19). Si hubiera dos papas a la vez, o el uno tendría más potestad que el otro, o no. Si uno no tuviera más potestad que el otro, ninguno de los dos sería papa, porque el papa tiene potestad sobre todos, como queda dicho. Si la tuviera, el inferior no sería papa. Así prometió el Señor, hablando por Ezequiel: Yo salvaré a mi grey, y no será jamás presa de las gentes; suscitaré para ella un pastor único, que la apacentará (Ez. XXXIV, 28 y 31). Por todas estas razones aparece claro que no es lícito creer que los dos elegidos en cuestión son verdaderos papas. Por consiguiente, yerran muy gravemente quienes, con el afán de obtener gracias y dispensas, o por alcanzar cualquier clase de privilegios, acuden a uno y otro, reverenciándolos como papas auténticos. Pues siendo cierto que no pueden ser papas los dos, sino que uno de ellos es apostático y antipapa, es evidente que quienes en sus súplicas reverencian a los dos como tales, no escapan a las penas y maldiciones prescritas en aquel canon del Decreto que comienza: En el nombre del Señor... (J. Gratianus, Decretum (Concordantia discordantium canonum) 1, dist. 23, e. 1 : 44 In nomine Domini"). Y nadie puede ser excusado en esto por ignorancia, como se verá en lo que sigue.


CAPITULO III En el que se declara ser muy peligroso para el alma cristiana adherirse como a papa al que no lo es, y apartarse, aunque sea por ignorancia, del verdadero. Sobre la tercera cuestión, digo que para todos los cristianos a quienes ha llegado debidamente la notificación de los cardenales acerca de los dos elegidos, sin duda alguna, es muy peligroso y condenable obedecer como papa al que no lo es, apartándose del verdadero, aunque sea por ignorancia. Esto se prueba por muchas razones. Primera. Porque, los que tal hacen pecan gravemente contra dos preceptos divinos, pues apartándose del papa verdadero y no tributándole el honor debido, quebrantan el primer precepto de la segunda tabla: Honra a tu padre y a tu madre... El papa legítimo es padre universal de los cristianos, y la Iglesia es la madre. Además, prestando obediencia a uno que no es papa y tributándole honores papales, se quebranta el primer precepto de la primera tabla, en el cual se ordena: No adores a dios extranjero, ni ídolo, ni estatua, ni semejanza alguna del cielo. ¿Qué otra cosa es el falso papa sino un dios extranjero en este mundo, un ídolo, una estatua, una imagen ficticia de Cristo? Es evidente, pues, que es muy peligroso para cualquier alma cristiana quebrantar, aunque sea por ignorancia, los dos preceptos divinos señalados.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Vigilia de la Inmaculada Concepcion (7 de diciembre)

                                                            EJERCICIO PIADOSO A LA INMACULADA VIRGEN Oh Dios, que por la Inmaculada Virgen, ...