martes, 13 de diciembre de 2016

Santa Lucía, Virgen y Mártir - Ejemplo de valor y pureza.



 
Santa Lucía es una de las siete mujeres nombradas en el Canon de San Gregorio y hay oraciones y antífonas especiales para ella en su “Sacramentario" y "antifonario". Ella también es conmemorada en el Martirologio Romano antiguo. San Aldhelmo (que murió en 709), es el primer escritor que usa sus Actas para dar un relato completo sobre su vida y muerte.

Firmes en Cristo.
Santa Lucía   es un gran ejemplo de virtudes cristianas, para nuestros jóvenes de hoy. 

San Ambrosio: “De la misma manera que Noé y sus hijos, salvos en el arca, evitaron perecer en el diluvio, así también los hombres podrán evitar el diluvio de la eterna condenación si prontamente recurren al arca espiritual, es decir, si se refugian en la intercesión de los santos”. (Sobre el arca de Noé, 7).

“Buscarás cada día los rostros de los santos, para hallar descanso en sus palabras.” ~ Didaché 4:2   Enseñanzas de los Doce Apóstoles



San Juan  Crisóstomo: Si el demonio no se atreve a entrar en ninguna casa en donde está el Evangelio, mucho menos se atreverá a entrar o introducir el pecado en un alma que continuamente se emplea en leerle. Santificad, pues, vuestra alma y vuestro cuerpo teniendo siempre en vuestro cuerpo y en vuestra alma el Santo Evangelio”.    


Nos recuerda San Gregorio Magno que : “No cree verdaderamente sino quien, en su hogar, pone en práctica lo que cree. Por eso, a propósito de aquellos que de la fe no poseen más que palabras, dice San Pablo: profesan conocer a Dios, pero le niegan con las obras”.  


San Juan María Vianney :
“Háblale a los niños acerca de Dios y de sus santos. Durante el tiempo santo de Cuaresma, háblale a ellos del sufrimiento de su Salvador. Durante el tiempo pascual, de su Resurrección gloriosa. Durante el tiempo de Navidad, de su nacimiento. Y usted verá lo que es una profunda impresión que hará que en la mente de sus hijos”.
Santa Lucía, te encomendamos la custodia de la pureza de nuestros jóvenes y niños. Ruega por ellos. 

San Atanasio:
“Del mismo modo, cualquier persona que desee entender la mente de los escritores sagrados debe primero limpiar su propia vida, y acercarse a los santos copiando sus obras.”
 
 
San Atanasio Padre de la Ortodoxia: “Es imposible entender  las enseñanzas de los santos a menos que uno tenga una mente pura y está tratando de imitar sus vidas.”



 Hebreos 6:12 de forma que no os hagáis indolentes (no os hagáis flojos, o remisos), sino más bien imitadores de aquellos que, mediante la fe y la perseverancia, heredan las promesas.

El Día de Santa Lucía:

La Fiesta de Santa Lucía es un evento célebre en los países escandinavos (Suecia, Dinamarca, Noruega y Finlandia) y algunos estados norteamericanos y ciudades con patrimonio significativo escandinavo. Porque ella es la patrona de la ciudad de Siracusa, en Italia, el día de Santa Lucía es también una fiesta allí. El día que se conoce popularmente como “Santa Lucia Day” o “St. Lucy Day,” La celebración tradicional tiene lugar típicamente en las iglesias, consiste en una procesión de niñas y mujeres jóvenes. Ellas están vestidas de ropas blancas como símbolo de pureza y llevar velas para simbolizar el fuego que no fue capaz de consumir la vida de Santa Lucía. Una niña es elegida para ser Santa Lucía y ella lleva la procesión que lleva una corona de velas (velas eléctricas , hoy en día). Debido a que el día de su fiesta cae tan cerca de Navidad, algunas tradiciones del Día Lucía, que se desarrolló en la década de 1700 y más allá, están algo mezclados con las tradiciones navideñas. Por ejemplo, la joven que es elegida para ser Santa Lucía entregará bastones de caramelo o dulces y pasteles, etc.


 


Oración:
Santa Lucía, no escondiste  tu luz bajo una canasta, sino que deja que brille por el mundo entero, para ser vista por todos los siglos. Tal vez no lleguemos a sufrir las torturas en nuestras vidas como lo hiciste, pero todavía estamos llamados a dejar que la luz de nuestro cristianismo ilumine nuestra vida cotidiana. Por favor, ayúdanos a tener el valor de llevar nuestro cristianismo a nuestro trabajo, nuestra recreación, nuestras relaciones, nuestra conversación - a cada rincón de nuestro día. Amén 

No hay comentarios:

Publicar un comentario