lunes, 5 de diciembre de 2016

San Nicolás de Mira, defensor de la ortodoxia.

 

 

Obispo de Myra y Confesor que vivió en el siglo IV
6 de diciembre † hacia el año 346 en Mira
Taumaturgo.
 Más de dos mil templos están dedicados a él en todo el mundo.
San Nicolás bendito, ruégale a Dios que
nos libre de todo peligro del alma y del cuerpo.

 
San Nicolás Su nombre significa "Protector y defensor de pueblos". Fue puesto  en prisión durante la persecución de Diocleciano por confesar su fe, fue liberado al subir al trono el emperador Constantino.
Participó en el Concilio de Nicea, condenando las doctrinas de Arrio, quien se negaba a admitir el dogma de la divinidad de Cristo. En el Concilio de Nicea se instituyó el credo Nicenciano.
Cuando los musulmanes invadieron Mira en 1087, el cuerpo de Nicolás se lo llevaron a escondidas a Bari, Italia. El papa Urbano II presidió la ceremonia en la que consagró sus reliquias en una iglesia recién construida. En esa ciudad se obtuvieron tan admirables milagros al rezarle a este gran santo, que su culto llegó a ser sumamente popular en toda Europa. Se cuenta que de su cuerpo sigue manando “una suave mirra”, o sudor con la que se curaba milagrosamente a los enfermos. En Italia es denominado el “Manna di S. Nicola”.
En el gobierno de su diócesis se distinguió por su ardiente celo pastoral, su inmensa bondad y su poder como taumaturgo.


Es invocado efectivamente en situaciones de peligros, en crisis económica , por su ardiente caridad esta dispuesto a socorre y ayuda a los necesitados prontamente . Con un amor generoso por los niños y las familias, es maestro de virtudes , patrono de la juventud.
San Nicolás es un ferviente guardián de la pureza; es el primer santo de la iglesia que se preocupó  por la educación moral tanto de los niños como de sus madres.

San Juan Crisóstomo lo invoca majestuosamente en su liturgia, con hermosas palabras: “Canon de la fe, imagen de la mansedumbre, maestro de la continencia, llegaste a la región de la verdad; por la humildad conseguiste lo más sublime; por la pobreza, lo más opulento. Padre Nicolás, sé nuestro legado para con Cristo Dios, para que consigamos la salud de nuestras almas”.


«•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•»



Verdadera Ortodoxia:


En aquella época en la Iglesia había disturbios a raíz de la falsa herejía de Arrio, que negaba la Divinidad del Señor Jesucristo. Para apaciguar la Iglesia, el emperador San Constantino llamó al primer Concilio Ecuménico en Nicea, el año 325. Entre los 318 santos obispos asistió también San Nicolás. El Concilio Ecuménico condenó al arrianismo y fueron compuestos los primeros siete artículos del Símbolo de nuestra Fe, en el cual se expuso en palabras exactas la fe ortodoxa, la fe en el Señor Jesucristo, quien es el Hijo de Dios, tiene la misma naturaleza de Dios Padre y no es su mejor criatura. Durante los debates del Concilio, cuando San Nicolás escuchó las blasfemias del Arrios, quien negaba la Santísima Trinidad,  se indigno tanto que le dio una bofetada delante de todos.

 
 
 
San Nicolás dándole una cachetada al herético Arrio al escucharle blasfemar.


Cuentan que el Emperador ordenó detener y deponerlo por su comportamiento.   El santo fue visitado en su celda por Nuestro Señor que le preguntó «¿Por qué estás aquí?», a lo que Nicolás respondió «Porque te amo, mi Dios y mi Señor». Jesús le entregó un ejemplar de los Evangelios y la Santísima Virgen invistió a Nicolás con su palio. Cuando llegó a oídos de los obispos reunidos, devolvieron a San Nicolás su dignidad episcopal.

Como bien dijo el Padre Frederick Faber Donde no hay odio por la herejía, no hay santidad.



Santo Tomás de Aquino “Si soportar las injurias que nos alcanzan personalmente (y respetar a las personas que las profieren) es un acto virtuoso, soportar las que atañen a Dios es el colmo de la impiedad.”



San Nicolás no permitió que la herejía de Arrio se propagara en Myra.

Vemos aquí el gran Celo Pastoral de San Nicolás, de velar  por la salvación de las almas.

San Metodio afirma que “gracias a las enseñanzas de Nicolás, la metrópolis de Mira fue la única que no se contaminó con la herejía arriana la cual rechazó firmemente, como si fuese un veneno mortal”. 
 

«•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•»
 
Luchaba contra el culto a falsos dioses. Enemigo del falso ecumenismo.
 
Siendo obispo, ordenó que se demoliera el templo de Artemisa en Myra y el de otros dioses paganos.
 
 
«•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•»

Basílica de San Nicolás, en Bari, Italia

 
 
Cuidado Pastoral.
Al ser elevado al episcopado: luchó contra los vicios.
 
“Su solicitud pastoral se extendió generalmente a todas las necesidades de su pueblo. Cuidaba de los pobres, de los enfermos, de los prisioneros, de las viudas y de los huérfanos.[…] Su principal aplicación era la de conocer las necesidades espirituales de sus fieles y de levarles los remedios eficaces. […] Predicaba contra todos los vicios, y lo hacía con una elocuencia divina que lo hacía victorioso sobre todos los corazones”.

 



«•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•»
Verdadera Pureza y Castidad.

 Evitaba las malas compañía y huía de los libertinos. Al crecer, evitaba los espectáculos peligrosos y domó su cuerpo, con vigilias y ayunos.
 

San Nicolás de Myra "Atento a la preservación de la castidad verdadera, miró a Dios con una mente pura y siempre se encontraba en la Santa Iglesia del Señor, cumpliendo la palabra de la Escritura: He decidido ser un paria en la casa de mi Dios, que habitar en las tiendas de los pecadores. Con frecuencia se pasaba todo el día y la noche en la iglesia, en la lectura de libros sagrados y en la oración mental a Dios, en el ejercicio mismo de la reflexión sobre temas edificantes, y aprovechando el descenso de la gracia del Espíritu Santo, para quien había hecho de sí mismo una digna morada, de acuerdo con el dicho: Vosotros sois el templo de Dios, y el Espíritu de Dios mora en vosotros ya que el Espíritu de Dios moraba en San Nicolás, que se purificó por completo y se convirtió totalmente en un hombre virtuoso y espiritual, con el corazón ardiendo de amor cada vez que trabajaba para el Señor. " 


Captura de pantalla película Nicolás de Myra.
 

«•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•»
 
Protector de la Castidad y defensor del Matrimonio.

Tres muchachas jóvenes  no tenían dote para el matrimonio así que fueron vendidas y encerradas; el padre, que era muy pobre, temía que sus hijas fueran prostituidas para sobrevivir. Cuando San Nicolás se enteró del problema se escapó varias noches para darles dinero durante su encierro. Así cada una tuvo una buena dote para poder casarse y fueron liberadas.

 

«•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•»

Verdadera humildad


Se escondía para hacer el bien huía de la popularidad mundana y de todo narcisismo y falsa piedad.
 
 
 
«•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•»
 
 
 
Celo por la Justicia.
 
Su celo por la justicia es legendario. Cuando el gobernador Eustacio había sido sobornado para condenar a tres inocentes,  Nicolás se presentó en el momento de la ejecución, detuvo al verdugo y puso en libertad a los prisioneros. Eustacio luego se arrepintió al ser reprendido por San Nicolás.
 
 
Caridad.
San Nicolás fue un gran benefactor de los Pobres
 

La principal pobreza que combatió, fue la mayor pobreza de todas , la de los que carecen de Cristo y de la Verdad.

Santa Teresa de Ávila : «Precia más [nuestro Señor] un alma que por nuestra industria y oración le ganásemos mediante su misericordia, que todos los servicios que le podemos hacer» (Libro de las Fundaciones 1,7).  

San Efrén el Sirio:

“Nadie es verdaderamente pobre, sino el que carece de la Verdad.”

 

San Bernardo:

“Carecer de méritos es verdadera pobreza; mas presumir de tenerlos, una falsa riqueza”.

 

San Gregorio Magno:

Quizás no tenga pan con que socorrer al necesitado; pero quien tiene lengua dispone de un bien mayor que puede distribuir; pues vale mas el reanimar con el alimento de la palabra al alma que ha de vivir para siempre, que saciar con el pan terreno el cuerpo que ha de morir. Por lo tanto, hermanos, no neguéis al prójimo la limosna de vuestra palabra ( Hom. 4 sobre los Evang.). 


 
«•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•»
 
 
 
 
 ¡Oh bienaventurado San Nicolás de Bari! a quién Dios ha glorificado con innumerables milagros manifestando su voluntad de que acudamos a ti, en los momentos difíciles de nuestra vida, confiados en tu protección.



 

Oración:
¡Oh portento de caridad! al que acuden las familias, los pobres, los enfermos, los comerciantes, los empleados, los presos, los niños, las doncellas en peligro; yo, humildemente te pido me alcances la gracia que de ti espero, confiado en tu valiosísima protección, la que nunca niegas a tus devotos, para que favorecidos por tus bondades, cantemos una vez más las misericordias del Señor, y las maravillas de sus santos. ¡ Providentísimo  San Nicolás! no me abandones.

«•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•» ▬▬ «•❀•»



Oración a San Nicolás como  santo patrono
Traducción interna. 
 

 San Nicolás, a quien he elegido como mi patrono especial, ruega por mí que yo también, algún día podría glorificar a la Santísima Trinidad en el cielo. Obtén para mí una fe viva, que pueda tratar a todas las personas, cosas y acontecimientos a la luz de Dios todopoderoso. Ora, para que pueda ser generosos para hacer sacrificios de las cosas temporales para promover mis intereses eternos, como tan sabiamente tu lo hiciste.
Enciéndeme con el fuego del amor por Jesús, para que yo tenga sed de sus sacramentos y graba en mi  el celo por la propagación de su reino. Por tu poderosa intercesión,  ayúdame en el desempeño de mis deberes para con Dios, conmigo mismo y con todo el mundo.
 Gana para mí la virtud de la pureza y una gran confianza en la Santísima Virgen. Protégeme en este día, y todos los días de mi vida. Libérame de los pecados mortales. Obtén para mí la gracia de una muerte feliz. Amén.


 
Cinco Papas han llevado el nombre de Nicolás. Varios santos peregrinaron en vida al sepulcro de San Nicolás. Así San francisco de Asís, San Francisco de Paula, Santa Brígida de Suecia, y Santa Catalina de Siena.  Sabemos de muchos otros que le profesaron singular devoción: San Juan Damasceno, de quien se conserva una homilía; San Cayetano; San Nicolás de Tolentino, hijo de padres estériles, y a quien sus padres le pusieron este nombre reconociendo la intercesión del Santo en su concepción. También San Ambrosio, San Agustín, y San Atanasio nos dan cuenta de su fervorosa devoción. Singular fue la devocion que le profesó Santo Domingo de Guzmán, y que ha quedado reflejada en algunos iconos con la imagen de los dos santos. Santo Tomás de Aquino, dominico, consiguió que fueran dedicadas a San Nicolás los estudios y las universidades de la Orden Dominicana.

 

1 comentario:

  1. En una de las persecuciones San Nicolás fue aprehendido y encarcelado por casi 30 años, aún desde la cárcel se sacrifica y ora por su Iglesia, a pesar que los soldados romanos se burlaban de Él diciéndole que ya se había acabado la fe en Cristo.

    Al convertirse al cristianismo el emperador de Roma, Constantino, hijo de Santa Elena, el Obispo Nicolás fue liberado, ya anciano con el pelo largo y la barba blanca, y convencido que era el único creyente que quedaba, regresa a su ciudad dispuesto a empezar otra vez la Iglesia de Cristo.

    Su sorpresa fue grande cuando llegando al lugar observa la Catedral que había sido reconstruida y en ella los Cristianos entonaban el cántico Adestae Fidelis ya que estaban celebrando la fiesta de Navidad (por eso la relación de Navidad con la llegada de San Nicolás).

    ResponderEliminar