miércoles, 7 de diciembre de 2016

«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo» (Lc 1,28).

“El atajo para llegar a Dios es la Virgen.” Padre Pío

 
 
 Exaltación de la pureza de la Virgen María
"...declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles..."
(Pío IX, Bula Ineffabilis Deus, 8 de diciembre de 1854)

San Anselmo: «La Madre de Dios debía brillar con pureza tal, cual no es posible imaginar mayor fuera de la de Dios».

San Jerónimo: «Proponte por modelo a la gloriosa Virgen, cuya pureza fue tal, que mereció ser Madre del Señor»

San Cirilo: «¿Cuándo se ha oído jamás que un arquitecto se edifique una casa y la deje ocupar por su enemigo?».


La sabiduría no entra en un alma perversa,
ni vive en un cuerpo entregado al pecado.
Sabiduría 1 :4


Acto de Consagración de la Pureza
al Inmaculado Corazón de María

Oh Corazón Inmaculado de María, Virgen Purísima, sabiendo de los terribles peligros morales que nos amenaza por todos los lados, y consciente de mi debilidad humana, yo voluntariamente me consagro en cuerpo y alma, el día de hoy y siempre, bajo tu amoroso cuidado y tu protección materna .
Me consagro a ti, todo mi cuerpo, con todos sus miembros, pidiéndote que me ayude a no utilizarlo como una ocasión de pecado para otros. Ayúdame a recordar que mi cuerpo es "Templo del Espíritu Santo," y a utilizarlo de acuerdo con la Santa Voluntad de Dios para mi salvación personal, y la salvación de los demás.
Te consagro a ti mi alma, y te pido velar por ella y llévala al hogar seguro contigo y con Jesús en el Cielo por toda la eternidad.
Oh María, Madre mía, todo lo que soy, todo lo que tengo es tuyo. Ampárame y guárdeme debajo de tu manto de misericordia, como tu propiedad personal y posesión tuya.
Jesús, María, José os amo, salvad las almas"!
Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a Ti .

No hay comentarios:

Publicar un comentario