jueves, 11 de junio de 2015

♥ Oración al Sagrado Corazón de Jesús♥

 «Vi en el futuro la religión caída muy bajo y conservándose únicamente en algunos lugares, en algunos hogares y en algunas familias que Dios ha protegido también de los desastres de la guerra» (AA.III.557) Profecías de Ana Catalina Emmerich


Melanie, la vidente de La sallete dijo al Abad Combe, “La Iglesia será eclipsada. Al principio, no vamos a saber cuál es el verdadero Papa. Luego, en segundo lugar, el Santo Sacrificio de la Misa dejará de ofrecerse en las iglesias y casas, será tal que, durante un tiempo, no habrá servicios públicos. Mas luego vi que el Santo Sacrificio en realidad no ha cesado: se ofrece en graneros, en nichos, en cuevas y subterráneos ”. (Abbot Combe: “El secreto de Melanie y la Crisis Actual”, Roma, 1906, p 137.)
 
 
«Vi la iglesia de San Pedro y una enorme cantidad de hombres que trabajaban en invertirla, pero vi ahí también a otros que hacían reparaciones. Cadenas de trabajo ocupadas de este doble trabajo se extendían a través de todo el mundo y me quedé asombrada de la coordinación con la que todo ello se hacía. Los demoledores extraían grandes fragmentos; eran particularmente sectarios en gran número y con ellos los apóstatas. Estas personas, haciendo su trabajo de destrucción, parecían seguir ciertas prescripciones y una cierta regla: llevaban delantales blancos rodeados de una cinta azul y proveídos de bolsillos, con paletas de albañil en la cintura. Ellos tenían además vestidos de todo tipo: había entre ellos hombre distinguidos, altos y gruesos, con uniformes y cruces, los cuales sin embargo no trabajaban directamente en la labor, sino que marcaban en los muros con la paleta los lugares donde había que demoler. Vi con horror que había también entre ellos sacerdotes católicos» (AA.II.202) Profecías de Ana Catalina Emmerich



LA TRASLACIÓN DE LA IGLESIA  (al desierto fuera de Roma Pagana)

Ellos (los nuevos apóstoles) llevan la Iglesia a otro lugar y me parece que varios palacios caían ante ellos como campos de trigo que se cosechan. (AA.III.124) Profecías de Ana Catalina Emmerich

Cuando incluso no quedara más que un solo cristiano católico, la Iglesia podría triunfar de nuevo. (AA.III.124)Profecías de Ana Catalina Emmerich

 
 Tito 2:11-12
Pues Dios ha mostrado su bondad, al ofrecer la salvación a toda la humanidad. Esa bondad de Dios nos enseña a renunciar a la maldad y a los deseos mundanos, y a llevar en el tiempo presente una vida de buen juicio, rectitud y piedad.

 

Yo te saludo, ¡ Oh Sagrado Corazón de Jesús !, manantial vivificante de la vida eterna, tesoro infinito de la Divinidad, ardiente fragua del Divino Amor, tu eres el lugar de mi descanso y de mi asilo. Oh mi amado Salvaldor abrasa mi corazón con el ardiente amor que está abrasado el tuyo, derrama sobre mi corazón las grandes gracias de que es manantial el tuyo y haz que mi corazón esté de tal suerte unido al tuyo que tu voluntad sea siempre la mía y que ésta se conforme con la tuya por la eternidad, pues deseo que en adelante, tu santa voluntad, sea la regla de todos mis deseos y todas mis acciones. Amén.
 
V. Sit nomen Domini benedictum.
/ R. Ex hoc nunc et usque in saeculum






Consagración al Sagrado Corazón de Jesús
- Santa Margarita María de Alacoque



Yo, __________, Me entrego al Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo consagro sin reservas, mi persona, mi vida, mis obras, mis dolores y sufrimientos. Me comprometo a no usar parte alguna de mi ser sino es para honrar, amar y glorificar al Sagrado Corazón. Este es mi propósito inmutable: ser enteramente suyo y hacer todas las cosas por su amor. Al mismo tiempo renuncio de todo corazón a todo aquello que le desagrade.
Sagrado Corazón de Jesús, quiero tenerte como único objeto de mi amor. Se pues, mi protector en esta vida y garantía de la vida eterna. Se fortaleza en mi debilidad e inconstancia.
Se propiciación y desagravio por todos los pecados de mi vida.
Corazón lleno de bondad, se para mí el refugio en la hora de mi muerte y mi intercesor ante Dios Padre. Desvía de mí el castigo de Su justa ira. Corazón de amor, en Ti pongo toda mi confianza. De mi maldad todo lo temo. Pero de tu Amor todo lo espero. Erradica de mí, Señor, todo lo que te disguste o me pueda apartar de Ti. Que tu amor se imprima tan profundamente en mi corazón que jamás te olvide yo y que jamás me separe de Ti.
Señor y Salvador mío, te ruego, por el amor que me tienes, que mi nombre esté profundamente grabado en tu sagrado Corazón; que mi felicidad y mi gloria sean vivir y morir en tu servicio. Amén


 
 
Acto de consagración y desagravio al Sagrado Corazón de Jesús
 
Oh Corazón de Jesús! Yo quiero consagrarme a ti con todo el fervor de mi espíritu. Sobre el ara del altar en que te inmolas por mi amor, deposito todo mi ser; mi cuerpo que respetaré como templo en que tú habitas; mi alma que cultivaré como jardín en que te recreas; mis sentidos, que guardaré como puertas de tentación; mis potencias, que abriré a las inspiraciones de tu gracia; mis pensamientos, que apartaré de las ilusiones del mundo; mis deseos, que pondré en la felicidad del Paraíso; mis virtudes que florecerán a la sombra de tu protección; mis pasiones, que se someterán al freno de tus mandamientos; y hasta mis pecados, que detestaré mientras haya odio en mi pecho, y que lloraré sin cesar mientras haya lágrimas en mis ojos. Mi corazón quiere desde hoy ser para siempre todo tuyo, así como tú, ¡oh Corazón divino! has querido ser siempre todo mío. Tuyo todo, tuyo siempre; no más culpas, no más tibieza. Yo te serviré por los que te ofenden; pensaré en ti por los que te olvidan; te amaré por los que te odian; y rogaré y gemiré, y me sacrificaré por los que te blasfeman sin conocerte. Tú, que penetras los corazones, y sabes la sinceridad de mi deseo, comunícame aquella gracia que hace al débil omnipotente, dame el triunfo del valor en las batallas de la tierra, y cíñeme la oliva de la paz en las mansiones de la gloria.
 






 
Acto de Consagración de la Familia al Sagrado Corazón

Señor Jesús,/ dígnate visitar este hogar/ en compañía de Tu Santísima Madre,/ y derrama sobre sus habitantes/ las gracias que Tu has prometido/ a las familias especialmente consagradas/ a Tu Divino Corazón. Fuiste Tu solo,/ Oh Salvador del mundo,/ quien al revelarlas Tu mismo/ a Santa Margarita María/ pediste por designio misericordiosísimo,/ el homenaje solemne de amor universal/a Tu Divino Corazón,/ que tanto ha amado a ...
los hombres/ y que tan poco ha recibido en pago.
Esta familia busca prontamente/ contestar a Tu llamado,/ y, en reparación por la indiferencia/ y la apostasía/ de tantas almas,/ viene, Oh Divino Corazón,/ a proclamarte como su Soberano amoroso/ y a consagrarse a Ti, sin querer conseguir una recompensa, las alegrías, labores, y dolores,/ presentes y futuros de este hogar,/ que de ahora en adelante no pertenecen a nadie más que a Ti.
Por eso, bendice a quienes están aquí presentes. Bendice a quienes, por la voluntad del Altísimo,/ dejaron este mundo. Bendice también a aquellos que están ausentes, ¡Oh Jesús! En nombre de la Virgen María,/ Te suplicamos,/ Oh Corazón de Amor, pon esta casa en el reino de la caridad. Derrama sobre ella Tu espíritu de fe,/ de santidad,/ y de pureza. Se Tu el único Maestro de estas almas:/ aléjalas de la mundanalidad y líbralas de las vanidades. Abre para ellas, Señor,/ la adorable herida de Tu misericordioso Corazón;/ y como un Arca de Salvación, ¡guárdala dentro,/ para que sea Tuya en la Vida Eterna!
More entre nosotros el Corazón Triunfante de Jesús,/ ¡por siempre amado, bendito y glorificado! Amen

 
 

Prayer to the Sacred Heart of Jesus
Hail! O Sacred Heart of Jesus, living and quickening source of eternal life, infinite treasure of the Divinity, and burning furnace of divine love. Thou art my refuge and my sanctuary, O my amiable Savior. Consume my heart with that burning fire with which Thine is ever inflamed. Pour down on my soul those graces which flow from Thy love, and let my heart be so united with Thine, that our wills may be one, and mine in all things, conformed to Thine. May Thy divine will be equally the standard and rule of all my desires and of all my actions. Amen.



 
This is a prayer Father Joseph from E.W.T.N. recited
Priest – Most loving JESUS, how great is the love, which YOU have poured out upon the world. How casual and careless is our response! Kneeling before YOU, we wish to atone for the indifference ; and the slights which pierce YOU to the heart.
Response – Praise to the Heart of JESUS, our Savior and our GOD.
Priest – We ask forgiveness for our own shameful neglect. We wish to make amends for those who are obstinate in their unbelief, for those who turn away from the light; and, wander like sheep without a shepherd; and, for those who have broken their baptismal promises , and reject the gentle yoke of YOUR law.
Response: Praise to the Heart of JESUS, our Savior and GOD.
Priest: We wish to make amends for the sins of our society; for lust and degradation, for the corruption of the young, for indifference and blasphemy, for attacks against YOUR Church, for irreverence and even sacrilege against YOUR love in the Blessed Sacrament; and, for the public defiance of YOUR law. Response: Praise to the Heart of JESUS, our Savior and our God.
Priest: These are the sins for which YOU died; but, now, we share in YOUR atonement by offering on the altar in union with YOU, the living sacrifice YOU made on the cross, joining to it, the sufferings of YOUR Virgin Mother; and, those of all the saints, and the whole Church.
Response: Praise to the Heart of JESUS, our Savior and our GOD.
Priest: We promise we shall faithfully make reparation for our own sins; and, those of others by a strong faith, by holy living, and, by obedience to the law of the Gospel, whose greatest commandment is that of charity. This can only be accomplished with YOUR help and YOUR grace.
Response: Praise to the Heart of JESUS, our Savior and our GOD.

Priest: We also promise to do our best to discourage others from insulting YOU; and, to bring whoever we can to follow YOU. Response: Praise to the Heart of JESUS, our Savior and our GOD.
Priest: JESUS, LORD, receive this loving act of homage together with the prayers of our LADY, who stood by the Cross, our model in reparation. Please keep us faithful, even to the point of death, give us the gift of perseverance, and lead us all to our promised land in Heaven; where YOU, with the FATHER and the HOLY SPIRIT, live and reign for ever and ever. Amen.
Response: Praise to the Heart of JESUS, our Savior and our GOD.
 
V. Blessed be the name of the Lord.
/ R. Both now and forever.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La asistencia a la Misa Tridentina se duplica en cuatro meses

La asistencia dominical a la Misa Tridentina en la iglesia de San Alfonso, en Baltimore (Estados Unidos), casi se ha duplicado de 125 a 2...