R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

miércoles, 12 de febrero de 2020

Oración al Patriarca San José para el miércoles y el 19 de cada mes

El 5 de Julio de 1883 el Papa León XIII aprueba el miércoles como el día consagrado a San José en toda la Iglesia Universal.
2020, 150 Aniversario de la Proclamación de San José, Patrono de la Iglesia Universal. 
 

Acto de Contrición:
Jesús, mi Señor y Redentor, Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy. Y me pesa de todo corazón, Porque con ellos ofendí a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar. Y confío que por tu infinita misericordia. Me has de conceder el perdón de mis culpas. Y me has de llevar a la vida eterna. Amén.


Hecho el acto de contrición, se dice esta plegaria al Padre Eterno:
 

     Dios todopoderoso y eterno, Padre de las misericordias y Dios de toda consolación, que en orden a la salvación de los hombres decretaste que tu Hijo unigénito se hiciera hombre en las entrañas virginales de María Santísima, por obra del Espíritu Santo, y con altísima providencia te dignaste elegir entre todos los santos al Patriarca San José para que fuese el verdadero esposo de la Virgen madre e hiciera los oficios de legítimo padre, haciendo tus veces en la tierra, y educase al Hijo de Dios, y para este fin lo enriqueciste llenándolo con los tesoros de tu gracia de modo abundantísimo, y ahora, en premio a su fidelidad, lo tienes en el cielo sobre un excelso trono de gloria; siendo San José mi padre y señor, mi especial abogado, te suplico, por sus méritos e intercesión, que tengas misericordia de mí y de todos mis seres queridos, que perdones todas nuestras culpas y dirijas nuestros pasos hacia una muerte que sea preciosa a tus ojos divinos y principio de la bienaventuranza feliz. Amén.
 

     (Se rezan siete Padrenuestros y siete Avemarías o Ave José, en honor a sus dolores y gozos. Y a continuación se reza la siguiente oración):
 

     Poderosísimo Patrono del linaje humano, protector de los pecadores, refugio de las almas, eficaz auxilio de los afligidos, consuelo de los desamparados, José gloriosísimo: sabiendo que el último instante de mi vida ha de llegar necesariamente, y previendo que mi alma pueda estar atormentada en exceso por los recuerdos de sus infidelidades pasadas y por las tentaciones con las que intente perderme el demonio eternamente, y puesto que mis fuerzas naturales estarán debilitadas, desde ahora acudo a ti como intercesor, para que en la hora de mi muerte me asistas en la batalla y no desfallezca en la fe, en la esperanza ni en la caridad.


     Cuando tú moriste, tu Hijo Jesús y tu Esposa María te asistieron personalmente y ahuyentaron a los demonios, para que no se atrevieran a combatir tu espíritu; por estos favores y por los que en tu vida te hicieron, te pido, San José gloriosísimo, que ahuyentes mientras viva y a la hora de mi muerte a todos mis enemigos del alma y cuerpo, y que pueda terminar mi vida en paz, amando a Jesús, a María y a ti. José del alma mía, para que pueda estar siempre con los tres en el cielo, gozando de la bienaventuranza eterna. Amén.
 
Fuente oración tomada del blog de Teresa dedicado a San José

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Rezar 100 Avemarías en latín en la Fiesta de la Asunción por una necesidad urgente

  Según una tradición durante la fiesta de la asunción se rezan 100 Avemarías pidiéndole a la virgen que durante su fiesta nos conceda el fa...