R. Señor, danos sacerdotes santos.
V. Para que nos acompañen a la hora de nuestra muerte, y ofrezcan la Santa Misa por nosotros



♰♰♰

martes, 2 de noviembre de 2021

Devoción a las almas del purgatorio

 


Oración.- Oh Dios, que nos perdonáis y deseáis la salvación de todos los hombres, imploramos vuestra clemencia, para que, por la intercesión de María Santísima y de todos los Santos, concedáis a las almas de los hermanos, parientes y bienhechores nuestros que han salido de este mundo, la gracia de llegar a la reunión de la eterna felicidad.

Oh Santísima Virgen María, Reina del Purgatorio: vengo a depositar en vuestro Corazón Inmaculado una plegaria a favor de las benditas almas que sufren en el lugar de expiación. Dignaos escucharla, benignísima Señora, si es ésta vuestra voluntad y la de vuestro Santísimo Hijo. Amén

 

  1.  ¡Oh María, Reina del Purgatorio!, os ruego por las almas por las cuales tengo o pueda tener alguna obligación, sea de caridad o de justicia. AVEMARÍA.- Réquiem aeternam dona is Dómine; et lux perpétua lúceat eis.
  2.  ¡Oh María, Reina del Purgatorio!, os ruego por las almas más abandonadas y olvidadas por las cuales nadie ruega; Vos, oh Madre, que os acordáis de ellas, aplicadles los méritos de la Pasión de Jesús, vuestros méritos y los de los Santos, y encontrarán saludable refrigerio. AVEMARÍA.- Réquiem aeternam…
  3.  ¡Oh María, Reina del Purgatorio!, os ruego por aquellas almas que han de salir más pronto de aquel lugar de penas, para que cuanto antes vayan a cantar en vuestra compañía las eternas misericordias del Señor. AVEMARÍA.- Réquiem aeternam…
  4.  ¡Oh María, Reina del Purgatorio!, os ruego de una manera especial por aquellas almas que han de estar más tiempo padeciendo y satisfaciendo a la divina Justicia. Tened compasión de ellas, ya que no pueden merecer sino sólo padecer; abreviad sus penas y derramad sobre las mismas el bálsamo de vuestro consuelo. AVEMARÍA.-Réquiem aeternam…
  5.  ¡Oh María, Reina del Purgatorio!, os ruego de un modo especial por aquellas almas que más padecen. Es verdad que todas sufren con resignación, pero sus penas son atroces y no podemos imaginarlas siquiera. Interceded por ellas, y Dios escuchará vuestra plegaria. AVEMARÍA.- Réquiem aeternam…

 

Oración Final.- ¡Oh Virgen! Os pido que, así como me acuerdo yo de las almas del Purgatorio, se acuerden de mí los demás, si he de ir allá a satisfacer por mis pecados. En Vos, oh Madre, pongo toda mi confianza de hijo, y sé que no he de quedar defraudado. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Bendición de los Animales

  Bendito seas, Dios Todopoderoso, creador de todos los seres vivos. En el quinto y sexto días de la creación, Tú creaste peces en los mares...