viernes, 6 de enero de 2017

La Barca sin Capitán


 
Excelente descripción de la Anti iglesia Bergogliana que se ha separado de la Iglesia Católica y navega a la deriva, con un desquiciado hereje que guía el timón del barco pirata que va rumbo al Infierno. Mientras a su vez la Iglesia católica ha quedado sin un capitán que guíe la barca de Pedro. Zacarías 11:17 ¡Ay del pastor inútil que abandona el rebaño!. Ah pero eso no es todo el bucanero hereje del barco pirata ha usurpado su lugar y  aprovechando su ausencia ha convencido a las masas que ahora él es el capitán y  junto a su tropa  pirata, se hacen pasar como si fueran de los nuestros, y han logrado seducir a esos tripulantes que les gustaba mas el barco de ellos, que han preferido abandonar la pertenencia a la real Barca de Pedro, para unirse a los piratas, aunque  ahora se valen del caparazón de la Barca, para atrapar a los incautos y convertirlos a ellos también en piratas, todos los traidores que se le han unido al bucanero se han hecho miembros del barco pirata y han expulsado a Cristo de ellos y se han olvidado de Dios, por seguir y obedecer ciegamente al bucanero desquiciado  y ahora esos piratas desde adentro nos persiguen a los pocos que permanecemos fieles a los estatutos y leyes que nos hacen ser los verdaderos miembros de la Barca de Pedro.


Autor: Santiago Grasso



Un buque fantasma, es aquel que recorre los mares sin rumbo ni puerto fijo. Esta es la situación inédita de esta iglesia modernizada por el descalabro producido, por quienes estúpidamente creen en el poder vivificador de un Vaticano II. Estamos en la iglesia del buque fantasma.
CON DOS PAPAS NO LLEGAMOS A UNO. – Vemos dos papas, y de dos no hacemos ni siquiera uno; peor aún, si sumásemos a Benedicto con Bergoglio, la suma de ambos nos daría cero. Aquí no existe Papa ni papado; y si alguien quiere demostrar lo contrario que me diga no quien manda, sino quien conduce la Barca de Pedro.
SE ORDENA Y NO SE CONDUCE. – Una cosa es ordenar y otra muy distinta conducir. Todo el mundo quiere mandar, desde el párroco hasta el cardenal; todos afirman ser encarnaciones específicas del Espíritu Santo, desde el cura que da misa según su libre liturgia, hasta los aduladores de Bergoglio. Muchas órdenes, muchas inspiraciones, todo dentro de una conducción inexistente.
EL PAPADO “DASEIN”. – Benedicto XVI se niega tanto a mandar, como a conducir. Es un papado “dasein” 1, y eso es todo: está, pero en la práctica, no sirve para nada.
UN PERONISTA SIN CONDUCCIÓN. – Bergoglio, metamorfoseado en el Gran Francisco, manda, y lo hace como a veces observamos en los berrinches de los niños, ordena en forma caprichosa, sin lógica ni sentido. ¿Un ejemplo? Los amores de Leticia. Lenguaje ambiguo, surrealista, caprichoso y sin sentido claro; peor aún, se niega a interpretar lo que dijo, y se niega, porque no puede decir lo que horrorosamente piensa. ¿Quién puede decir: A mí no me alcanzará la caprichosa misericordia de sus decisiones? Ordena, manda, misericordea como fruto de su mal humor pésimamente disimulado, todo excepto conducir; y esto para un peronista como él, es lapidario, porque si en algo se distingue el peronismo, es en el culto a la conducción. De este modo, la Barca de Pedro, va a la deriva.
EL BUCANERO. – Bergoglio, como un buen miembro de la vanguardia jesuítica, no fue preparado para Capitán, sino para bucanero; porque marinero que conspira en un motín como el de San Galo, seguramente es el futuro pirata de los mares.
CONDUCIR ES CONVENCER. – Ordenar es fácil; decretar el corte de cabeza de un obispo, es decir, “misericordiar”, es sumamente sencillo; lo difícil es conducir. Para conducir se debe convencer, y ¿cómo quiere convencer quien emplea un lenguaje doble, surrealista y ambiguo?
LA “RARA AVIS”. – Bergoglio, metamorfoseado en el Francisco, es objeto de estudio, como “rara avis” en el papado; es el ave que ya en el 2013 anunciamos, cuando escribíamos que veríamos volar esta gaviota blanca, que solo se alimenta de peces muertos. Por supuesto, entonces no teníamos sobre la mesa, los concretos argumentos de hoy, no imaginábamos que escribiría junto al “Tucho” Fernández, esta hermosa saga de Los amores de Leticia.
DE FACTO, NO DE IURE. – La falta concreta, de facto y no de iure, de un Capitán en la Barca de Pedro, hace que cualquier decisión se vea sometida a juicio por cualquier bautizado. Sin cabeza, no existe cuerpo y esta es la dura realidad que hoy transitamos: una cabeza de iure o virtual, en un cuerpo místico visiblemente decapitado.
LA AUTORIDAD SIN CONDUCCIÓN. – Se puede tener autoridad, pero se puede al mismo tiempo no tener conducción, y la falta de conducción hace que en realidad no exista mando; pues nadie acata los caprichos de los hombres y acto seguido se busca eludirlos. Ya el cardenal Burke brindó el arma para la desobediencia en masa enfrentando los caprichos bergoglianos:
Si el Papa persiste en los errores concernientes al matrimonio, los cardenales podrían actuar mediante un “Acta formal de corrección de un grave error”.2
Por ello vemos que cada día se suman más obispos que cuestionan las decisiones de un lenguaje surrealista, cada día existen más cuestionamientos sobre decisiones ambiguas que abrigan oscuros intereses.
AMBIENTE ENRARECIDO. – Los obispos se basan en la autoridad papal, pero si esta de facto no existe, sus decisiones se tornan dudosas y críticas: es lo que con el término griego se designa como crisis, y κρίσις en griego significa separación, disputa y juicio. Más aún, cuanto más se empeñan en sostener una autoridad, como la de Bergoglio, tanto más pierden los obispos su propia autoridad; tan real es esto, que lo contemplamos en el descalabro litúrgico modernista, carente no solo de lógica, sino de orden.
UN PAPELÓN MONUMENTAL. – Esto hace que se persiga por capricho excelentes personas, como el padre Stefano Manelli, fundador de los Frailes Franciscanos de la Inmaculada, y hoy se archiven todas las denuncias en su contra, sin concretarse una. Un fraile, a quien la guillotina de la misericordia cayó sobre su pobre cabeza.
LA ECCLESIA NON SANCTA. – Esto hace que pululen y salgan a la luz, todos los execrables vicios de ciertos prelados:
La fornicación, y toda especie de impureza, o avaricia, ni aun se nombre entre ustedes, como corresponde a quienes Dios ha hecho santos. 3
Hoy no solo se menciona, sino que parece moneda corriente, más aún, la guillotina de la misericordia nunca cae sobre estas podridas cabezas.
CONTANDO DÓLARES EN EL VATICANITO. – Y tal como sabíamos, el bucanero Bergoglio ha quedado al descubierto en un brillante artículo 4, donde parece que las disputas doctrinales van a la par de las controversias monetarias. Es la avaricia que se menciona entre nosotros. La cosa es grave, pues este peronista no posee olfato político de ninguna índole, y según se afirma, se habrían girado fondos del IOR para apuntalar la campaña de Clinton; hoy Trump conoce la maniobra, quedando el Vaticanito al descubierto. Una rabieta más del Francisco, contra quien lo aconsejó en esta dirección. Cuando no se tiene doctrina, se cae en el avatar de las circunstancias, y Bergoglio es un esclavo de ellas. Así leemos:
La "banca del Papa" hoy no esconde nada, aunque sólo sea porque en los nueve meses que pasaron entre la defenestración de Ettore Gotti Tedeschi y la llegada de su sucesor, el alemán Ernst von Freyberg, una cantidad considerable de fondos fueron girados a los bancos extranjeros, en su mayoría relacionados con Goldman & Sachs y JP Morgan. 5
Lo triste de esta situación, es que un papado que se denomina Francisco, quien comenzó siendo un laico que abandonó todo para vivir en situación de calle, no se desprenda del IOR, famoso por sus escándalos, sino que por el contrario, se la pasen contando dólares.
SIN CARTA DE NAVEGACIÓN. – Si el buque fantasma, es aquel que ignora rumbo y puerto, esta iglesia bergogliana no solo ignora los puertos sino que nadie conoce su rumbo, porque la carta de navegación es surrealista, ambigua y falta de toda precisión. Por eso afirmamos, que el Capitán de esta nave, llamada Iglesia, ya no existe.


1 Dasein: El sentido literal de la palabra en alemán Da-sein es 'ser-ahí'. Existe, pero no logra cumplir el objetivo de su existencia.
2 http://adelantelafe.com/card-burke-los-cardenales-podrian-actuar-acta-formal-correccion-grave-error-papa-persiste-errores/
3 Efesios, 5,3.
4 http://www.pierolaporta.it/bergoglio-predica-poverta-inquatta-denari/
5 Ibídem.



Y la Mujer huyó  al Desierto.

 

Comentando en el Liber divinurom operum, el versículo 6,8 del Apocalipsis, Hildegarda von Bingen escribió:
 
“Es entonces el diablo quien los convenció a ser infieles y seductores, que los indujo a matar, transformándose en bandidos y ladrones, porque el pecado de homosexualidad lleva a las más vergonzosas violencias y a todos los vicios. Cuando todos estos pecados se hayan manifestado, entonces la vigencia de la ley de Dios será quebrada y la Iglesia será perseguida como una viuda


Padre E. Sylvester Berry:
“Es una cuestión de historia que los períodos más desastrosos para la Iglesia fueron tiempos en que el trono papal estaba vacante, o cuando los antipapas se disputaban con el jefe legítimo de la Iglesia. Así también será en aquellos malos días por venir.

“La Iglesia privada de su pastor principal debe buscar refugio en la soledad  para ser guiada allí por Dios mismo durante esos días difíciles... En aquellos días la Iglesia lo hará... Encontrará  refugio y consuelo en las almas fieles, especialmente en la reclusión de la vida religiosa. 

“...el Anticristo tendrá su representante en el falso profeta que será dotado de la plenitud de poderes satánicos para engañar a las naciones.

“... Como se indica por la semejanza con un cordero, el falso profeta probablemente se instalará en Roma como una especie de antipapa durante la vacante del trono papal...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario