miércoles, 11 de enero de 2017

El Concilio de Trento condena Herejía de Müller.

Gerhard Ludwig Müller, el prefecto para la destrucción de la fe, es un hereje Modernista, que niega, por ejemplo, los dogmas de la Resurrección, de la Transubstanciación y de la Virginidad Perpetua de la Santísima Virgen María. Y al igual que Kasper y Bergoglio ha caído en varias herejías en múltiple ocasiones.


 
 
 
 
 
Anatema: El viernes [16 de diciembre de 2016], el cardenal Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dijo al Passauer Neue Presse que hay casos en que los católicos pueden decidir por su cuenta con un confesor que su matrimonio es nulo.  Esta opinión ha sido condenada por el Concilio de Trento como una herejía.  Cita: “Si alguno dice, que los casos matrimoniales no pertenecen a los jueces eclesiásticos;  Que sea anatema”. (Gloria tv Noticias 19 de Diciembre del 2016)


                  Y este es el que dice ser “guardián de la fe católica”.
 
 
 El Papa Pío VI. Explicó que las cuestiones de la validez de un matrimonio pertenecen exclusivamente a los jueces eclesiásticos, pues la validez de los sacramentos es válida. (Pío VI, Deessemus Nobis de 1788, en: DH 2598).
 

1 comentario:

  1. En una Entrevista con la revista de noticias alemana Focus en el 2015, Müller había dicho que los adúlteros podrían ser admitidos a la Sagrada Comunión en casos excepcionales, en casos concretos podría haber “una admisión en el ámbito de la conciencia”.

    ResponderEliminar