domingo, 30 de octubre de 2016

Monja Benedictina: La nociva doctrina del hijo de perdición hará temblar la tierra.

Un nuevo terremoto destruye la Basílica de San Benito en Nursia



La monja mística, Hildegarda de Bingen, de la Orden de San Benito de Nursia predijo :


“En realidad el Anticristo, poseído por el diablo, cuando abra su boca para su perversa enseñanza destruirá todo lo que Dios había establecido en la Ley Antigua y en la Nueva, y afirmará que el incesto, la fornicación, el adulterio y otros tales no son pecado

“Aparecerán muchas señales en el sol, en la luna y en las estrellas, en las aguas y en los otros elementos y en todas las criaturas, y de la observación de todos estos prodigios, que se podrán contemplar como si estuvieran pintados en un cuadro, se podrán predecir los males futuros, por lo que la tristeza de los hombres será tal que considerarán la muerte casi con indiferencia […] Estas tribulaciones continuarán hasta que el Hijo de la Perdición abra la boca para predicar su nociva doctrina. Y cuando haya pronunciado sus palabras de falsedad y mentira, el cielo y la tierra se echarán a temblar


“La excelencia de la Iglesia será dispersada y la verdadera fe pisada [ ; ] desde su primera aparición, el Hombre del Pecado estará totalmente lleno de pecados, será reconocido como el Hijo de la Perdición más cruel, ya que será inmoral en todo y les enseñará a los hombres cosas contrarias a Dios [ ; ] será hostil a todos los que adoran Dios y se pondrá por encima de todas las criaturas, denominándose Dios y ordenando ser adorado como Dios.”

 “El diablo ha tenido a seguidores en el Antiguo Testamento y los tiene en el Nuevo. De los saduceos se derivan los herejes que niegan la creación de los primeros vivientes, pero el error de éstos es peor, ya que es la negación absoluta de Dios en la creación y en las almas. Todos ésos adorarán al Hombre de la Perdición y, abandonando la fe de Dios omnipotente, proclamarán que no hay ningún obstáculo en desobedecer sus preceptos.



 
 
El Anticristo ejecutará horrorosos prodigios y producirá tempestades impresionantes con artes diabólicas; aparentará morir para la redención de su pueblo, y resucitar de la muerte, y hará escribir sobre la frente de los que le siguen una inscripción por la cual les hará penetrar todos los males. Y a través de esta misma inscripción, contraria al bautismo y al nombre de cristiano, se introducirá en ellos con sus artes mágicas, de modo que no quieran separarse de él y tomen su nombre, como los cristianos lo reciben de Cristo. Lucifer ha meditado esta escritura mucho tiempo dentro de sí y no la ha revelado nunca a nadie; no se ha visto nunca antes y no se parece a lengua alguna. 
 
 
 
 
 
Arzobispo Fulton Sheen: “De la verdadera Iglesia surgirá una falsa iglesia liderada por un falso papa”.
 
El Anticristo descrito por la abadesa  Hildegarda de Bingen:




“Los pies o bien el calzado blanco simbolizan la pureza conservada y refulgente. En la parte inferior de ambos cuadrantes está presente una mujer coronada que es figura de la Iglesia, fusionada con un torso lleno de escamas, y de sus genitales surge una monstruosa cabeza (el Anticristo) con ojos de fuego, orejas como de asno, nariz y fauces como de león. Era común representar de tal suerte al demonio, pero aquí se está figurando a la Iglesia, bien que acosada por la fornicación, la rapiña y otros vicios.
  

 

Y la serpiente gozando de eso, gritó: “Esta es la suma ofensa para el que ha dado el cuerpo al hombre, que la forma de éste desaparezca, por haber evitado la relación natural con las mujeres”.

Es pues el diablo el que los persuade a convertirse en infieles y seductores, para odiarse y matarse convirtiéndose en bandoleros y ladrones, porque el pecado de la homosexualidad lleva a las más vergonzosas violencias y a todos los vicios. Y cuando todos estos pecados se hayan manifestado al mismo tiempo en el pueblo, entonces la constitución de la ley de Dios se quebrantará y la Iglesia será perseguida como una viuda. Y los príncipes, los aristócratas y los ricos serán echados de sus posesiones por la gente de menor rango y serán puestos en fuga de ciudad en ciudad, y su nobleza será aniquilada y los ricos se verán reducidos a la pobreza. Todas estas cosas ocurrirán cuando la antigua serpiente insinúe en el pueblo la voluntad de cambiar vestidos y costumbres. Los hombres le obedecerán, añadiendo allí un detalle, quitando en otra parte otro, deseosos de novedades y de cambios constantes”.


“Entonces la mayor parte de los hombres abandonarán la auténtica fe católica y se convertirán al hijo de la perdición.” Libro obras divinas XXVII

 
 
LA GRUTA DE BELÉN DONDE NACIÓ JESÚS SE INCENDIÓ DESPUÉS DE LA PROFANACIÓN CON LA VISITA DEL FALSO PAPA BERGOGLIO.
 
 
 

 
 
 
 
Nuestra Señora de La Salette:

Las Iglesias serán cerradas o profanadas. Los Sacerdotes y religiosos serán perseguidos.(...) Muchos abandonarán la Fe, y el número de Sacerdotes y religiosos que se separarán de la verdadera religión será grande. Entre estas personas se encontrarán incluso Obispos.

Por algún tiempo Dios no se acordará de Francia ni de Italia, porque el Evangelio de Cristo no es ya conocido. Los malvados desplegarán toda su malicia. Al primer golpe de su espada fulminante las montañas y la naturaleza temblarán de espanto, porque los desórdenes y los crímenes de los hombres traspasan la bóveda de los Cielos. París será quemado, y Marsella engullida; varias grandes ciudades serán sacudidas y engullidas por terremotos.

 
 
Orígenes, in Matthaeum, 27 (Catena Aurea)
También, todo hombre que recibiendo la palabra de Dios se convierte en templo suyo, si después del pecado conserva vestigios de fe o de religión, es templo en parte destruido y en parte subsistente. Mas aquél que después de haber pecado no se cuida de sí, es destruido poco a poco, hasta que se separa en absoluto del Dios vivo y así no queda piedra sobre piedra de los mandamientos de Dios, que no sea destruida.




 “Nihil amori Christi praeponere”.
“No anteponer nada al amor de Cristo”. De la Regla de San Benito.
“…sigamos sus caminos, tomando por guía el Evangelio.”

San Benito repite que nada debe preferir el monje al amor de Cristo y que nada antepongan absolutamente a Su divina Persona pues sólo Él puede conducirnos a la vida eterna.



EXORCISMO DE SAN BENITO
Cruz del Santo Padre Benito
mi Luz sea la Cruz Santa
no sea el demonio mi guía
apártate Satanás
no sugieras cosas vanas
pues maldad es lo que brindas
bebe tú mismo el veneno.

San Benito de Nursia intercede por nosotros.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario