martes, 11 de octubre de 2016

Bergoglio vela por la perdición de las almas.

Bergoglio fortalece en sus vicios  a los cabritos, para confirmarlos en su rebelión contra Dios. Acompañado  de su tropa destructora, de los activistas homosexuales, Angelo Bagnasco y Vincent Nichols, dos curas apóstatas, que les dan comuniones sacrílegas a los  sodomitas.



Estos son los nuevos asesinos de almas y  guías de ciegos, que usurpan la jerarquía, se rebelan contra Dios y siguen las ordenes de Satanás  bajo el mando del apóstata Bergoglio.




El marxista y activista homosexual-travesti "Luxuria" explicó así el momento del sacrilegio y del suicidio asistido en manos del apóstata Angelo Bagnasco: «Miré a los ojos del cardenal, me reconoció y, sin vacilaciones, me dio la hostia. Es el comienzo de una apertura».
El doble Sacrilegio fue cometido en mayo del 2013.









Bergoglio sigue formando su  iglesia de sodomitas para reunir en ella a los condenados. Para que sus seguidores desobedezcan a Dios mientras ciegamente le obedecen.

En esta nueva iglesia bergogliana al servicio de Satanás,  no hay lugar para el arrepentimiento, ni para abandonar el pecado,  ni para cumplir los Mandamientos de la Ley de Dios.  La que tiene que cambiar es la Iglesia no el pecador.





Bergoglio confirmó  a la lesbiana en su rebelión contra Dios y en su  abominación.





La iglesia "pobre para los pobres". Donde estos marxistas acusan a la Iglesia católica de ser la Opresora, y dentro del concepto marxista de  "pobres" están los homosexuales, que son considerados los "heridos sociales", "marginados", "oprimidos",  por la Ley de Dios y por la Iglesia.
Para ellos, la Eucaristía ya no es el sacramento que nos remite al sacrificio de Jesucristo en la cruz y su Resurrección, sino más bien un momento en que el pueblo oprimido toma conciencia de su opresión y de su lucha liberadora. La Eucaristía se convierte en un momento de concientización ideológica. (Entrevista al Dr. Gustavo Sánchez Rojas sobre los errores de la Teología Marxista de la Liberación)

 
Dentro del marxismo cultural, en el concepto marxista de Pobre están incluidos los musulmanes, indígenas, etc, a los que estos herejes también consideran que han sido oprimidos, por la Iglesia de Jesucristo y los mandamientos de la Ley de Dios.


 



Card. Pell: «la comunión para los divorciados vueltos a casar es solo la punta del iceberg, el caballo de Troya» advirtió «quieren cambios más amplios, el reconocimiento de las uniones civiles, el reconocimiento de las uniones homosexuales»

El principal objetivo de Bergoglio con su falso sínodo fue abrirle las puertas a las comuniones sacrílegas a los sodomitas, para causar la abominación de la desolación en la Iglesia y suplantar la Eucaristía por el sistema sacramental diabólico, la copa con la que la Bestia embriaga a las naciones con su fornicación. El rito de la Sodomía”, descrito por la Doctora Randy. 


 


Su primera estocada contra la doctrina católica, la dio en su respuesta famosa para encubrir los escándalos homosexuales del sodomita Ricca Battista, para que se admitieran a los curas que se identifican con el vicio de la Sodomía,  quien soy yo para juzgar a un cura gay que busca al "señor".  Con esto Bergoglio juzgó la Palabra de Dios y se rebeló abiertamente en contra de las enseñanzas morales de la Iglesia que prohíbe que sean admitidos a las ordenes religiosas personas homosexuales o con tendencias o  que apoyan la "cultura gay".
 

 

Advertencia de la  Virgen en la Salette: Que los que estén al frente de las comunidades religiosas vigilen a las personas que han de recibir, porque el demonio usará toda su malicia para introducir en las órdenes religiosas a personas entregadas al pecado, pues los desórdenes y el amor de los placeres carnales se extenderán por toda la Tierra.
 
 
 



 
 
 
http://voiceofthefamily.com/amoris-laetitias-approach-to-same-sex-unions-already-rejected-by-synod-fathers/
  

 
 



Alcuino (Catena Aurea)
Como si dijera: Con razón las ovejas no oyen la voz del ladrón, porque el ladrón no viene sino para hurtar, apropiándose a sí lo que es de otro; no instruyendo a sus secuaces en los preceptos de Cristo, sino persuadiéndoles a que vivan siguiendo el ejemplo de ellos. Por eso añade el Evangelista: "Y para matar" (separando de la fe con doctrina engañosa), "y para destruir" (en la eterna condenación). Esos son, pues, los que hurtan y matan. "Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en más abundancia".

 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario