lunes, 17 de octubre de 2016

El Apóstata Francisco Javier Martínez aprueba las comuniones sacrílegas.

Actualmente la Jerarquía de la Iglesia está  usurpada por herejes corruptores. Sobre Francisco Javier Martínez Fernández, pesa el delito de complicidad de abusos sexuales, de niños católicos.
 
  

Pero estos lobos rapaces, ministros del diablo, se las han arreglado para que sus delitos queden impunes, y no son removidos de sus cargos, sino al contrario son apoyados por sus cómplices para que sigan destruyendo las almas. Son una mafia de intocables.


Estos herejes viven a expensas de nuestro dinero, estafando a muchos hermanos católicos con su doctrina perniciosa,  están siendo honrados con fraudulentos títulos eclesiásticos, cuando los han perdido por ser apóstatas. 

Profecías de Ana Catalina Emmerich: «Veo una cantidad de eclesiásticos castigados de excomunión, que no parecen inquietarse ni incluso saberlo. Y sin embargo son excomulgados cuando toman parte en esas empresas, cuando entran en asociaciones y se adhieren a opiniones sobre las que pesa el anatema. Veo estos hombres rodeados de una nube como de un muro de separación. (AA.III.148)


Mientras tantos estos asesinos de almas,  siguen sueltos, haciendo de las suyas, con la complicidad de muchos apóstatas  que los apoyan.


Apóstatas Francisco Javier Martínez, y Carlos Osoro.
 
 

Apóstata Javier Martínez  16 Septiembre 2016 : Hoy, mediante esta nota mía, asumo como propios y "promulgo", por así decir, los criterios de los Obispos de la Región de Buenos Aires para todos los fieles católicos de la Diócesis de Granada, y dispongo igualmente que, con mi ayuda y todas las demás que sean necesarias, sea la Delegación de Familia y Vida la que acometa esta tarea de difundir y explicar estos criterios, así como ayudar a que se pongan en práctica. 
https://www.lifesitenews.com/news/diocese-of-romes-new-guidelines-allow-communion-for-sexually-active-cohabit

Apóstata Bergoglio: ‘No hay otras interpretaciones’ de Amoris Laetitia, que la de permitir la comunión (sacrílega) a los divorciados y vueltos a casar ‘en algunos casos’”.

2 comentarios:

  1. Carlos Osiro ciertamente es un sacerdote de Satanás que cuando fue rector d Seminario de Corban hizo destrozo en seminaristas y el Nuncio Tagleaferre dijo que este sujeto jamás debe llegar a obispo por el buen de la Iglesia. Pero sus fechorías se dejan notar en el seminario de Oviedo haciendo traiciones y destrozos en jóvenes y desprecios en sacerdotes mayores que desprecia y llama carcas en su círculo de poder. Este falso sacerdote y obispo que NO tiene titulación universitaria alguna a pesar de sus falsos currículum siempre ambicionó el poder e hizo lo que fuese por lograrlo. Es un trepa diabólico que ya esta a las puertas de su soñado papado y lo vemos en el próximo cónclave llamando a todas las puertas de las celdas de Santa Marta negociando su candidatura con la ayuda de traductores infiltrados por él con sobornos y sin dormir noches enteras para lograr su máxima ambición. Osorio es SATANAS en disfraz eclesiástico. Pronto lo veremos clarusimamente.

    ResponderEliminar
  2. Carlos Osoro ciertamente es un sacerdote de Satanás que cuando fue rector de Seminario de Corban hizo destrozo en seminaristas y el Nuncio Tagleaferre dijo que este sujeto jamás debe llegar a obispo por el bien de la Iglesia. Pero sus fechorías se dejan notar en el seminario de Oviedo haciendo traiciones y destrozos en jóvenes y desprecios en sacerdotes mayores que desprecia y llama carcas en su círculo de poder. Este falso sacerdote y obispo que NO tiene titulación universitaria alguna a pesar de sus falsos currículum siempre ambicionó el poder e hizo lo que fuese por lograrlo. Es un trepa diabólico que ya esta a las puertas de su soñado papado y lo vemos en el próximo cónclave llamando a todas las puertas de las celdas de Santa Marta negociando su candidatura con la ayuda de traductores infiltrados por él con sobornos y sin dormir noches enteras para lograr su máxima ambición. Osorio es SATANAS en disfraz eclesiástico. Pronto lo veremos clarísimamente.

    ResponderEliminar