miércoles, 6 de enero de 2016

Apostasía pública de Bergoglio. Blasfemia contra la Santísima Trinidad.

El apóstata  Bergoglio publicó en la solemnidad de la Epifanía de Nuestro  Señor  Jesucristo (6 de enero de 2016)   un video blasfemo  promoviendo la herejía del indiferentismo y sincretismo religioso; en el que queda manifestada públicamente su apostasía ; su blasfemia contra Dios Trino y su violación contra el primer mandamiento. 
 
El video está siendo promovido por la pagina herética progresista de Rome Reports; quienes actualmente haciéndose pasar por católicos promueven  los ideales de la masonería y apoyan la  falsa religión   del nuevo orden Mundial.

Louie Verrechio compartió un video subtitulado en Inglés  para denunciar el acto de apostasía pública.

Seamos claros acerca de lo que este video realmente es: un acto de apostasía.” Louie Verrecchio



Bergoglio  Video: UPDATED with translation provided by akaCatholic.com from Louie Verrecchio on Vimeo.


Blasfemia de Bergoglio contra la Santísima Trinidad.

“…muchos buscan a Dios , o ENCUENTRAN a Dios de diversa manera ”

En contradicción con las Palabras de Jesucristo Bergoglio afirma que los budistas,  musulmanes y miembros de otras falsas religiones encuentran a Dios en sus falsas religiones.

“Finalmente, algunas de estas personas descarriadas intentan persuadirse a sí mismos y a otros que los hombres no se salvan sólo en la religión católica, sino que incluso los herejes pueden obtener la vida eterna”. (Papa Gregorio XVI, “Summo iugiter studio”, n° 2, 27 de mayo de 1832.)
 
 
“Con palabras de padre y con solicitud de hermano, os amonesto que no tengáis sociedad en cuanto a su confesión con los enemigos de la fe católica, contrarios de la Iglesia, con los que niegan la Encarnación del Señor y repugnan al símbolo instituido por los santos Apóstoles. (S. León, Papa, Serm. 96, cont. Eutich., sent. 78, Tric. T. 8, p. 403.)”


Papa Pío XII:
•No es lícito esconder la verdad so pretexto de facilitar la paz:
 “No es lícito, ni siquiera con el pretexto de hacer más fácil la concordia, disimular siquiera un solo dogma; pues, como advierte el patriarca de Alejandría: ‘Desear la paz es ciertamente primero y mayor bien, pero no si debe por tal motivo permitir que venga a menos la virtud de la piedad en Cristo (Epis. 61). (, Encíclica Orientalis Ecclesiae, 9 de abril de 1944)
Papa Pío IX
•La palabra de perpetua conciliación todo pierde so pretexto de salvarlo:
 “En estos tiempos de confusión y de desorden, no es raro ver cristianos, católicos —hasta los hay en el clero secular, en los claustros— que siempre tienen en los labios la palabra de término medio, de conciliación, de transacción. ¡Pues bien! no vacilo en declararlo: esos hombres están en un error, y no los miro como los enemigos menos peligrosos de la Iglesia. Vivimos en una atmósfera corrompida, pestilencial; sepamos preservarnos de ella; no nos dejemos emponzoñar por las falsas doctrinas, que todo lo pierden, so pretexto de salvarlo todo. (Pío IX. Discurso en la iglesia de Aracoeli, 17 de septiembre de 1861)”



Sobre Bergoglio y su secta herética  recae la maldición divina por desafiar a la Santísima Trinidad. El apóstol San Juan nos advierte que aquellos que tan solo saluda a los que se desvían en la fe se hacen sus cómplices.
                     
En esta batalla final no hay punto medio; el que se una a Bergoglio está en contra de la Santísima Trinidad; cualquier católico  que  acepte al  apóstata Bergoglio como su papa caen también junto a su ídolo en apostasía y van juntos a la condenación eterna. 
 

El Cardenal Mercier advirtió : 

“En nombre del Evangelio y a la luz de las Encíclicas de los cuatro últimos Papas, Gregorio XVI, Pío IX, León XIII y Pío X, yo no vacilo en afirmar que esta indiferencia hacia las religiones, que coloca en el mismo nivel la religión de origen divino y las religiones inventadas por los hombres a fin de incluirlas en el mismo escepticismo, es la blasfemia que atrae el castigo sobre la sociedad, mucho más que los pecados de los individuos y de las familias.”
  

 
 
Muchos católicos falsamente creen por ignorancia que estamos condenados a aceptar a un hereje como si fuera un Papa legítimo , Bergoglio no es un papa que ha caído en herejía sino un hereje que fue inválidamente  elegido por un cónclave  fraudulento formado por un equipo que conspiró  contra la Iglesia, tomándose ilícitamente el  papado y usurpándolo; Bergoglio en Argentina ya era un hereje público    y los papa Pablo IV y San Pío V han decretado que la elección de un hereje como Papa es invalida y nula y que ningún católico esta obligado a obedecerlo sino que debe inmediatamente apartarse de él.
Papa Pablo IV: “Los fieles no deben obedecer sino evitar a los desviados en la Fe.”


 
Los encubridores de Bergoglio quieren hacerle creer a muchos hermanos católicos que ellos no pueden juzgar individualmente a Bergoglio sino que la Iglesia tiene que condenarlo como hereje;  pero esto solo aplica para quien es válida   y verdaderamente un  papa porque no puede ser juzgado por nadie, no aplica como explica el Papa Pablo IV para un hereje como Bergoglio que fue inválidamente elegido.
 
Papa Pablo IV decretó la  Nulidad de todas las promociones o  elevaciones de los desviados en la Fe:

Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; y de ningún modo puede considerarse  que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, y no será posible considerar que se ha otorgado o se otorga alguna facultad de administrar en las cosas temporales o espirituales a los que son promovidos, en tales circunstancias, a la dignidad de obispo, arzobispo, patriarca o primado, o a los que han asumido la función de Cardenales, o de Pontífice Romano, sino que por el contrario todos y cada uno de los pronunciamientos, hechos, actos y resoluciones y sus consecuentes efectos carecen de fuerza, y no otorgan ninguna validez, y ningún derecho a nadie. 


Como explica San Vicente Ferrer quienes le rinden honores papales al usurpador Bergoglio como si fuera un verdadero Papa cometen el pecado de idolatría.

San Vicente de Ferrer:

Prestando obediencia a uno que no es papa y tributándole honores papales, se quebranta el primer precepto de la primera tabla, en el cual se ordena: No adores a dios extranjero, ni ídolo, ni estatua, ni semejanza alguna del cielo. ¿Qué otra cosa es el falso papa sino un dios extranjero en este mundo, un ídolo, una estatua, una imagen ficticia de Cristo?”.

 
La Iglesia católica ha tenido varios períodos  incluso de hasta 4 años  sin un papa y períodos  en los que un  antipapa ha usurpado el papado.
Períodos  sin un papa: entre San Marcelino (296-304) y San Marcelo (308-309), entre San Eusebio (309) y San Melquiades (311-314), entre San Clemente IV 1265-1268 y el Beato Gregorio X 1272-1276.
La lista de anti-papas es larga uno de los mas notorios es el anti-papa «Anacleto quien fue implantado en una elección no-canónica después de Inocente II, el verdadero Papa, ya elegido. A pesar de su inválida y no-canónica elección, el antipapa Anacleto II obtuvo el control de Roma y el apoyo de la mayoría del colegio de cardenales. Anacleto tuvo el apoyo de casi toda la población de Roma, hasta que el verdadero Papa recuperó el control de la cuidad en 1138 (La Enciclopedia Católica, “Anacleto”, vol. 1, 1907, p. 447).»

La Virgen  anunció  en la Salette que Roma perdería la fe y se convertiría en la sede del anticristo. La Virgen en la aparición del Buen Suceso advierte sobre la noche oscura de la Iglesia en la que quedará sin Pastor.


El Padre E. Sylvester Berry: “En la bestia del Anticristo sólo los cuernos tienen diademas como símbolos de la realeza o poder gobernante. Las cabezas tiene marca con nombres de blasfemia. (Apocalipsis 13:01) Por lo tanto, ellos simbolizan los pecados y errores que se afligirán a la Iglesia. . . En esta lucha final para prevenir el reinado universal de Cristo todas las formas de pecado y el error se unirán contra la Iglesia. . . Todos los errores que han afligido a la Iglesia se suman en estos siete: el judaísmo, el paganismo, el arrianismo, el islamismo, el protestantismo, el racionalismo y el ateísmo.
Continua explicando El Padre E. Sylvester Berry: “El dragón es visto en el cielo, que es aquí un símbolo de la Iglesia, el Reino de los Cielos en la tierra. Esto indica que los primeros problemas de aquellos días se inaugurarán dentro de la Iglesia por los obispos apóstatas, los sacerdotes apóstatas, , y los laicos apóstatas, - Son las estrellas arrastradas por la cola del dragón.
Dijo el Padre E. Sylvester Berry:
“La Iglesia privada de su pastor principal debe buscar refugio en la soledad hay que guiarse por el mismo Dios en esos días difíciles. . . En aquellos días, la Iglesia lo hará... y encontrará refugio y consuelo en las almas fieles, sobre todo en la soledad de la vida religiosa.
“El Anticristo tendrá su representante en el falso profeta que estará dotado de la plenitud de los poderes satánicos para engañar a las naciones.

En las Revelaciones Celestiales a Santa Brígida nuestro Señor  Jesucristo le muestra el castigo que le tiene preparado al Papa que usurpan el papado y a sus sacerdotes colaboradores y a los laicos corruptos.

Capítulo 41  Libro Primero:

Ahora declaro mi disgusto contigo, cabeza de mi Iglesia, tú que te sientas en mi asiento. Le concedí este asiento a Pedro y a sus sucesores para que se sentaran con una triple dignidad y autoridad: primero, para que pudieran tener el poder de atar y desatar a las almas del pecado; segundo, para que pudieran abrirle el Cielo a los penitentes; tercero, para que cerraran el Cielo a los condenados y a aquellos que me desprecian. Pero tú, que deberías estar absolviendo almas y presentándomelas, eres realmente un asesino de almas. Designé a Pedro como el pastor y el sirviente de mis ovejas, pero tú las disipas y las hieres, eres peor que Lucifer.
Él tenía envidia de mí y no persiguió matar a nadie más que a mí, de forma que pudiera él gobernar en mi lugar. Pero tú eres lo peor en que, no sólo me matas al apartarme de ti por tu mal trabajo sino que, también, matas a las almas debido a tu mal ejemplo. Yo redimí almas con mi sangre y te las encomendé como a un amigo fiable. Pero tú se las devuelvas al enemigo del que yo las redimí. Eres más injusto que Pilatos. Él tan sólo me condenó a muerte. Pero tú no sólo me condenas como si yo fuese un pobre hombre indigno, sino que también condenas a las almas de mis elegidos y dejas libres a los culpables. Mereces menos misericordia que Judas. Él tan solo me vendió. Pero tú, no solo me vendes a mí, sino que también vendes a las almas de mis elegidos en base a tu propio provecho y vana reputación. Tú eres más abominable que los judíos. Ellos tan sólo crucificaron mi cuerpo, pero tú crucificaste y castigaste a las almas de mis elegidos para quienes tu maldad y trasgresión son más afiladas que una espada.
 
Así, puesto que eres como Lucifer, más injusto que Pilatos, menos digno de misericordia que Judas y más abominable que los judíos, mi enfado contigo está justificado. El Señor dijo al segundo hombre, es decir, al que representa a los laicos: “Yo creé todas las cosas para tu uso. Tú me diste tu consentimiento a mí y Yo a ti. Tú me prometiste tu fe y me juraste que me servirías. Ahora, sin embargo, te has apartado de mí como alguien que no conoce a Dios. Te refieres a mis palabras como mentiras y a mis trabajos como carentes de sentido. Tú dices que mi voluntad y mis mandamientos son muy duros. Has violado la fe que prometiste. Has roto tu juramento y has abandonado mi Nombre.
 
Te has disociado a ti mismo de la compañía de mis santos y te has integrado en la compañía de los demonios, haciéndote socio suyo. Tú no crees que ninguno merezca alabanza y honor salvo tú mismo. Consideras difícil todo lo que tiene que ver conmigo y lo que estás obligado a hacer por mí, mientras que las cosas que te gusta hacer son fáciles para ti. Es por esto que mi enfado contigo está justificado, porque tú has quebrado la fe que me prometiste en el bautismo....


Después, el Señor continuó, diciendo al primero de los cinco hombres: “La espada de mi severidad atravesará tu cuerpo, entrando desde lo alto de tu cabeza y penetrando tan profunda y firmemente que nunca podrá ser sacada. Tu asiento se hundirá como una piedra pesada y no cesará hasta que alcance la parte más baja de las profundidades. Tus dedos, es decir, tus consejeros, arderán en un fuego sulfuroso e inextinguible.
Tus brazos, es decir, tus vicarios, que debieran de haber conseguido el beneficio de las almas, pero que en su lugar consiguieron provechos mundanos y honores, serán sentenciados al castigo del que habla David: ‘Que sus hijos queden huérfanos y su mujer viuda, que los extraños le arrebaten su propiedad’. ¿Qué significa ‘su mujer’ sino el alma que ha sido separada de la gloria del Cielo y que quedará viuda de Dios? ‘Sus hijos’, es decir, las virtudes que aparentaron poseer y mi gente sencilla, aquellos que se les sometieron, serán apartados de ellos. Su rango y propiedad caerá en manos de otros, y ellos heredarán la eterna vergüenza en lugar de su rango privilegiado.
 
Sus mitras se hundirán en el barro del infierno y ellos mismos nunca se levantarán de él. Por ello, lo mismo que el honor y el orgullo que alcanzaron sobre otros aquí en la tierra, se hundirán en el infierno tan profundamente, más que los demás, que les será imposible levantarse. Sus extremidades, o sea, todos los sacerdotes aduladores que les secunden, serán separados de ellos y aislados, igual que una pared que se derrumba, en la que no quedará piedra sobre piedra y el cemento ya no se adherirá a las piedras. La misericordia nunca les llegará, porque mi amor nunca les calentará ni les repondrá en la eterna Mansión Celestial. En su lugar, despojados de todo bien, serán eternamente atormentados junto a sus líderes.
 
 ¡San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Papa Benedicto contradice la interpretación herética de Bergoglio del Padrenuestro

El Papa Benedicto XVI contradice a Bergoglio:   “ En este sentido, San Cipriano interpretó la pregunta. Él dice: cuando pedimos &quo...