martes, 1 de noviembre de 2016

El Concilio de Trento condenó la idea de Bergoglio sobre la herejía de Lutero: “reforma” y “Escritura”.

Bergoglio: Me vienen a la mente dos palabras: “reforma” y “Escritura”.
 
 
 
Catecismos de San Pío  X 129. El Protestantismo o religión reformada, como orgullosamente la llaman sus fundadores, es el compendio de todas las herejías que hubo antes de él, que ha habido después y que pueden aún nacer para ruina de las almas

El Concilio de Trento (s. XVI) admite como fuentes de la revelación a la Sagrada Escritura y a la Tradición, atribuyéndoles el mismo valor.
 
Herético Leonardo Boff el 17 de marzo de 2013 cuatro días después de la usurpación de Bergoglio declaró: 
"Ahora es papa y puede hacer lo que quiera. Muchos se sorprenderán con lo que va a hacer Francisco. Para ello necesitará una ruptura con las tradiciones, dejar atrás la curia corrupta del Vaticano para abrirle paso a una iglesia universal".
 
 
 
 
Catecismo de San Pío X
128 ...La gran herejía del Protestantismo (siglo XVI), forjada y propagada principalmente por Lutero y Calvino. Estos novadores, con rechazar la Tradición divina, reduciendo toda la revelación a la Sagrada Escritura, y con sustraer la misma Sagrada Escritura al legítimo Magisterio de la Iglesia para entregarla insensatamente á la libre interpretación del espíritu privado, demolieron todos los fundamentos de la fe, expusieron los Libros Santos a las profanaciones de la presunción y de la ignorancia y abrieron la puerta a todos los errores.
 
La Tradición católica es inmutable. Un dogma es una verdad absoluta, definitiva, inmutable, infalible, irrevocable, incuestionable. Los dogmas pertenecen al depósito de la fe de una manera irreversible. Las enseñanzas  dogmáticas morales han sido enseñadas por la  Tradición invariable de la Iglesia. Como la condena al aborto, a la homosexualidad y al divorcio. 

Por razón del "contenido u objeto" que se transmite, la Tradición puede ser:
1. Dogmática (si se trata de una verdad de fe).
2. Moral.

La Tradición y el Magisterio de la Iglesia son inseparables, ya que el Magisterio no es otra cosa que la puesta en práctica de la Tradición.

 
 
Heresiarca Lutero: "Le opondremos el Padrenuestro y el Credo, NO el Decálogo (LOS DIEZ MANDAMIENTOS), porque en esto de moral somos demasiado flacos."


En esa época se necesitaba  una respuesta a la crisis moral, que el movimiento de renovación de la contra-reforma  dio, pero en cambio Lutero terminó haciendo una reforma doctrinal, inventándose su propia iglesia.
La “reforma” del heresiarca Martín Lutero:
“Yo no impugno las malas costumbres, sino las doctrinas impías”
“Yo no impugné las inmoralidades y los abusos, sino la sustancia y la doctrina del Papado”
“Por eso, aunque el papa fuese tan santo como san Pedro, lo tendríamos por impío y nos rebelaríamos contra él.”


Se llama Contrarreforma a la respuesta de la Iglesia católica dada a la reforma protestante de Martín Lutero.
 
 
 
 
Escritura:
El Concilio de Trento aprobó  la Vulgata como la traducción oficial de la Biblia durante su cuarta sesión en 1546. El Concilio de Trento confirmó una vez más el canon, como lo había hecho ya el Concilio de Florencia (1442). La carta del Papa S. Inocencio I en el 405, oficialmente recoge el canon ya fijo de 46 libros del A.T. y los 27 del N.T.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario