lunes, 14 de noviembre de 2016

El apóstata Ricardo Ezzati de la secta de Bergoglio celebró la herejía luterana en Chile.



Ricardo Ezzati está  acusado del delito de encubrimiento de abuso sexual sin embargo en el 2014, Bergoglio lo  nombró  inválidamente Cardenal.


Las víctimas del padre Karadima hablaron en su contra, así como de su antecesor en el cargo episcopal metropolitano, calificándolo como encubridor.
 
Las mismas víctimas de Karadima, culpan a Ezzati de cobarde e hipócrita, por la Nominación como Obispo de Osorno de Juan Barros Madrid.

 
Bergoglio: "La acusación contra ese obispo (Barros) fue desacreditada por la corte judicial, así que por favor no pierdan la serenidad."

De la misma manera Bergoglio encubrió los escándalos homosexuales de Ricca.

Bergoglio: "Piensen con la cabeza y no se dejen llevar de las narices por todos los zurdos, que son los que armaron esto".
"Osorno sufre, sí, por tonta, porque no abre su corazón a lo que Dios dice y se deja llevar por las macanas que dice toda la gente."



En la herética Amoris Laetitia,  Ezzati se alegra de que se les atribuyen como aporte chileno, “el concepto que no existe familia perfecta”:
 
“Para nosotros fue una gran alegría el que el papa Francisco citara parte del documento “La vida y la familia: regalos de Dios para cada uno de nosotros” de la Conferencia Episcopal de Chile, que fue presentado en octubre de 2014.  Allí señalábamos que no existen las familias perfectas que nos propone la propaganda”.

Ezzati utiliza el lenguaje inclusivo "todos y todas".
 



El 17 de enero del 2015, Ricardo Ezzati  en un acto de apostasía pública le rindió culto a dioses paganos.

https://gloria.tv/video/384QF79w4VwnCYvZNimb4CV3s
 
 
 
 
El 30 de Octubre del 2016, Ricardo Ezzati, para seguir consumando su apostasía,  se  unió   a Bergoglio para celebrar la herejía en un templo luterano. 

 Apóstata Ezzati en el  templo luterano de Santiago de Chile

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La asistencia a la Misa Tridentina se duplica en cuatro meses

La asistencia dominical a la Misa Tridentina en la iglesia de San Alfonso, en Baltimore (Estados Unidos), casi se ha duplicado de 125 a 2...