domingo, 6 de noviembre de 2016

Clinton alineada con Soros dice que aumentará la invasión musulmana en Europa y Estados Unidos.

 
 
La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, se ha alineado, durante la campaña electoral, con la visión de Estados Unidos defendida por el multimillonario mundialista George Soros. Así, Clinton, cuya estrecha relación con el magnate ha quedado demostrada por los correos publicados en Wikileaks, ha defendido públicamente las fronteras abiertas, el gobierno internacional y un incremento de la inmigración musulmana a Europa.

Soberanía de los Estados
El proyecto de Soros de acabar con el Estado-Nación no es ningún secreto, ya que se ha mostrado proclive, en ingentes ocasiones, a un gobierno internacional en que la soberanía de los Estados esté constreñida por las instituciones supranacionales. Así, en el año 1998 afirmaba que “la soberanía de los Estados debe estar supeditada a la ley e instituciones internacionales”, y añadía “que el mundo requiere un sistema global de toma de decisiones políticas. En definitiva, una sociedad global que pueda sostener una economía global”.
Además, en 1999, en respuesta a preguntas del Washington Post, Soros aseveró que “el mundo necesita una autoridad internacional que trascienda la soberanía de los Estados y promover, así, una sociedad abierta”.
Wikileaks, que ha publicado correos del jefe de campaña de Hillary Clinton, John Podesta, en que Soros es mencionado 60 veces, también ha filtrado el contenido de una conferencia que Hillary Clinton pronunció ante banqueros brasileños en el año 2013. En ésta, la actual candidata demócrata a la Casa Blanca siguió el discurso habitual de Soros y afirmó que su sueño es “un mercado común hemisférico, con libre comercio y fronteras abiertas”.

Inmigración musulmana

George Soros es uno de los grandes promotores de la migración musulmana a territorio europeo y estadounidense. De este modo, según revela The Washington Times, ha financiado grupos privados que ayudan a los musulmanes a entrar en Alemania y otras naciones europeas, así como escribió, hace un año en un periódico australiano, que “Europa debería recibir un millón de refugiados por año para garantizar su futuro”. De hecho, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, señaló al multimillonario como uno de los responsables de la “invasión” que hoy vive Europa.
En este aspecto, la candidata demócrata, Hillary Clinton, también ha seguido la línea de su financiador. En una entrevista concedida a la CBS, Clinton manifestó su deseo de que Estados Unidos recibiese, en un año, a 65.000 refugiados sirios, incrementando en un 500 por ciento el compromiso de Obama: acoger 10.000
El congresista del Partido Republicano Duncan Hunter ha manifestado, en una entrevista concedida a The Washington Times, que “votar a Hillary Clinton es votar la agenda de George Soros”. Además, ha agradecido que los medios de comunicación informen sobre la relación entre el magnate y la candidata, porque, según ha asegurado “los americanos merecen saber que una presidencia de Hillary Clinton supondría mayor influencia directa de George Soros”.

Enlace

Clinton para atraer a los votantes musulmanes ha nombrado a dos coordinadores de enlace musulmanes para trabajar con Mitha, y la campaña también ha enviado a Keith Ellison, el primer musulmán elegido en el Congreso, y Huma Abedin, la asesora cercana de Clinton y subdirector de campaña, a los estados indecisos clave en todo el país.
 
La mano derecha de Clinton acusada de tener vínculos con el islam radical

La mano derecha de Clinton acusada de tener vínculos con el islam radical

La principal asesora de la candidata demócrata ha sido relacionada por varios medios estadounidenses con un periódico musulmán de corte radical y con la organización Hermanos Musulmanes.

Hillary Clinton le declara la guerra a los Cristianos y ataca los dogmas  :
"Los códigos culturales profundamente enraizados, las creencias religiosas y las fobias estructurales han de modificarse. Los gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redefinir los dogmas religiosos tradicionales".

"Durante una conferencia en Génova, la entonces secretaria de Estado señalaba como uno de los principales problemas sociales que se apelara a convicciones religiosas para "limitar los derechos humanos del colectivo LGTB". "Explicó que las objeciones de conciencia fundamentadas en creencias religiosas están detrás de la discriminación a las mujeres y a los homosexuales y defendió la financiación gubernamental de asociaciones como Planned Parenthood  -la mayor central abortista en Estados Unidos-."
Nuestra Señora de la Salette: “Los gobernantes civiles tendrán todos un mismo plan, que será abolir y hacer desaparecer todo principio religioso, para dar lugar al materialismo, al ateísmo, al espiritismo y a toda clase de vicios.”
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario