viernes, 1 de mayo de 2015

Mayo mes de la Virgen María

 
 
 
 La sabiduría no entra en un alma perversa,
ni vive en un cuerpo entregado al pecado.
Sabiduría 1 :4
 
“Nuestro Señor preservó el alma junto con el cuerpo de la Santísima Virgen en la que la pureza ... Ya que, como Dios es santo, Él reposa sólo en lugares santos”. San Juan Damasceno
 
Honrar a la Santísima Virgen María es imitar sus virtudes.
 
 
Para ser un verdadero devoto de la Virgen María debemos :
Principalmente evitar el pecado e imitar sus virtudes.
Lo que más aborrece la virgen María es el pecado.
 
Debemos procurar imitar a la virgen María especialmente en la castidad, la humildad, caridad y la obediencia perfecta a la Ley de Dios.
 Cita del Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María San Luis María Grignion de Montfort)

El demonio, como falso acuñador de moneda y ladrón astuto y experimentado, ha engañado y hecho caer ya a muchas almas por medio de falsas devociones a la Santísima Virgen y cada día utiliza su experiencia diabólica para engañar a muchas otras, entreteniéndolas y adormeciéndolas en el pecado, so pretexto de algunas oraciones mal recitadas y de algunas prácticas exteriores inspiradas por él.
Como un falsificador de moneda no falsifica ordinariamente sino el oro y la plata muy rara vez los otros metales, porque no valen la pena, así el espíritu maligno no falsifica las otras devociones tanto como las de Jesús y María, la devoción a la Santísima Comunión y la devoción a la Virgen, porque son entre las devociones, lo que el oro y la plata entre los metales.
 
"Si todos los años extirparamos un solo vicio, pronto llegaríamos a ser hombres perfectos"
Beato Thomas De Kempis (1380-1471). Teólogo alemán
 
 
 Acto de Consagración de la Pureza
al Inmaculado Corazón de María

Traducido para uso interno.

Oh Corazón Inmaculado de María, Virgen Purísima, sabiendo de los terribles peligros morales que nos amenaza por todos los lados, y consciente de mi debilidad humana, yo voluntariamente me consagro en cuerpo y alma, el día de hoy y siempre, bajo tu amoroso cuidado y tu protección materna .
Me consagro a ti, todo mi cuerpo, con todos sus miembros, pidiéndote que me ayude a no utilizarlo como una ocasión de pecado para otros. Ayúdame a recordar que mi cuerpo es "Templo del Espíritu Santo," y a utilizarlo de acuerdo con la Santa Voluntad de Dios para mi salvación personal, y la salvación de los demás.
Te consagro a ti mi alma, y te pido velar por ella y llévala al hogar seguro contigo y con Jesús en el Cielo por toda la eternidad.
Oh María, Madre mía, todo lo que soy, todo lo que tengo es tuyo. Ampárame y guárdeme debajo de tu manto de misericordia, como tu propiedad personal y posesión tuya.
Jesús, María, José os amo, salvad las almas"!
Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a Ti . Amen

Imprimatur: Obispo Albert Zuroweste
Belleville, Illinois
Debemos profesar una ferviente devoción a la Santísima Virgen, si queremos conservar esta hermosa virtud; de lo cual no nos ha de caber duda alguna, sí consideramos que ella es la reina, el modelo y la patrona de las vírgenes [...]. San Ambrosio llama a la Santísima Virgen señora de la castidad; San Epifanio la llama princesa de la castidad; y San Gregorio, reina de la castidad"[..] (Santo Cura de Ars , Sermón sobre la pureza). Esta hermosa virtud, dice San Bernardo, fue la causa de que el Padre Eterno mirase a la Santísima Virgen con complacencia; y si la virginidad atrajo las miradas divinas, su humildad fue la causa de que concibiese en su seno al Hijo de Dios. Si la Santísima Virgen es la Reina de las Vírgenes, es también la Reina de los humildes (Santo Cura de Ars, Sermón sobre la humildad).
 
 
 
 
 
 "Tenemos que ganar el mundo entero y cada alma, ahora y en el futuro hasta el final de los tiempos, para la Inmaculada y a través de ella, para el Corazón Eucarístico de Jesús". San Maximiliano Kolbe Apóstol de la consagración a María

 
 
Proverbios 4:23
Por sobre todas las cosas cuida tu corazón,
porque de él mana la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario