“Acógeme, oh Madre del Carmelo / bajo tu hermoso manto protector. / Madre de Dios, ampáreme tu celo / y cantaré tus glorias con fervor…”


♰♰♰

miércoles, 1 de julio de 2020

Invocaciones a la Preciosa Sangre de Jesús

 



Preciosa Sangre de Jesús, derramada en la Circuncisión, hazme casto de mente, corazón y cuerpo.
 
Preciosa Sangre, que rezuma de cada poro en la Agonía de Jesús, permíteme  amar sobre todas las cosas la santa y Adorable Voluntad de Dios.
 
La Preciosa Sangre, que fluye abundantemente en el Pilar de la flagelación, inspírame  un gran dolor por mis pecados y un amor al sufrimiento.
 
Preciosa Sangre, cayendo en profusión de la Corona de Espinas, concédeme un amor por las humillaciones.
 
Sangre Preciosa, surcando el camino hacia el Calvario, lléname de coraje para caminar sin vacilar siguiendo los pasos sangrientos de Jesús.
 
Preciosa Sangre, derramada tan profusamente en la Crucifixión de mi Jesús, hazme morir por completo al amor propio.
 
Sangre Preciosa, derramada hasta la última gota por la apertura del Sagrado Corazón de Jesús, dame ese amor generoso que sacrifica todo por Dios.
 
Preciosa Sangre, fuente sagrada de donde fluyen todas las gracias, aplica Tus infinitos méritos a mi alma.
 
Preciosa Sangre, cuya virtud anima y vivifica nuestras acciones, aplica Tus infinitos méritos a todas nuestras obras.
 
Fuente que da vida, en la cual el alma apaga completamente su sed, me satura con amor puro.
 
Oh Divina Sangre de mi Jesús, te adoro desde lo más profundo de mi corazón. Te invoco fervientemente, porque Tú eres mi salvación, y por Ti espero obtener las alegrías del Paraíso.
Padre Eterno, sé misericordioso, por el bien de la Sangre de tu Hijo unigénito; Te suplicamos, muéstranos tu misericordia.
Sangre preciosísima  de Jesús, clama al Padre celestial para que tenga misericordia de nosotros y líbranos.
 
Padre Eterno, te ofrezco la Preciosa Sangre en expiación por mis pecados y por las necesidades de la Santa Iglesia. Amen  


 

1 comentario:

  1. Oración a Jesús: Por lo tanto, te rogamos, ayuda a tus siervos: a quienes redimiste con tu preciosa sangre.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

San Cayetano, el campeón de Dios contra la herejía luterana

  San Cayetano instituyó en Roma la sociedad de Clérigos regulares o Teatinos, con el fin de promover el apostolado y la renovación es...