🖤 Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío ♰♰♰

jueves, 24 de agosto de 2017

Amoris Laetitia es una “bomba atómica” de tiempo programada para destruir toda la moralidad católica: Dr. Josef Seifert

23 de agosto de 2017 (LifeSiteNews)

Uno de los principales filósofos católicos del mundo ha llamado a la Exhortación del Papa Francisco, Amoris Laetitia una “bomba atómica teológica de tiempo” que tiene la capacidad de destruir por completo toda la enseñanza moral católica.

El Dr. Josef Seifert, rector fundador de la Academia Internacional de Filosofía en Liechtenstein, dijo que la única manera de desactivar la bomba teológica es por la retractación del Papa Francisco de al menos un error importante en su exhortación de 2016.

Con una precisión filosófica, Seifert señala el problema principal en Amoris Laetitia (AL) a un pasaje que él dice sugiere que Dios voluntariamente quiere que la gente, en ciertas situaciones, cometa actos que siempre han sido considerados objetivamente malos por la Iglesia Católica.
 
Cita directamente del pasaje 303 de Amoris donde el Papa Francisco habla de "parejas irregulares" que viven en adulterio habitual y que deciden renunciar a obedecer al 6º Mandamiento.


“Pero la conciencia puede hacer más que reconocer que una situación dada no corresponde objetivamente a las exigencias generales del Evangelio”, escribió el Papa Francisco en su Exhortación de 2016. (Pero esa conciencia puede reconocer no sólo que una situación no responde objetivamente a la propuesta general del Evangelio) 


 
“También puede reconocer con sinceridad y honestidad lo que por ahora es la respuesta más generosa que puede darse a Dios, y llegar a ver con cierta seguridad moral que es lo que Dios mismo está pidiendo en medio de la complejidad concreta de sus límites, pero no totalmente el ideal objetivo ”,  agregó.
 
En palabras de Seifert: “En otras palabras, además de llamar a un estado objetivo de pecado grave, eufemísticamente, ‘todavía no sea plenamente el ideal objetivo,’ AL dice que podemos saber con  cierta seguridad moral’ que Dios mismo nos pide que sigamos cometiendo actos intrínsecamente malos, como el adulterio o la homosexualidad activa.”
 
Pero Seifert señaló que si sólo un acto intrínsecamente inmoral, como el adulterio, puede ser permitido e incluso querido por Dios, entonces no hay nada que impida que un principio semejante se aplique a ‘todos los actos considerados intrínsecamente malos.’”
 
Si es cierto que Dios puede querer que una pareja adúltera viva en adulterio contra el Sexto Mandamiento, dijo, entonces no hay nada que impida que los otros nueve Mandamientos caigan.
 
De acuerdo con esta lógica, continuó Seifert, los males como el asesinato, el aborto, la eutanasia, el suicidio, la mentira, el robo, el perjurio y la traición pueden “justificarse en algunos casos y ser lo que el mismo Dios pide en medio de la complejidad concreta de sus límites, mientras que todavía no es plenamente el ideal objetivo.’”
 
“¿No exige la lógica pura que extraigamos esta consecuencia de esta proposición del Papa Francisco?”, dijo el filósofo.
 
Seifert dijo que si su pregunta anterior es contestada afirmativamente, entonces la “consecuencia puramente lógica de esa afirmación de Amoris Laetitia parece destruir toda la enseñanza moral de la Iglesia”.

 
La preocupación del profesor es similar a una de las preguntas planteadas por los cuatro cardenales al Papa Francisco el año pasado, pidiéndole que aclarara el significado de su exhortación.
 
La pregunta nº dos de las cinco, pide al Papa si, con la publicación de Amoris, es necesario considerar válida la enseñanza de San Juan Pablo II en Veritatis Splendor de que existen “normas morales absolutas que prohíben actos intrínsecamente malos y que son vinculantes sin excepciones?”
 
En su artículo, Seifert suplicó al Papa Francisco que retirara y condenara la noción de que Dios a veces quiere que la gente cometa actos intrínsecamente malos.
 
“Si esto es verdaderamente lo que AL afirma, toda alarma sobre las afirmaciones directas de AL sobre asuntos de cambios de disciplina sacramental se refieren sólo al pico de un iceberg, al débil comienzo de una avalancha o a los primeros edificios destruidos por una bomba atómica teológica-moral que amenaza con derribar todo el edificio moral de los Diez Mandamientos y de la enseñanza moral católica”, dijo.

 
Dejar tal noción sin corregir conducirá a “nada menos que a una destrucción total de las enseñanzas morales de la Iglesia Católica”,  concluyó.

La semana pasada, el cardenal Raymond Burke, uno de los cuatro cardenales que firmaron la dubia hace casi un año, explicó cómo se daría el proceso de “corrección formal”,  del Papa si el Papa continuaba negándose a aclarar sus enseñanzas.
 
“Me parece que la esencia de la corrección es bastante simple”, explicó Burke.

“Por un lado, se expone la enseñanza clara de la Iglesia; Por otro lado,  se afirma lo que realmente está siendo enseñado por el Romano Pontífice. Si hay una contradicción, el Romano Pontífice está llamado a conformar su propia enseñanza en obediencia a Cristo y al Magisterio de la Iglesia”,  dijo.

El Papa Francisco ha optado por no responder a las cinco dubias, por lo que ahora es necesario simplemente declarar lo que la Iglesia enseña sobre el matrimonio, la familia, los actos que son intrínsecamente malvados, y así sucesivamente. Estos son los puntos que no están claros en las enseñanzas actuales del Romano Pontífice. Por lo tanto, esta situación debe ser corregida. La corrección se dirigiría entonces principalmente a esos puntos doctrinales”,  agregó.

Seguir leyendo →
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Santa Margarita María de Alacoque juzga las herejías de Bergoglio

  Santa Margarita María de Alacoque: "Basta amar al Santo de los Santos, para llegar a ser santos"   En cambio ...