martes, 30 de agosto de 2016

Santa Rosa tampoco pertenece a la secta bergogliana


Santa Rosa de Lima, ora pro nobis
Defensora de la Eucaristía, misionera e hija ejemplar de la Contrareforma

 

Cuando los calvinistas holandeses se aproximaron a las costas del Callao en julio de 1615 cundió la alarma en Lima y mientras los frailes dominicos fueron a tomar las armas, el Santísimo Sacramento quedó sin protección alguna en la Iglesia de Santo Domingo. Entonces, Rosa, ... se remangó las mangas y cortó los hábitos “para con más ligereza poder subir al altar” proponiéndose “luchar y morir por el divino Sacramento”.
 
Subiré sobre el altar y allí expondré mi cuerpo como un escudo, para que reciba los golpes y las heridas que tiraren los herejes al cuerpo de mi Señor Jesucristo, sin apartarme un punto, hasta que pasado por muchas partes el cuerpo con las picas y alabardas de los impíos enemigos de la fe, caiga muerta en el altar. Yo rogaré a los herejes que no me quiten de un golpe la vida, sino que poco a poco me vayan desmembrando y me vayan haciendo menudos pedazos y dividiendo cada miembro en pequeñas partículas, con el fin de que todo el tiempo que en esto se ocuparen se detengan en ejecutar las injurias, que temo ¡ay de mi! han de hacer después a mi dulce Esposo (ibíd., 279).
 

Santa Rosa también se preocupó por la conversión  de los indios idolatras.  

 
 Bergoglio pide “el debido respeto a los pueblos indígenas, cuya identidad y existencia están amenazadas”
 
 
 
Bergoglio en repetidas ocasiones se ha burlado de la santidad, de la mortificación y de la oración, tanto que le recopilaron sus bulas, en un pequeño libro de insultos.


Profecía de San Francisco de Asís:
La santidad de vida se llevará a cabo en medio de burlas, proferidas incluso por aquellos que la profesarán hacia el exterior, pues en aquellos días Nuestro Señor Jesucristo no les enviará a éstos un verdadero Pastor, sino un destructor. 




Bergoglio, durante la burla del Via Crucis en Polonia, blasfemó  diciendo: “La vía de la cruz no es un hábito sadomasoquista.”
 



Palabras del Salvador a Santa Rosa de Lima:
«Que todos sepan que la tribulación va seguida de la gracia; que todos se convenzan que sin el peso de la aflicción no se puede llegar a la cima de la gracia; que todos comprendan que la medida de los carismas aumenta en proporción con el incremento de las fatigas. Guárdense los hombres de pecar y de equivocarse: ésta es la única escala del paraíso, y sin la cruz no se encuentra el camino de subir al cielo».
  
En cambio Bergoglio enseña  todo lo contrario :
«Nos hará bien volver a decirnos unos a otros: “¡pecador sí, corrupto no!”, y decirlo con miedo, no sea que aceptemos el estado de corrupción como un pecado más» (Jorge M. Bergoglio –  Corrupción y pecado – 8 de diciembre de 2005 repetido en Noviembre del 2013)


Blasfemia de Bergoglio:«Si uno no peca, no es un hombre.»

Santa Rosa de Lima jamás cometió ningún pecado:
El 10 de agosto de 1616, a los 24 años, Santa Rosa vistió el hábito negro y blanco de la Tercera Orden de Santo Domingo. Desde entonces todavía progresó más a pasos de gigante por el camino de la perfección. Depuso su confesor "que jamás, ni de día ni de noche, perdía la presencia de Dios en su corazón y que su alma nunca fue mancillada por el pecado venial".

Los pecadores e inicuos son enemigos de su propia vida.
Tobías, 12:10


Bergoglio incluso se atreve a repetir sus  blasfemias porque tampoco entiende el significado redentor del sufrimiento y como Bergoglio no cree en un Dios católico tampoco en sus santos. 



“Nunca pensé que una persona tuviera que sufrir tanto, tanto como lo que yo estoy sufriendo. Pero Jesucristo me concede valor para soportarlo todo”.
Santa Rosa de Lima




“Si ustedes supieran lo hermosa que es un alma sin pecado, estarían dispuestos a sufrir cualquier martirio con tal de mantener el alma en gracia de Dios”.
Santa Rosa de Lima


“Oíd pueblos, oíd, todo género de gentes: de parte de Cristo y con palabras tomadas de su misma boca, yo os aviso: Que no se adquiere gracia sin padecer aflicciones; hay necesidad de trabajos y más trabajos, para conseguir la participación íntima de la divina naturaleza, la gloria de los hijos de Dios y la perfecta hermosura del alma”.
Santa Rosa de Lima


Mateo 5:8
Bienaventurados los que tienen puro su corazón, porque ellos verán a Dios.


Mateo 16:24
Entonces dijo Jesús a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y cargue con su cruz, y sígame.

 
 
 
San Gregorio Magno, homiliae in Hiezechihelem prophetam, hom. 10
Se niega a sí mismo aquel que reforma su mala vida y comienza a ser lo que no era y a dejar de ser lo que era.
 
 
 
“Lo que daría yo por anunciar el Evangelio. Iría a través de las ciudades predicando penitencia con los pies descalzos, el crucifijo en la mano y el cuerpo cubierto de un cilicio espantoso. Caminaría durante la noche gritando: Abandonad vuestras iniquidades. ¿Hasta cuándo seréis como rebaños atolondrados? Huid de los eternos castigos: pensad que sólo hay un instante entre la vida y el infierno”. Santa Rosa de Lima.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario