sábado, 27 de agosto de 2016

Santa Mónica, otra santa que tampoco pertenece a la nueva iglesia kasper-bergogliana.

Patrona de las mujeres casadas y modelo de las madres cristianas. Santa Mónica Patrona de Las víctimas de abuso (Violencia domestica), Las víctimas de adulterio, Las víctimas de la infidelidad, Las víctimas de abuso verbal, viudas, esposas, Madres, amas de casa, matrimonios difíciles, mujeres infelices, en caso de hijos rebeldes, pedirle ayuda en caso de alcoholismo.

"¿Y a mí que más me puede amarrar a la tierra ? Ya he obtenido mi gran deseo, el verte cristiano católico. Todo lo que deseaba lo he conseguido de Dios".
 
Santa Mónica, era una madre bondadosa de inmenso amor maternal pero no cobarde, ni débil de carácter.

Si eres bergogliano se coherente, no celebres tampoco a Santa Mónica, una mujer católica que no acompañó a su hijo en el concubinato ni en su falsa religion maniquea, sino que lo echó de su casa para no escuchar sus blasfemias. Una santa mas a las que Bergoglio y Kasper atacarían de "fundamentalista" y "apegada a las tradiciones", que tampoco se dejo sorprender por el falso dios bergogliano de la "sorpresa".  
 
Santa Mónica  es la figura de la mujer cristiana que odian los grupos feministas, izquierdistas.

Santa Mónica  en lugar de acompañar a San Agustín  en el error, se encargó  de ponerlo en manos de San Ambrosio para favorecer su conversión, y derramó  incontables lágrimas  suplicando a Dios rescatara a su  hijo de la esclavitud del pecado  para que fuera liberado del reinado de las tinieblas.

 
 
 
 
‘Confesiones’ de San Agustín :
“Es que tu mano, Dios mío, en el secreto de tu providencia, no abandonaba mi alma. Es que, día y noche, mi madre te ofrecía en sacrificio por mí la sangre de su corazón y las lágrimas de sus ojos” (Conf., V, 10-13).
 
‘Confesiones’ de San Agustín :
“... Tú has tendido tu mano desde lo alto y has sacado mi alma de estas densas tinieblas, ya que mi madre, siéndote fiel, lloraba sobre mí más que cuanto lloran las madres la muerte física de los hijos… sin embargo aquella viuda casta, devota, morigerada, de las que tú prefieres, hecha más animosa por la esperanza, pero no por ello menos fácil al llanto, no dejaba de llorar delante de ti, en todas las horas de oración”.

 

 
“Mi santa madre, tu sierva, nunca me abandonó. Ella me
dio a luz con la carne a esta vida temporal y con el corazón a la vida eterna. Lo que llegué
a ser y cómo, se lo debo a mi Madre!”.
San Agustín
 
 
 ‘Confesiones’ de San Agustín:
En lo que a mí respecta, hijo mío, ya no deseo nada de esta vida. No veo que tenga que hacer más -dijo-, ni por qué he de vivir aquí; se desvaneció ya la esperanza de este mundo. Sólo una cosa me hacía desear la vida todavía algún tiempo aquí abajo. Deseaba antes de morir verte cristiano católico. Dios me la concedió con creces. Veo que menosprecias las alegrías terrenales para ser su siervo. ¿Qué hago yo aquí? (Conf, IX, 26).

 ‘Confesiones’ de San Agustín:
 "Yo le cerré los ojos. Una inmensa tristeza inundó mi corazón presto a enmudecer en lágrimas, pero mis ojos, bajo el mandato imperioso de mi voluntad, las contenían hasta el punto de secarse... La muerte de mi madre no tenía nada de lastimoso y no era una muerte total: la pureza de su vida lo atestiguaba, y nosotros lo creíamos con una fe sincera y por razones seguras" (Conf. IV, 9-11). 

Como es evidente  Santa Mónica,  tampoco pertenece a la nueva iglesia kasper-bergogliana.
 
Anti-iglesia de Herejes, Cismáticos, Apóstatas , Anti-tradición que se han separado de la Iglesia Católica para unirse al heresiarca  Bergoglio .
 
 "Los que no quieren ser vencidos por la verdad, son vencidos por el error."
San Agustín
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario