jueves, 27 de abril de 2017

San Pedro Canisio, martillo de los herejes, ayúdanos a combatir la herejía bergogliana.

 
(1521-1597)
Doctor de la Iglesia
Fiesta 27 de Abril.
Devoto del Corazón de Jesús.

Teólogo jesuita holandés, predicador, escritor, Doctor de la Iglesia, llamado "el segundo evangelizador de Alemania", después de San Bonifacio.

San Pedro Canisio es llamado también el martillo de los herejes por defender la fe católica de las falsas enseñanzas de la herejía protestante.  Es el Creador y Patrono de la Prensa Católica. Su preocupación era salvar las almas de los habitantes de muchas ciudades de Alemania de las falsas enseñanzas de los protestantes y trabajó fuertemente para traer de vuelta a la Iglesia Católica a los que habían aceptado las herejías protestantes. Cuando la gente le decía que él trabajaba muy duro, San Pedro Canisio respondía.
“Si usted tiene mucho por hacer, con la ayuda de Dios, encontrará tiempo para hacerlo todo.”
Otras veces decía: “Descansaremos en el cielo”.
 
 
Martirologio Romano:
San Pedro Canisio, sacerdote de la Compañía de Jesús y Doctor de la Iglesia que, enviado a Alemania, trabajó duro durante muchos años para defender y fortalecer la fe católica por su predicación y sus escritos, incluyendo el famoso Catecismo. En Friburgo en Suiza, finalmente tomó descanso de sus labores.
 
 
A la edad de veintiséis años, San Pedro Canisio   asistió   a dos sesiones del Concilio de Trento, una en Trento y otra en Bolonia, como teólogo del cardenal Truchsess y consejero del Papa. En vez del cardenalato que el papa le ofreció Pedro Canisio prefirió el humilde servicio a la comunidad, empleando el tiempo en la oración y en la penitencia.
 

San Pedro Canisio, juzga la idea herética que tiene Bergoglio de que   el Papa no debe juzgar a los curas sodomitas.  

“Aquellos que no tienen vergüenza de violar la ley divina y natural son esclavos de esta infamia que jamás será  suficientemente execrada”.
 
Significado de Execrar: 

tr. Condenar y maldecir [una persona o cosa] con autoridad. Rechazar y aborrecer una cosa censurable.

Abominar.
 

San Pedro Canisio

  • Crimen atroz y pecado nefando en su naturaleza misma

Según la Escritura, los sodomitas eran gente pésima y grandes pecadores ante le Señor. Este crimen atroz y pecado nefando en su naturaleza misma fue execrado por Pedro y Paulo, y la Escritura verdaderamente lo atacó con declaraciones de fuerte magnitud. (San Pedro Canisio. De pecatis in coelum clamantibus, III. Summa Doctrina Christiana, p. 141)
 

 
 
 
 
«No debería tolerarse curas o confesores que estén tildados de herejía; y a los convencidos en ella habríase de despojar en seguida de todas las rentas eclesiásticas; que MÁS VALE ESTAR LA GREY SIN PASTOR, QUE TENER POR PASTOR A UN LOBO. Los pastores, católicos ciertamente en la fe, pero que con su mucha ignorancia y mal ejemplo de públicos pecados pervierten al pueblo, parece deberían ser muy rigurosamente castigados, y privados de las rentas por sus obispos, o a lo menos separados de la cura de almas; porque la mala vida e ignorancia de éstos metió a Alemania la peste de las herejías».
San Ignacio de Loyola, Carta a San Pedro Canisio. 13 de Agosto de 1554


Creador y Patrono de la Prensa Católica

Aunque la imprenta fue desarrollada en la década de 1400, los católicos no habían hecho mayor uso de ella sino hasta la aparición de Pedro Canisio.
Pionero de la prensa católica
Se le reconoce como pionero de la prensa católica, siento el primero del numeroso ejército de escritores jesuitas. Por aquella época, San Pedro empezó a preparar su famoso catecismo o "Resumen de la Doctrina Cristiana", que apareció en 1555. A esa obra siguieron un "Catecismo Breve" y un "Catecismo Brevísimo", que alcanzaron enorme popularidad. Dichas obras serían para la contrarreforma Católica lo que los catecismos de Lutero habían sido para la Reforma Protestante. Fueron reimpresos más de doscientas veces y traducidos a quince idiomas (incluyendo el inglés, el escocés de Braid, el hindú y el japonés) en vida del autor.  Ayudó a formar varias editoriales católicas.
Su catecismo fue tan popular que fue impreso en al menos doce idiomas en la vida de Pedro, y, finalmente, llego a producir cientos de ediciones en 26 idiomas.
Pedro escribió catecismos, un breviario, y algunas obras de María. Incluso después de haber sufrido un derrame cerebral antes de su muerte que le impedía escribir, él dictaba sus enseñanzas a su fiel secretaria, quien dio a conocer las palabras de san Pedro Canisio.



En Praga Pedro Canisio devolvió la fe a gran parte de la ciudad, y el colegio que fundó era tan bueno, que aun los protestantes enviaban a él a sus hijos.

En 1559, a instancias del rey Fernando, fue a residir a Augsburgo durante seis años.  Ahí reavivó una vez más la llama de la fe, alentando a los fieles, tendiendo la mano a los caídos y convirtiendo a muchos herejes.  Además, convenció a las autoridades para que abriesen de nuevo las escuelas públicas, que habían sido destruidas por los protestantes. Al mismo tiempo que hacía todo lo posible por impedir la divulgación de los libros inmorales y heréticos, divulgaba en cuanto podía los libros buenos, ya que comprendía, por intuición, como aumentaba la importancia de la prensa. En aquella época recopiló y editó una selección de las cartas de San Jerónimo, el "manual de los Católicos", un martirologio y una revisión del Breviario de Augsburgo. En Alemania se reza todavía, los domingos, la oración general compuesta por el santo.


San Pedro Canisio ruega por nosotros, intercede para que Dios pronto extermine la herejía que propagan los herejes que ahora se disfrazan de jesuitas.  



 
 
Temas relacionados:

Bergoglio desobedece y contradice a San Ignacio de Loyola.

Bergoglio violó el juramento de los Jesuitas, que le impide ser papa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

La asistencia a la Misa Tridentina se duplica en cuatro meses

La asistencia dominical a la Misa Tridentina en la iglesia de San Alfonso, en Baltimore (Estados Unidos), casi se ha duplicado de 125 a 2...