lunes, 28 de diciembre de 2015

Bergoglio profiere blasfemias contra Jesús y se inventa su propio evangelio.

Daniel 7:25
proferirá palabras contra el Altísimo y pondrá a prueba a los santos del Altísimo. Tratará de cambiar los tiempos y la ley, y los santos serán entregados en sus manos por un tiempo y tiempos y medio tiempo.

 

Bergoglio blasfemó  a Jesucristo durante la fiesta de la Sagrada Familia.

Bergoglio al igual que el herético Lutero falsifica el Evangelio y lo tuerce para acomodarlo a sus falacias.

“En lugar de volver a casa con los suyos, se había quedado en el Templo de Jerusalén, causando una gran pena a María y José, que no lo encontraban. Por su «aventura», probablemente también Jesús tuvo que pedir disculpas a sus padres. El Evangelio no lo dice, pero creo que lo podemos suponer. La pregunta de María, además, manifiesta un cierto reproche, mostrando claramente la preocupación y angustia, suya y de José. Al regresar a casa, Jesús se unió estrechamente a ellos, para demostrar todo su afecto y obediencia. Estos momentos, que con el Señor se transforman en oportunidad de crecimiento, en ocasión para pedir perdón y recibirlo y de demostrar amor y obediencia, también forman parte de la peregrinación de la familia. Domingo 27 de diciembre de 2015 


video

“Per questa sua ‘scappatella’, probabilmente anche Gesù dovette chiedere scusa ai suoi genitori. Il Vangelo non lo dice, ma credo che possiamo supporlo”

Chiedere scusa: significado en español - pedir perdón.

For this little “escapade”, Jesus probably had to beg forgiveness of his parents. The Gospel doesn’t say this, but I believe that we can presume. news.va
 
 
 
 
 
2 Pedro 1:20-21
Pero ante todo tengan esto presente: que ninguna profecía de la Escritura es algo que uno pueda interpretar según el propio parecer,  porque los profetas nunca hablaron por iniciativa humana; al contrario, eran hombres que hablaban de parte de Dios, dirigidos por el Espíritu Santo.


1 Corintios 2:14 Pero el hombre natural (carnal, mundano) no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente.


Bergoglio no tiene temor de Dios por eso cuando el mismo reconoce públicamente que va a decir una herejía no refrena su lengua sino que la culmina sin importarle nada.



2 Pedro 3:3. Sabed ante todo que en los últimos días vendrán hombres llenos de sarcasmo, guiados por sus propias pasiones.

2 Pedro 3:16 En cada una de sus cartas él les ha hablado de esto, aunque hay en ellas puntos difíciles de entender que los ignorantes y los débiles en la fe tuercen, como tuercen las demás Escrituras, para su propia condenación.
 
Salmos, 56: 6. Todo el día retuercen ( pervierten ) mis palabras, todos sus pensamientos son de hacerme mal.
 
 
 
 
En el nombre poderoso de Jesús  reprendemos a Bergoglio!!! 

San Alfonso María  de Ligorio le contesta:
 
3. María desconoce la causa de la ausencia de Jesús
 

La segunda razón es que en los demás dolores María entendía la razón y el fin de los mismos, es decir, la redención del mundo y el divino querer; pero en este caso no sabía el porqué de la ausencia de su Hijo...Por eso María en ningún otro dolor se lamentó como en éste, quejándose amorosamente cuando lo encontró: “Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo, angustiados, te andábamos buscando” (Lc 2, 48). Con estas palabras María no quiso reprender a Jesús, como dijeron ofuscados algunos herejes, sino que quiso manifestarle el dolor que había sentido por su pérdida teniéndole el amor que le tenía. No era reproche, dice Dionisio Cartujano, sino queja de amor.

En suma, fue tan dolorosa esta espada de dolor para el corazón de la Virgen, que la beata Bienvenida, deseando un día y rogando a la santa madre, le concediera poder acompañarla en este dolor, María se le presentó con su Jesús en brazos; Bienvenida estaba gozando a la vista de aquel hermosísimo niño, pero de repente no lo vio más. Fue tanta la pena que sintió la beata, que recurrió a María pidiéndole, por piedad, que no la dejara morir de dolor. La Santísima Virgen se le apareció de nuevo después de tres días y le dijo: Has de saber, hija mía, que tu dolor no ha sido más que una pequeñísima porción del que yo sufrí al perder a mi Hijo. 
  
Jesús  no responde pidiendo disculpas al contrario contesta: 

“¿Por qué me buscaban?”
“¿No sabían que debo ocuparme de las cosas de mi Padre?”

Lucas 2, 41-52



Bergoglio doblemente blasfema llamándole  "aventura" a la primera manifestación divina que hizo  Jesús  ante los doctores del Templo.




Nuestra Señora de la Salette
Roma perderá la fe y se convertirá en la Sede del Anticristo



Daniel 8:12 Perversamente hizo que su ejército acampara donde antes se ofrecía el sacrificio, y echó por los suelos la verdad. Hizo, en fin, todo cuanto quiso, y en todo tuvo éxito.

 
Bergoglio el Padre de la mentira utiliza el mismo esquema para blasfemar. Y es tan perverso y malicioso que repite sus blasfemias:
 
 
 
Abrió su boca para blasfemar contra Dios.
(Apoc. 13, 6.)
 
1 Timoteo 4:1
Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.



Está no es la primera vez que Bergoglio adúltera  el Evangelio. También ha falsificado de manera blasfema las palabras de San Pablo y le ha llamado parábola  al milagro de la multiplicación de los panes y peces, también ha blasfemado diciendo que "Jesús se hizo serpiente" , etc, etc.


http://denzingerbergoglio.com/2015/12/29/el-evangelio-segun-bergoglio/

El Evangelio según Bergoglio


Nos advierte la Escritura que todo el que quite o añada algo a la Escritura será castigado con el Fuego Eterno.


Apocalipsis 22:19 Y si alguno quita algo a las palabras de este libro profético, Dios le quitará su parte en el árbol de la Vida y en la Ciudad Santa, que se describen en este libro.»

Deuteronomio 4:2
No añadiréis nada a lo que yo os mando, ni quitaréis nada; para así guardar los mandamientos de Yahveh vuestro Dios que yo os prescribo.

Deuteronomio 12:32
(13.1) »Pongan siempre en práctica todo lo que les he ordenado, sin añadir ni quitar nada.

Proverbios 30:6
No añadas a sus palabras, no sea que El te reprenda y seas hallado mentiroso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario