🖤 Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío ♰♰♰

jueves, 14 de junio de 2018

“El buen católico, precisamente en virtud de la doctrina católica, es por lo mismo el mejor ciudadano, amante de su patria” Papa Pio XI

Al votar por Iván  Duque estamos defendiendo a Colombia contra la amenaza del Comunismo que es el gobierno ateo mundial que necesita el Anticristo para gobernar y también nos estamos oponiéndonos  a la agenda radical extremista de Gustavo Petro.  La Virgen en la Salette advirtió de este gobierno anticristiano caracterizado por odio y el desamor a la Patria y sin amor por la familia.
 

“La Santa Fe de Dios será olvidada... Los poderes civiles y eclesiásticos serán abolidos, todo orden y toda justicia serán pisoteados; no se verán más que homicidios, odio, envidia, mentira y discordia, sin amor por la patria ni por la familia”. (Revelaciones de La Sallete).

 

 


Jeremías 29:7 Trabajen en favor de la ciudad a donde los desterré, y pídanme a mí por ella, porque del bienestar de ella depende el bienestar de ustedes.

“El amor y el servicio de la patria forman parte del deber de gratitud y del orden de la caridad”. (2239)


Sabemos que  Iván Duque es un católico que no ha recibido una buena formación como muchos católicos hoy en día y aunque tiene algunas ideas liberales no están reflejadas en su plataforma política ni en su plan de gobierno  por esta razón Iván es el mejor candidato que existe en el momento, oraremos por él para que Dios le de la gracia de gobernar a nuestro País con Temor de Dios, rectitud y sabiduría y le de el don de la ciencia infusa y se convierta en un valiente defensor de la fe católica.

Los católicos tenemos el deber de amar a nuestra Patria y velar por su bien.

“Si el Catolicismo fuera un enemigo de la Patria, no sería una religión Divina. La Patria es un nombre que trae a nuestra memoria los recuerdos más queridos, y bien sea porque llevamos la misma sangre que aquellos nacidos en nuestro propio suelo, o bien debido a la aún más noble semejanza de afectos y tradiciones, nuestra Patria es no sólo digna de amor, sino de predilección. Sentimos, pues, veneración por la Patria, que en suave unión con la Iglesia contribuye al verdadero bienestar de la Humanidad. Y ésta es la razón porqué los auténticos caudillos, campeones y salvadores de un país han surgido siempre de entre las filas de los mejores católicos” Discurso pronunciado por Su Santidad Pio X el 20 de Abril de 1909.

El Papa León XIII, nos explica la comunión que existe entre el amor a Iglesia y a la patria, y que tiene en Dios a su denominador común.

 “El amor sobrenatural de la Iglesia y el que naturalmente se debe a la patria, son dos amores que proceden de un mismo principio eterno, puesto que de entrambos es causa y autor el mismo Dios; de donde se sigue que no puede haber oposición entre los dos”. Papa León XIII  (Encíclica Sapientiae Christianae):

“El buen católico, precisamente en virtud de la doctrina católica, es por lo mismo el mejor ciudadano, amante de su patria” Papa Pio XI (Encíclica Divini illius magistri


Santo Tomás pone el amor a los padre y a la Patria en un orden inmediatamente posterior al del amor que se le debe tener a Dios.

San Agustín va incluso más lejos que Santo Tomás, y coloca la virtud del amor por la Patria claramente por delante del amor que se debe tener por la familia, y solo por detrás del amor que se le profesa a Dios.

Ama a tu prójimo; más que a tu prójimo, a tus padres; más que a tus padres, a tu Patria; y solamente más que a tu Patria, ama a Dios”. San Agustín (Confesiones).

El Papa León XIII, fue incluso más allá a la hora de definir el compromiso que un católico debe tener hacia su patria, y nos recuerda que este compromiso implica incluso dar la vida por la misma.
“Por ley natural estamos obligados a amar especialmente y defender la sociedad en que nacimos, de tal manera que todo buen ciudadano esté pronto a arrostrar aun la misma muerte por su patria” Papa León XIII (Encíclica Sapientiae Christianae).




Que el Sagrado Corazón  de Jesús  bendiga a nuestra amada Patria Colombia para que cada hogar católico sea verdadera iglesia domestica dispuesta a dar un auténtico testimonio de fe, en este tiempo tan difícil que nos ha tocado vivir.

“El corto número de almas en las cuales se conservará el culto de la fe y de las buenas costumbres sufrirá un cruel e indecible al par que prolongado martirio; muchas de ellas descenderán al sepulcro por la violencia del sufrimiento y serán contadas como mártires que se sacrificaron por la Iglesia y por la Patria”. (Revelaciones de María del Buen Suceso).



En esta batalla contra las fuerzas del mal tenemos puesta Nuestra fe y nuestra esperanza en Jesucristo.

 


 ¡Ven Espíritu Santo, y renueva la faz de la tierra!  


Sáncte Míchael Archángele, defénde nos in proélio, cóntra nequítiam et insídias diáboli ésto præsídium. Ímperet ílli Déus, súpplices deprecámur: tuque, prínceps milítiæ cæléstis, Sátanam aliósque spíritus malígnos, qui ad perditiónem animárum pervagántur in múndo, divína virtúte, in inférnum detrúde. Ámen

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Mes dedicado a Nuestra Señora de los Dolores

San Beda ( Catena Aurea) Mas hasta la consumación de los siglos, la espada de la más dura tribulación no cesará de traspasar el alma d...