jueves, 23 de marzo de 2017

La prensa francesa cuestiona el papel de Bergoglio en el caso del pedófilo Grassi.

Por

 
Jorge Bergoglio intentó influenciar a un juez encargado de examinar la apelación de sacerdote pedófilo Julio César Grassi, revela el sitio de investigación francés Médiapart.
 
 
 
El sacerdote católico Julio César Grassi (60 años) deberá purgar 15 años de cárcel por abuso sexual de un menor en la Fundación Felices los Niños que presidía, confirmó el martes la Corte Suprema de Argentina en su sitio web.
La sentencia había sido dictada en 2009 pero fue apelada hasta llegar a la decisión del máximo tribunal. En este proceso, el Papa, antes de ser el jefe de la Iglesia católica, intentó que Grassi fuese inocentado asegura el sitio de investigación francés Médiapart.
“Hay un juez de Buenos Aires que dice claramente que hay un documento elaborado por el Papa y con el que habrían tratado de influir su decisión en una apelación en un caso de pedofilia”, explicó a RFI Antton Rouget, periodista de Mediapart.
Rouget se refiere a los cuatro libros encargados por el entonces cardenal Bergoglio, al frente de la Arquidiócesis de Buenos Aires, titulados “Estudios sobre el caso Grassi” y firmados por el jurista Marcelo Sancinetti.

Los investigadores franceses, que viajaron a Buenos Aires para entrevistar a los distintos protagonistas del caso, aseguran que Bergoglio buscó que estos textos pesaran en la decisión de la justicia.
“Entrevistamos al juez Máiquez, quien fue quien juzgó al padre Grassi en una de esas apelaciones. Fue él quien nos dijo claramente haber recibido ese documento que es una contrainvestigación pedida por la Iglesia argentina para el caso Grassi. El juez Máiquez recibió ese documento antes de la apelación del padre Grassi”, recalca Rouget.
La investigación periodística, desarrollada en un libro publicado este miércoles (“Eglise, la mécanique du silence, ed. JC Lattès)”[Iglesia, la mecánica del silencio] fue realizada en conjunto con “Cash Investigation”, un programa de la televisión pública de Francia.
La emisión desliza que Bergoglio “habría intentado inocentar a un sacerdote juzgado por pedofilia”, Julio César Grassi.
La presentadora de la emisión, Elise Lucet, fue al Vaticano y, durante una audiencia general en la Plaza San Pedro, le preguntó directamente al Papa: “En el caso Grassi, ¿trató usted de influenciar a la justicia argentina?”. Con gesto de sorpresa, Bergoglio frunció la nariz y respondió: “Para nada”. 

 

El equipo de France 2 precisó que antes del viaje, sus pedidos de entrevista con Bergoglio quedaron sin respuestas durante 8 meses.


 

1 comentario:

  1. De casualidad ese tal "Padre" Grassi es pariente del amigo de Bergoglio, Grassi? El que fue con su "novio" a visitar a Bergoglio en la embajada del Vaticano en Washington??

    ResponderEliminar