Por sus llagas hemos sido sanados ♰♰♰

viernes, 21 de febrero de 2020

Santa Margarita de Cortona: Ejemplo de contrición y penitencia

 
 Patrona:  contra la tentación sexual

24. Y los que son de Cristo tienen crucificada su propia carne con los vicios y las pasiones.
25. Si vivimos por el Espíritu de Dios, procedamos también según el mismo Espíritu. Gálatas 5 - Biblia Torres Amat 1825



Santa Margarita de Cortona es otra santa católica  cuyo testimonio de vida son un juicio contra las herejías de Bergoglio contenidas en Amoris Laetitia.




Margarita se escapó con un joven rico. Margarita se esforzó por convencerlo para que se casara con ella pero fue en vano. Vivió en concubinato durante nueve años y durante ese tiempo le dio un hijo. Su relación inmoral causó un gran escándalo, y un día, el hombre tomó a su perro y se fue a montar. Cuando no regresó, Margarita se puso ansiosa. Después de un tiempo, su perro regresó y la llevó a un bosque. Allí Margarita encontró el cuerpo muerto de su amante, ella lo tomó como una señal de Dios para enmendar su vida. En estas circunstancias pensó para sí misma:"¿Me pasará a mí algo parecido por mis pecados? ¿Será éste mi fin desgraciado?. Estalla en llanto por la tristeza de ver muerto a aquel hombre y por los terribles remordimientos que atormentan su propia conciencia. Pero recuerda que el Padre Celestial tiene siempre abiertos sus brazos bondadosos para recibir a todos los hijos pródigos que quieren volver a su divina amistad, y que Jesucristo nunca rechaza a las Magdalenas que quieran arrepentirse y cambiar de comportamiento, y con todas las energías de su alma se propone darle un vuelco total a su vida. Bien sabe que mientras vivamos en esta tierra nunca es tarde para convertirse y lograr salvarse.


Luego Margarita viajó a Cortona, donde vivió una vida de oración y penitencia cerca de los frailes franciscanos. Se dedicó a cuidar a los enfermos, vivir de limosnas, comer y dormir poco, y finalmente tomó el hábito de la tercera orden de San Francisco. Ella envió a su hijo a la escuela en Arezzo, donde más tarde ingresó a la Orden Franciscana.
 
También es llamada la penitente de Cortona Margarita ya que fue al pueblo y a los campos donde había dado malos ejemplos viviendo en concubinato, y fue a vestida de penitencia y pidiendo perdón a los vecinos por todos los escándalos que les había dado con su vida pecaminosa de otros tiempos.
Un día tuvo el coraje de volver a su ciudad natal Laviano, y en la iglesia durante una misa  pide a la población por el perdón de los malos ejemplos por los  errores de su juventud.
Durante los veintinueve años que vivió como penitente, Margarita a menudo hablaba con Dios.

Crucifijo de madera que habló con Santa Margarita de Cortona del siglo XII



Nuestro Señor empieza a hablarle en visiones, y así esta santa llega a ser una de las precursoras de la devoción al Sagrado Corazón. Recordemos algunos de los mensajes que Jesús le dio:

"Quiero que tu conversión sea un ejemplo para muchos pecadores, para que se sientan animados también a dejar la vida de pecado que han llevado, y a emprender desde ahora en adelante una vida llena de buenas obras. Deseo que todos los pecadores de todos los siglos recuerden que estoy dispuesto a recibirlos con los brazos abiertos como el padre recibió al hijo pródigo".
Cuando le asaltan las angustias al pensar si Jesucristo le habrá perdonado todas sus maldades, oye la voz de Nuestro Señor que le dice: "Porque he muerto en la cruz por salvarte, por eso te perdono todas tus culpas, sin dejar ninguna que no quede perdonada".
Otro día le dice Nuestro Señor: "Glorifícame, y Yo te glorificaré. Ámame, ámame y Yo te amaré. Dedícate a buscar lo que más te convenga para tu salvación".
En sus últimos años Margarita recibió de Dios el don de obrar milagros.

Un resultado de su dedicación a los enfermos es la Cofradía de Nuestra Señora de la Misericordia, que ella fundó. Margarita continuó predicando contra los vicios de todo tipo y muchos, a través de ella, volvieron a los sacramentos. También mostró un amor extraordinario por los misterios de la Eucaristía y la Pasión de Jesucristo. Divinamente advertida del día y la hora de su muerte, murió el 22 de febrero de 1297, después de haber pasado veintinueve años realizando actos de penitencia.

Murió a los cincuenta años y fue proclamada santa de inmediato. La gente de Cortona construyó una iglesia en su honor, donde se encuentran sus restos. Fue oficialmente canonizada en 1728.


Laviano - Iglesia del arrepentimiento: fue construida en 1700 junto a un antiguo roble , donde Margarita encontró el cuerpo de su amante.


Oración a Santa Margarita de Cortona
¡Oh Dios, que misericordiosamente sacaste a tu sierva Margarita de Cortona del camino de la perdición, conduciéndola por el sendero de la salvación eterna!, concédenos por tu misma infinita misericordia que, pues no tuvimos vergüenza de imitarla en sus desaciertos, tengamos la gloria de seguirla en su penitencia. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén
 
La santidad es un camino empinado y cuesta arriba hacia la montaña que es Dios, que requiere sacrificios y negaciones, autocontrol y dominio propio,  pero es la única manera de llegar a la transfiguración de sí mismo en hijos de Dios. Su figura ha quedado plasmada como una estrella cuya luz sigue siendo esperanza aun después de haber pasado mas 7 siglos  para todos los hombres y mujeres que anhelan vivir en santidad, dejando atrás los errores del pasado superando los obstáculos del ayer y viviendo una vida nueva, dejándose trasformar en hombres y mujeres nuevos ,  como criaturas nuevas, viviendo como   verdaderos hijos de Dios .
 

Oración:
Padre Celestial, tu no quiero la muerte del pecador, sino que se convierta y viva. así como llamaste por tu  misericordia a tu sierva Margarita de Cortona del camino de la condenación a la ruta de la salvación, haz que te sirvamos con un corazón puro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sagrado Corazón de Jesús: poderoso escudo contra pandemias y epidemias

  El Sagrado Corazón detuvo la peste bubónica en Marsella, Francia, 1720   Gaudium Press (Portugués)   En un momento de pand...