🖤 Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío ♰♰♰

miércoles, 8 de agosto de 2018

Santo Domingo de Guzmán combatió las herejías Valdenses y Albigenses que Bergoglio promueve

 
 
Fundador de los Dominicos (Orden de Predicadores).
Recibió de la Virgen el Santo Rosario.
Contemporáneo de San Francisco.
 

En 1220 la herejía de los cataros y albigenses se había extendido por Italia. El Papa Honorio pone a Domingo a cargo de una gran misión.   
Fiesta: 8 de agosto


 
 
Nació en Caleruega (España), alrededor del año 1170. Estudió teología en Palencia y fue nombrado canónigo de la Iglesia de Osma. Con su predicación y con su vida ejemplar, combatió con éxito la herejía albigense y valdenses. 
Al pasar por Francia, Flandes, Renania e Inglaterra, Domingo quedó preocupado al constatar la extensión de las grandes herejías, los cátaros, valdenses y otras herejías procedentes del maniqueísmo oriental. Estos negaban muchos dogmas de la fe católica, incluso la Redención por la Cruz de Cristo y los Sacramentos. Con los compañeros que se le adhirieron en esta empresa, fundó la Orden de Predicadores. Murió en Bolonia el día 6 de agosto del año 1221.
Comprendiendo la necesidad de instruir a aquellas gentes que caían en las herejías, determinó fundar la Orden de predicadores, dispuestos a recorrer pueblos y ciudades para llevar a todas partes la luz del Evangelio. Funda centros de apostolado en todo el sur de Francia. Pero, reconociendo que para combatir las herejías era necesario una buena formación teológica, busca un doctor en teología que instruyera a la comunidad. Más tarde, uno de sus discípulos en la orden sería la lumbrera más grande que haya tenido la iglesia universal: Santo Tomás de Aquino.(Corazones.org)
 
Más sobre los amigos de Francisco Los valdenses rechazan la veneración a la Santísima Virgen y a las imágenes. Niegan la presencia eucarística. Para ellos no hay purgatorio ni intercesión de los santos. Niegan la veneración a la Cruz y a las reliquias, la contrición final, la Misa por los difuntos. Son contra las indulgencias, el bautismo de niños, la confesión auricular....Del punto de vista moral, hay discrepancias entre varias orientaciones valdenses, pero de alguna u otra forma, a fin de cuentas, se aprueba, se comprende o se tolera el aborto, el homosexualismo, la eutanasia, etc.
Aquí vemos como Bergoglio no profesa la fe católica sino que se rebela contra los Santos de la Iglesia católica y se rebela contra Dios apoyando a los herejes y sus herejías.


El papa Inocencio III afirmó que estos herejes Albigenses eran más peligrosos que los sarracenos. Herejía que fue condenada por varios concilios. Fue condenado el catarismo por el Concilio IV de Letrán.
Los Cátaros o Albigenses
Los cátaros habían infectado a Europa con su doctrina herética y anticristiana. Odiaba a la Iglesia Católica, saqueaban los  templos, cometían sacrilegios, asesinaba a los  clérigos y fieles. Atacaban el sacramento del matrimonio. Se adueñaban de los Templos católicos, saqueaban monasterios e insultaban a los frailes.

Bergoglio desprecia el rezo del Santo Rosario.





Nuestra Señora se apareció a Santo Domingo y lo invitó a predicar el Santo Rosario, como un medio para erradicar la herejía y el pecado y la Santísima Madre prometió la victoria sobre la herejía cátara si él sigue sus instrucciones.
  “Predica mi salterio”, dijo ella,  “si quieres alcanzar a estas almas endurecidas y conquistarlas para Dios”.

La Virgen María entregó el Rosario a Santo Domingo de Guzmán como arma espiritual contra la herejía de los albigenses

"Estos terrenos no producirán frutos de conversión sino reciben abundante lluvia de oración".
 
El Rosario por San Alfonso de Liguori:
La devoción al santo rosario fue revelada a santo Domingo por la Madre de Dios cuando, afligido el santo y lamentándose con nuestra Señora del gran daño que hacían a la Iglesia los herejes albigenses, le dijo la Virgen: "Esta tierra será siempre estéril si no le cae la lluvia". Entendió santo Domingo que esta lluvia era la devoción del rosario que él debía propagar. El santo lo predicó por todas partes. De hecho, esta devoción fue abrazada por todos los católicos, de manera que no hay otra que más practiquen los cristianos de todas las clases sociales como ésta del santo rosario. ¿Qué no han intentado los herejes modernos, Calvino, Bucero y otros, para desacreditar la devoción del rosario? Pero es notorio el gran fruto que ha traído a la tierra esta nobilísima devoción. ¡Cuántos por medio de él se han librado de los pecados! ¡Cuántos han llegado a tener vida santa! ¡Cuántos han logrado una buena muerte y se han salvado! Hay muchos libros que tratan de esto.
 
Basta saber que esta devoción ha sido aprobada por la santa Iglesia y los sumos pontífices la han enriquecido con indulgencias. Para ganarlas es menester que mientras se reza se mediten los misterios correspondientes. Si alguno no los supiera, bastará con que medite algún paso de la vida o de la pasión del Señor. Es necesario también rezar el rosario con devoción. Dijo la Virgen a la beata Eulalia que le agradaba más una parte rezada con pausa y devoción, que los quince misterios con precipitación y sin fervor. Por eso está muy bien rezarlo de rodillas y ante alguna imagen de María, y al principio hacer un acto de amor a Jesús y María pidiéndoles alguna gracia. Y es mejor rezarlo acompañado de otros que solo.

Santo Domingo Guzmán combatió la herejía albigense con el Rezo del Santo Rosario


La familia de Sto Domingo Guzmán también se santificó su madre es  La Beata Juana de Azad, su Padre El venerable D. Félix de Guzmán, sus hermano el Beato Manés de Guzmán y Aza, su hermano El venerable D. Antonio de Guzmán y Aza
Algunos santos del ramillete Dominico son: Santa Catalina de Siena,Santa Catalina de Ricci, Santo Tomás de Aquino, Santa Rosa de Lima, , San Martín de Porres, San Juan Macías, San Vicente Ferrer , El Papa San Pio V, Santa Inés de Montepulciano , y el joven seglar Pier Giorgio Frassati  OP Dominicano Terciario, etc.


A los 24 años de edad, Domingo fue llamado por el obispo de Osma para ser canónigo de la catedral. A los 25 años fue ordenado sacerdote.

                              Oración a Santo Domingo
Traducción interna
 

Oh glorioso Santo Domingo, tú que eres un modelo de la mortificación y la pureza, dominando el cuerpo con ayunos y con vigilias, y manteniendo intacta el lirio de tu virginidad, obtén para nosotros la gracia de practicar la penitencia con un corazón generoso y para mantener sin mancha la pureza de nuestros cuerpos y nuestros corazones.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.
 
Oh gran santo, que, inflamado de amor divino, encontraste deleite en la oración y la unión íntima con Dios, obtén para nosotros la gracia de ser fieles en nuestras oraciones diarias, a amar a nuestro Señor ardientemente, y observar sus Mandamientos cada vez con mayor fidelidad.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.
 
Oh glorioso Santo Domingo, lleno de celo por la salvación de las almas, tú que predicaste el Evangelio a tiempo y a destiempo y estableciste la Orden de los Frailes Predicadores para trabajar por la conversión de los herejes y pobres pecadores, ora tú a Dios por nosotros, para que nos conceda amar a todos nuestros hermanos y sinceramente cooperar siempre con nuestras oraciones y buenas obras, en su santificación y la salvación eterna. 

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

V. Ruega por nosotros, Santo Domingo,
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo.
 
Oremos:
Concede, te suplicamos, Dios omnipotente, que nosotros los que estamos agobiados por el peso de nuestros pecados seamos levantados por el patrocinio de Santo Domingo tu confesor. Por Cristo nuestro Señor. Amén
 
(Indulgencia de 300 días una vez al día)
 
 

“Con esta arma le he quitado muchas almas al diablo”.
San Juan María Vianney

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Bergoglio nombró obispo del Vaticano a un homosexual Activista Gay que afirma que Jesús no 'estableció reglas'

 Religión  la Voz Libre : Bergoglio nombró a un nuevo obispo del Vaticano que afirma que Jesús no 'estableció reglas' y que se...