Por sus llagas hemos sido sanados ♰♰♰

martes, 24 de marzo de 2020

Oración de protección al Arcángel Gabriel contra las herejías y las fuerzas del Mal

 


"Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios"
Lucas 19:19
 
Oración al Arcángel Gabriel :
Ángel de la humanidad, confiable mensajero de Dios, abre nuestros oídos a las advertencias y a las sutiles llamadas del amantísimo Corazón de Jesús! Te rogamos que permanezcas siempre con nosotros , te pedimos nos ayudes a entender la Palabra de Dios correctamente, para poder seguir, obedecer y cumplir lo que Dios quiere de nosotros! Custodia nuestra pureza y Ayúdanos a mantenernos alertas para cuando el Señor venga para llevarnos no nos encuentre dormidos! Amen.



Oración pidiendo la poderosa protección del mensajero angelical de nuestra Redención

¡Toda la raza humana está en deuda contigo, oh Gabriel! y, en este día, nos gustaría rendirte el honor y la gratitud que te debemos. Te conmovió la santa compasión cuando viste las miserias del mundo; porque toda la carne fue corrompida y el olvido de Dios aumentó con cada nueva generación de los hombres. Entonces el Altísimo te comisionó para traer las buenas nuevas de su salvación al mundo. ¡Qué hermosos son tus pasos, oh Príncipe de la corte celestial, a medida que desciendes en esta humilde esfera nuestra! ¡Cuán tierno y fraterno es tu amor por el hombre, cuya naturaleza, aunque tan inferior a la tuya, debía ser elevada, por el misterio de la Encarnación, para unirse con Dios mismo! ¡Con qué admirable respeto  te acercaste a la Virgen, que superó a todos los Ángeles en santidad!



¡Bendito mensajero de nuestra redención! a quien Dios selecciona como su Ministro cuando mostraría su poder, te suplicamos, que ofrezcas el homenaje de nuestra gratitud a Aquel que así lo envió. Ayúdanos a pagar la inmensa deuda que le debemos al Padre, que tanto amó al mundo, como para darle a su Hijo Unigénito (San Juan 3: 16.); al Hijo, que se vació, tomando la forma de un sirviente; y al Espíritu Santo, que descansaba sobre la Flor que surgió de la raíz de Jesé (Isaías 11:1).

¡Tú, oh Gabriel! que nos enseña el saludo con el que debemos saludar a María llena de gracia. Fuiste el primero en pronunciar estas palabras sublimes, que sacaste del cielo. Los hijos de la Iglesia ahora, día y noche, repiten estas palabras tuyas; ruega por nosotros para que podamos decirlos de tal manera que nuestra Santísima Madre nos encuentre dignos de su aceptación.

¡Ángel de la fuerza, amigo de la humanidad! no cedas en tu ministerio de ayudarnos. Estamos rodeados de terribles enemigos; nuestra debilidad los hace audaces: ven a ayudarnos, danos valor. Ruega por nosotros durante estos días de conversión y penitencia. Danos el conocimiento de todo lo que le debemos a Dios como consecuencia de ese inefable misterio de la Encarnación, del cual fuiste el primer testigo. Hemos olvidado nuestros deberes para con el Hombre-Dios, y lo hemos ofendido: ilumínanos, para que así, en adelante, podamos ser fieles a sus enseñanzas y ejemplos. Eleva nuestros pensamientos a la morada feliz donde habitas; ayúdanos a merecer los lugares que dejaron los ángeles caídos, porque Dios los ha reservado para sus elegidos entre los hombres.

Ora, oh Gabriel, por la Iglesia Militante, y defiéndela de los ataques del infierno. Los tiempos son malos; los espíritus de la malicia se desatan, ni podemos hacerles frente, excepto con la ayuda de Dios. Es por Sus santos ángeles que le da la victoria a su esposa -la Iglesia. ¡Sé tú, oh fortaleza de Dios! principal del rango. Haz retroceder la herejía, disminuye la discordia, frustra la falsa sabiduría de los hombres, frustra la política mundial, despierta de la apatía a los benevolentes; para que así, el Cristo a quien anunciaste, pueda reinar sobre la tierra que Él ha redimido, y que podamos cantar junto a ti y todo el coro angelical: ¡Gloria a Dios! Paz a los hombres!


El arcángel Gabriel le anuncia al Profeta Daniel la usurpación de un rey destructor que  hace que se suspenda el Sacrificio del altar e instala la abominación de la desolación en el Templo.

«Y al final de sus reinados repletos de crímenes, surgirá un rey insolente y embaucador. Aumentará su poder, será un destructor portentoso y triunfará en sus empresas; destruirá a poderosos y al pueblo de los santos.
Con su astucia hará triunfar la traición en sus obras, se envalentonará y con frialdad aniquilará a multitudes. Se sublevará contra el Príncipe de los príncipes, pero será destrozado sin intervención humana. La visión referida de las tardes y mañanas es verídica; mantenla en secreto, porque va para largo.»”
. Leer todo el capítulo 8  de Daniel


“Aún estaba rezando mi oración, cuando Gabriel, el personaje que yo había visto antes en la visión, se me acercó volando a la hora de la ofrenda de la tarde. Y al llegar, me dijo: «Daniel, he venido ahora para infundirte comprensión. Desde el comienzo de tu oración se ha pronunciado una palabra y yo he venido a comunicártela, porque eres un hombre apreciado. Entiende la palabra y comprende la visión: «Setenta semanas han sido fijadas a tu pueblo y a tu ciudad santa para poner fin al delito, sellar los pecados y expiar la culpa; para establecer la justicia eterna, sellar visión y profecía y consagrar el santo de los santos. Entérate y comprende: Desde que se dio la orden de reconstruir Jerusalén, hasta la llegada de un príncipe ungido, pasarán siete semanas y sesenta y dos semanas; y serán reconstruidos calles y fosos, aunque en tiempos difíciles.
            Pasadas las sesenta y dos semanas matarán al ungido sin culpa y un príncipe que vendrá con su ejército destruirá la ciudad y el santuario. Su fin será un cataclismo y hasta el final de la guerra durarán los desastres anunciados. Sellará una firme alianza con muchos durante una semana; y en media semana suprimirá el sacrificio y la ofrenda y pondrá sobre el ala del templo el ídolo abominable, hasta que la ruina decretada recaiga sobre el destructor.»” (Dan. 9, 21-27).

Temas relacionados

El heresiarca Bergoglio y sus cómplices han atacado la aparición de la Virgen en Lourdes al atacar el dogma de la Inmaculada Concepción

La santificación de San Juan el Bautista desde el vientre de su madre y el dogma de la Inmaculada concepción destruyen la herejía que profesa Bergoglio de que nadie nace santo ni siquiera la Virgen María



En un libro entrevista el Heresiarca Bergoglio dijo que la Santísima Virgen María fue: una “joven normal”, “una joven de hoy”, “abierta al casamiento y a tener familia” antes que el arcángel Gabriel la visitara".
La Presentación de la Santísima Virgen María en el Templo contradice las blasfemias heréticas proferidas por Bergoglio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Santa María Magdalena de Pazzi protectora contra las tentaciones sexuales

      Martirologio Romano: Santa María Magdalena de Pazzi, virgen de la Orden de Carmelitas, que en la ciudad de Florencia, en la ...