jueves, 26 de mayo de 2016

Letanía de reparación a Jesús en la Eucaristía




Señor, Ten piedad de nosotros.
Cristo, Ten piedad de nosotros.
Señor, Ten piedad de nosotros.
Cristo, Óyenos.
Cristo, Benignamente óyenos.
  

Dios Padre Celestial,
Ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo,

Ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo

Ten piedad de nosotros.
Santa Trinidad, un solo Dios,
Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, ofrecida por la salvación de los pecadores,

Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, anonadada en el altar para nosotros y por nosotros,

Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, despreciada por los cristianos tibios,

Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, signo de contradicción,

Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, entregada a los judíos y herejes,

Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, insultada por los blasfemos,

Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, Pan de los ángeles, dado a los animales,

Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, tirada en el lodo y pisoteada,

Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, deshonrada por los sacerdotes infieles,

Ten piedad de nosotros.
Sagrada Hostia, olvidada y abandonada en tus iglesias.

Ten piedad de nosotros.
 

Ten misericordia de nosotros,
Perdónanos, oh Señor.
Ten misericordia de nosotros,
 
Escúchanos, oh Señor. 

  

Para el indignante desprecio  de este más maravilloso Sacramento,
Te ofrecemos nuestra reparación.
Por tu extrema humillación en tu admirable Sacramento, 
Te ofrecemos nuestra reparación.
Por todas las comuniones indignas,
Te ofrecemos nuestra reparación.
Por las irreverencias de los malos cristianos, 

Te ofrecemos nuestra reparación.
Por las profanaciones  de tus santuarios,
Te ofrecemos nuestra reparación.
Por los sagrados copones deshonrados y llevados a la fuerza,

Te ofrecemos nuestra reparación.
Por las continuas blasfemias de los hombres impíos,

Te ofrecemos nuestra reparación.
Por la obstinación  y la traición de los herejes,

Te ofrecemos nuestra reparación.
Por las conversaciones indignas en tus santos templos,

Te ofrecemos nuestra reparación.
Por los profanadores de tus iglesias, a las que han profanado con sus sacrilegios,

Te ofrecemos nuestra reparación.
Para que plazca aumentar en todos los cristianos la reverencia debida a este adorable Misterio,
Te suplicamos, óyenos.
Para que te plazca manifestar el Sacramento de tu amor a los herejes,

Te suplicamos, óyenos.
Que te plazca concédenos la gracia de expiar su odio con nuestro amor ardiente por Ti.
Te suplicamos, óyenos.
Para que te plazca que los insultos de aquellos que te ultrajan sean más bien dirigidos hacia nosotros,

Te suplicamos, óyenos.
Para que te plazca misericordiosamente recibir esta nuestra humilde reparación,Te suplicamos, óyenos.
Para que te plazca hacer nuestra adoración aceptable a Ti,

Te suplicamos, óyenos.  
Hostia Pura, Escucha nuestra oración.
Hostia Santa, Escucha nuestra oración.
Hostia Inmaculada,
Escucha nuestra oración.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Perdónanos, oh Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Benignamente óyenos, oh Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Ten misericordia de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
V. Mira, oh Señor, nuestra aflicción,
R. Y da gloria a tu Santo Nombre.
Oremos

Señor Jesucristo, que te dignas permanecer con nosotros en tu maravilloso Sacramento hasta el final del mundo, con el fin de darle a tu Padre, por la memoria de tu pasión, gloria eterna, y para darnos a nosotros el Pan de vida eterna: concédenos la gracia de llorar, con un corazón lleno de dolor, por las injurias que Tú has recibido en este Misterio adorable, y por los muchos sacrilegios que son cometidos por  los impíos, los herejes y los malos católicos.
Inflámanos con un deseo ardiente de reparar todos estos insultos a los que, en tu infinita misericordia, has preferido exponerte antes que privarnos de tu Presencia en nuestros altares. Tú, que con Dios Padre y el Espíritu Santo vives y reinas, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén
 †††

"Pruébese el hombre a sí mismo. Sed vuestros propios jueces; examinad cuidadosamente cuál es vuestra vida: escudriñad vuestra conciencia, y después id a recibir aquel precioso don, esto es, el cuerpo del Salvador: porque el que le come y bebe indignamente, bebe y come su juicio. No solamente no conseguiréis la salud, sino que castigará Dios vuestra insolencia y la injuria que había hecho a Jesucristo. (Teodoreto, Ep. 1, Cor. c. 11, sent. 9, Tric. T. 8, p. 263.)"
†††


¡Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo! ¡Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan, no te aman! (Tres veces).

Corpus Christ

Oración enriquecida con indulgencia plenaria (Papa Pío XI, 21 de febrero de 1923):
Oh Cristo Jesús, yo os reconozco como Rey universal. Todo cuanto existe ha sido creado por Vos. Ejerced sobre mí todos vuestros derechos.
Renuevo las promesas del bautismo renunciando a Satanás, a sus pompas y a sus obras, y prometo vivir como buen cristiano. Y muy particularmente me comprometo a hacer triunfar, según mis fuerzas, los derechos de Dios y de vuestra Iglesia.
Corazón divino de Jesús, yo os ofrezco mis pobres acciones para lograr que todos los corazones reconozcan vuestra sagrada Realeza y que así se establezca en el mundo el reino de vuestra paz. Así sea. (Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria) 



†††

Acto de Ofrecimiento a la Santísima Trinidad
¡Oh beatísima Trinidad!, os doy palabra de procurar con todo esfuerzo y empeño salvar mi alma, ya que la creasteis a vuestra imagen y semejanza y para el cielo. Y también por amor vuestro procuraré salvar las almas de mis prójimos.
Para salvar mi alma y daros gloria y alabanza, sé que he de guardar la divina ley. Os doy palabra de guardarla como la niña de mis ojos, y también procuraré que los demás la guarden.
Aquí, en la tierra, me ejercitaré en alabaros, y espero que después lo haré con más perfección en el cielo; y por esto, con frecuencia rezaré el Trisagio y el verso: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, Y también procuraré que los demás os alaben. Amén.
V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo.
R. Alabémosle y ensalcémosle en todos los siglos.
Omnipotente y sempiterno Dios, que concediste a tus siervos el conocer la gloria de tu eterna Trinidad en la confesión de la verdadera fe y el adorar la Unidad en tu augusta Majestad; Te rogamos, Señor, que por la fuerza de esa misma fe nos veamos siempre libres de todas las adversidades. Por Cristo, Señor nuestro. Amén. 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario