Por sus llagas hemos sido sanados ♰♰♰

lunes, 6 de enero de 2020

La Adoración de los Reyes Magos desenmascara a los herejes que se niegan a reconocer a Jesús como Rey, Como Dios y como Redentor

 
 
 
Esta fiesta nos enseña la doble naturaleza de Jesucristo es decir la Encarnacion del Hijo de Dios que vino a redimirnos del Pecado.

Hoy reconocemos la realeza de Jesucristo con el oro como nuestro Rey que nos gobierna, con el incienso como nuestro Dios y con la Mirra como nuestro Redentor.

San Gregorio Magno nos enseña   que al adorar a Jesucristo nosotros también podemos ofrecerle a Oro, Incienso  y Mirra. “Ofreceremos, pues, oro a este nuevo Rey, si resplandecemos delante de él con la luz de la sabiduría; el incienso, si por medio de la oración con nuestras oraciones exhalamos en su presencia olor fragante; y mirra si con la abstinencia mortificamos los apetitos de la sensualidad”. 
San Agustín, in sermonibus de Epiphania




“Se le ofrece el oro como a un gran rey, se quema el incienso en su presencia como delante de Dios, y se le ofrece la mirra como a aquél que había de morir por la salvación de todos.” 

Remigio
“Debe notarse que cada uno de los tres no presenta por sí separadamente uno de los tres dones, sino que cada uno ofrece los tres, predicando así al rey, al hombre y a Dios.”


 
 “cayendo de rodillas, lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra” (Mt 2,11).
 
Sucede lo contrario con los herejes.



 

San Agustín, in sermonibus de Epiphania. Así como los magos desean un Redentor, Herodes teme un sucesor. Esto es lo que significan aquellas palabras: "Y el Rey Herodes, cuando lo oyó, se turbó".

San Gregorio Magno: ¿Quiénes están representados en la persona de Herodes sino los hipócritas, los cuales, pareciendo que sus obras buscan al Señor, nunca merecen hallarlo?
Los Magos ofrecen oro, incienso y mirra; el oro conviene al rey, el incienso se ponía en los sacrificios ofrecidos a Dios; con la mirra eran embalsamados los cuerpos de los difuntos. Por consiguiente, con sus ofrendas místicas predican los Magos al que adoran: con el oro, como rey; con el incienso, como Dios, y con la mirra, como hombre mortal.
Hay algunos herejes que creen en Jesús como Dios, pero niegan su reino universal; éstos le ofrecen incienso, pero no quieren ofrecerle también el oro. Hay otros que le consideran como rey, pero no lo reconocen como Dios: éstos le ofrecen el oro y rehúsan ofrecerle el incienso. Y hay algunos que lo confiesan como Dios y como rey, pero niegan que tomase carne mortal: éstos le ofrecen incienso y oro, y rehúsan ofrecerle la mirra de la mortalidad.
Ofrezcamos nosotros al Señor recién nacido oro, confesando que reina en todas partes; ofrezcámosle incienso, creyendo que Aquel que se dignó aparecer en el templo era Dios antes de todos los siglos; ofrezcámosle mirra, confesando que Aquel de quien creemos que fue impasible en su divinidad, fue mortal por haber tomado nuestra carne.


 



 
 
San Agustín: Todos los errores de los herejes acerca de Cristo se pueden reducir a tres clases: los concernientes a su divinidad, a su humanidad, o a ambas a la vez ( Sobre las hereitas. 8).


Los santos padres han visto en la adoración que hicieron los Reyes Magos la aceptación de la divinidad de Jesucristo por parte de los pueblos paganos.

Oh Dios, que por una estrella guiaste  a los magos a la adoración de tu Hijo Jesucristo os rogamos que conduzcas a ti mismo a los sabios y los grandes  de toda la tierra para que toda rodilla se doble ante tu  Santísima Trinidad , y lleva cautivo a cada pensamiento.  Por Jesucristo nuestro Señor. Amén
 

“Vieron al Niño con María y, postrados, le adoraron”

(Mt. 2, 11).

“Vieron al Niño con María y, postrados, le adoraron” (Mt. 2, 11). 
 
La Tradición de la Iglesia los venera como Santos. Un antiguo comentarista del Evangelio de San Marcos y entre las obras de San Juan Crisóstomo dice que después de que fueron bautizados en Persia por el apóstol Santo Tomás, se convirtieron en evangelizadores. Se dice que sus cuerpos  fueron trasladado a Constantinopla después de los primeros emperadores cristianos, de allí fueron llevados a Milán donde el lugar en el que fueron depositados todavía se muestra en la iglesia de los dominicos de aquella ciudad. El emperador Federico Barbarroja habiendo tomado Milán, causó  que fueran trasladados  a Colonia, en Alemania, en el siglo XII. La catedral de Colonia contiene   los restos de los Santos Reyes Magos.
Pseudo-Crisóstomo, opus imperfectum super Matthaeum, hom. 2
“Si los magos hubieran buscado al Salvador como a un rey terrenal, una vez que lo hubieran encontrado no lo habrían dejado jamás. Pero no fue así, sino que lo adoraron y se volvieron. Después de haber vuelto a su país, se mostraron más fieles a Dios que antes, y con su predicación convirtieron a muchos. Más tarde, cuando Tomás llegó a aquellas regiones, se unieron a él, y después de bautizados fueron sus compañeros en la predicación del Evangelio.”


Sus nombres están en el  Martirologio menciona a San Gaspar el primero de Enero, San Melchor el día seis y San Baltasar el once (Acta SS., I, 8, 323, 664).


“A estos ciegos paganos Dios les anunció con mucha anticipación el Nacimiento del Salvador....Me impresionó que pasaran su día de fiesta al sábado, mientras antes celebraban el viernes.” Ana Catalina Emmerich

La mística  Ana Catalina Emmerick  dice que después de esta revelación divina ellos dejaron sus costumbres paganas y empezaron a adorar a Dios y ofrecieron sus reinos y sus pueblos al Dios verdadero.
Ella nos dice que  eran  tres reyes pero llegaron en  caravanas acompañados de 200 personas.


Isaías 60:6
Te verás cubierta de caravanas de camellos que vienen de Madián y de Efá; vendrán todos los de Sabá, cargados de oro y de incienso, y proclamarán las acciones gloriosas del Señor.


La Mística Sor María de Jesús de Ágreda también describe que los  Reyes Magos por medio de la anticipada revelación divina del nacimiento del redentor les infundió  el deseo de buscarlo y adorarlo y luego de su encuentro dedicaron sus vidas y reinos al Dios Verdadero. “Ellos se tornaron apóstoles del Redentor y su celo encontró poderoso auxiliar en la reliquia que habían llevado y que habían colocado en un relicario de oro y de piedras preciosas. De este relicario salía un perfume tan penetrante que se sentía casi a una legua de distancia, pero solamente para aquellos que tenían Fe.”



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

💕San Valentín arriesgaba su vida para unir en Santo Matrimonio a las parejas cristianas enamoradas 💑

La Tradición nos  cuenta que durante la persecución de los cristianos San Valentín arriesgo su vida para unir en matrimonio a muchos ...